España, 26-09-2016

Un partido de la oposición ecuatoguineana (CPDS) denuncia que varios militantes de este grupo fueron maltratados por la Policía de Obiang en el aeropuerto de Malabo

Mi Columna
eugenio-pordomingoEugenio Pordomingo (8/5/2005)
Según un comunicado de la agencia Euoppa Press, fechado el día 8 de mayo, “la policía guineana retiene y agrede a trece jóvenes de la oposición cuando trataban de volar a Madrid”. La noticia llegó a la agencia a través del partido CPDS (Convergencia Para la Democracia Social). Al parecer, estos jóvenes tenían la intención de volar hasta Madrid, donde iban a asistir a un seminario organizado por la Fundación Pablo Iglesias.

El grupo -según la agencia-  fue apaleado en el aeropuerto de Malabo cuando se disponían a viajar con destino a Madrid. La información llegó a la redacción de la agencia a través del secretario general de esta formación, Plácido Micó. La policía -según Micó– les ha acusado de “viajar a España para recibir instrucción militar”.

El CPDS cuenta en la actualidad con dos escaños en el Parlamento de Guinea Ecuatorial (Cámara de Representantes del Pueblo), que fueron “negociados” desde Madrid en una rocambolesca operación, mientras Plácido Micó estaba en la cárcel acusado de intento de golpe de Estado.

Micó se cae de un guindo o nueva estrategia del Gobierno socialista
Según el comunicado de Europa Press, “el secretario general del partido puntualizó que no podrán tomar acciones legales contra la Policía, dado que Guinea Ecuatorial es una dictadura y no tienen ningún tipo de mecanismo para emprender cualquier medida legal”. Micó añadió que “todo está corrupto en este país y sólo podemos denunciarlo públicamente”.

Lo cierto es que con la cantidad de graves sucesos de muertes y torturas (denunciados por Amnistía Internacional y Parlamento Europeo), llama la atención que, ahora, estas noticias lleguen a España y cuenten con la cobertura del Gobierno de Zapatero. ¿Es que acaso nuestro Gobierno no ha tenido noticias de la vergüenza del “macro juicio” de hace más de dos años en el cine Marfil de Malabo? ¿Por qué no presentó el ministerio de Asuntos Exteriores un amplio informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Guinea Ecuatorial en la 61ª  Comisión de la ONU reunida en Ginebra el mes pasado? ¿Por qué nuestro Gobierno no votó en contra de Guinea Ecuatorial, sino que se abstuvo, en esa misma Comisión? ¿Por qué el señor Moratinos ha donado al Gobierno de Teodoro  Obiang, 27 millones de Euros?

Todas estas cuestiones y otras muchas, como el asunto de Severo Moto, pueden estar dentro de la actual estrategia del Gobierno español. Una operación, entre otras cosas, encaminada a “eliminar” al resto de los grupos opositores y dar prioridad al CPDS, olvidando que debe ser el pueblo ecuatoguineano quien decida en libertad quién o quiénes serán los que sustituyan a Obiang en la gobernabilidad del país.

¿Acaso desconoce nuestro Gobierno lo que opina el pueblo ecuatoguineano acerca de la postura del CPFS en “su” apoyo al Gobierno de Obiang? Desgraciadamente, no se puede llamar de otra manera, a su permanencia en la Cámara de Representantes, haciendo de comparsas de la dictadura.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826