España, 28-09-2016

Al cabo de tres años, el Gobierno otorga la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo al GEO que murió en Leganés

el-cadaver-del-geo-torronterasEspaña
Eugenio Gracián (27/2/2007)
El GEO Torronteras falleció en el piso donde, supuestamente, se inmolaron varios presuntos terroristas del 11-M.

El día  3 de abril de 2004 el subinspector del Cuerpo Nacional de Policía, Francisco Javier Torronteras, adscrito a los GEO (Grupo Especial de Operaciones), moría al estallar la carga explosiva  con la que se inmolaron varios supuestos terroristas del 11-M que se encontraban en un piso en el barrio de Leganés (Madrid).

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, hacía entrega el lunes día 26, en el cuartel de los GEO en Guadalajara,  de la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, a título póstumo, a Torronteras. La condecoración, aprobada por el Consejo de Ministros el 1 de diciembre de 2006, fue recogida por la viuda del policía. En el acto estuvieron presentes el presidente de la  Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el ministro  del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Nada más llegar al gobierno, el entonces ministro de Interior José Antonio Alonso (ahora en Defensa) manifestó que en cuarenta y ocho horas aclararían todo lo relacionado con esta muerte. Pues ni cuarenta y ocho horas ni tres años. A estas alturas, todavía no sabemos con certeza qué es lo que aconteció en el piso sito en el barrio de Leganés de Madrid; ni cómo murió Francisco Javier Torronteras; ni por qué se le enterró a toda prisa sin esperar tan siquiera a que se cumpliese el plazo legal.

Lo que más llama la atención en la muerte de este policía es que, al parecer, no se le hizo en su momento la autopsia. Incluso se albergan dudas sobre si su cadáver es el que está oficialmente enterrado.

Como recordarán nuestros lectores, la tumba del GEO fue profanada el lunes 19 de abril de 2004, en el cementerio Sur. Allí, unos desconocidos sacaron su cadáver del nicho donde se encontraba y lo trasladaron cientos de metros (700), donde le prendieron fuego. Hasta ahora no se ha sabido más de este macabro asunto. Sobre ese cadáver, totalmente calcinado, después, si se hizo la autopsia, no antes.

El entonces ministro de Interior, José Antonio Alonso, reprobó la “brutal profanación” y expresó su “más sincera solidaridad y apoyo” a los familiares de Torronteras, a la vez que se comprometió a que, a la mayor brevedad, se tendrían noticias sobre esa brutalidad.

Han pasado casi tres años y hasta ahora no se sabe mucho más… Sólo que le han concedido la Medalla de Oro al  Mérito en el Trabajo.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826