España, 15-12-2017

A pesar de que el Supremo condenó a la cárcel a “Los Alberto” por engañar a varios socios en la venta de la compañía “Urbanor”, el Tribunal Constitucional revoca esa sentencia

espacioseuropeos.com (21/2/2008)
Un síntoma más de la situación real en la que se encuentra España, nos la ofrece la decisión que ha adoptado el Tribunal Constitucional en el caso de “Los Alberto”, Alberto Cortina y Alberto Alcocer. Los dos estaban condenados en firme por el Tribunal Supremo por engañar a varios socios en la venta de la compañía “Urbanor”.

Ahora, el Tribunal Constitucional ha considerado el recurso de amparo que los dos primos interpusieron contra la condena a tres años y cuatro meses de prisión, que les impuso el Tribunal Supremo.

La condena lo fue por engañar a sus socios en la venta de los terrenos de las famosas “Torres KIO”. Asimismo, la sentencia les condenaba a indemnizar a los afectados con 36 millones de euros más los intereses legales. Pero, ahora, el Tribunal Constitucional (Sala Segunda) exonera a Alberto Cortina y Alberto Alcocer de la acusación de estafa y falsedad en documento mercantil.

El Tribunal Constitucional ha insistido en la prescripción de los delitos contraria a la establecida por la Sala Penal del Tribunal Supremo, motivo por el que los dos tribunales vienen manteniendo un enfrentamiento desde hace varios años.

Hay que recordar que el Tribunal Supremo condenó en 2003 a “Los Albertos”, a pesar de que habían sido absueltos por la Audiencia Provincial de Madrid, ya que consideraba que el delito que habían cometido había prescrito.

Tan sólo un miembro de la Sala Segunda, el magistrado Ramón Rodríguez Arribas, ha emitido su voto en contra, el cual alerta de que esta doctrina del ribunal Constitucional fomenta la impunidad de las infracciones penales. Según Rodríguez Arribas, la sentencia del Tribunal Constitucional “ha invadido funciones interpretativas que corresponden a la jurisdicción ordinaria”; asimismo, el magistrado tampoco comparte el análisis específico que se hace respecto de las circunstancias que concurren sobre la discutida prescripción.

Para este magistrado, de generalizarse esta doctrina, podría resentirse el sistema judicial y convertirse una garantía a favor del reo en instrumento, o al menos causa involuntaria, de impunidad de las infracciones penales.

Independientemente de razonamientos jurídicos, es sabido que “Los Albertos” mantienen excelentes relaciones con los llamados “poderes fácticos”, entre ellos con el Rey Juan Carlos y, también, con dirigentes del PP, especialmente con José María Aznar. No obstante, y a pesar de esas importantísimas influencias, no hay duda alguna que la decisión última la han tenido los magistrados que han optado por revocar la sentencia del Tribunal Supremo.

No es de extrañar que con sentencias de este calibre, la opinión que tienen los españoles sobre la Justicia esté por los suelos.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826