España, 17-12-2017

Henry Okah, líder del MEND (Movimiento para la Emancipación del Delta del Niger), que fue extraditado a Nigeria por el gobierno angoleño, ha podido ser torturado

ArgelA. P. T. (Corresponsal en Nigeria)
(20/2/2008)
El líder del MEND (Movimiento para la Emancipación del Delta del Niger), Henry Okah, que fue extraditado por las autoridades angoleñas a Nigeria fue objeto de malos tratos durante su cautiverio y, especialmente, en el traslado a Nigeria.

En un comunicado a los medios de comunicación, el MEND denuncia la ilegalidad de esa extradición, así como la situación de Okah, que fue golpeado duramente y “encadenado por los tobillos con brazaletes”, a la vez que se le ponía una capucha en la cabeza. Según esas mismas fuentes, se desconoce actualmente su paradero, aunque se supone que puede estar al norte de Nigeria.

El MEND ha exigido, asimismo, la liberación de su líder, manifestando que las acusaciones que se le hacen son “meras invenciones”. Por otro lado, el MEND amenazó al Gobierno Federal de Nigeria por su papel en este escabroso asunto.

En relación con la extradición de Okah, el MEND hizo público el 13 de enero una oferta al gobierno nigeriano en la que se comprometen a paralizar todas sus actividades si su líder es puesto en libertad.

Okah ha permanecido encarcelado en Angola durante más de cinco meses, desde que fue detenido por miembros del Departamento Nacional de Investigación Criminal. Al parecer, fue detenido en la zona de control de pasaportes del aeropuerto internacional de Luanda.

Nigeria es el primer productor de crudo de África, aunque su producción se ha visto mermada debido a las actividades militares del MEND. De hecho, hace pocos días, la multinacional Shell Petroleum Development Company anunciaba que se había visto obligada a reducir el personal que trabaja en sus instalaciones debido a “los efectos generales de los ataques contra sus campos de petróleo por los militantes del MEND”.

La preparación de estos grupos militares del Delta del Niger es considerada por diversos analistas internacionales, como muy alta, especialmente en el “uso de las armas”, en la estrategia de combate y en el empleo de los modernos sistemas de comunicación, especialmente a través de internet.

En esta trama no queda libre la presencia del Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, a quien se le presupone que, de alguna forma, está tras esta extradición. Hay que recordar que Henry Okah fue detenido pocos días después de haber estado en Europa. En Madrid mantuvo reuniones con opositores guineanos, aunque se desconoce el alcance las mismas.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826