España, 16-12-2017

Aplazo mi retorno a Guinea Ecuatorial

Weja Chicampo Puye (25/3/2008)

Es preciso preferir la soberanía de la ley a la de uno de los ciudadanos (Aristóteles).

Un mes después del fuerte reclamo de Cristina Fernández de Kirchner al dictador Teodoro Obiang Nguema por la defensa de los Derechos Humanos durante la visita del dictador guineano a Argentina el pasado mes de febrero, en Guinea Ecuatorial no hay más que lamentaciones, miedo, detenciones, tortura, asesinato. Toda una repetición de acontecimientos habituales en nuestro país como siempre se hace desde que Teodoro Obiang Nguema ostenta el poder.

Los últimos acontecimientos en Guinea Ecuatorial  confirman con firmeza una vez más la violación sistemática de los Derechos Humanos en nuestro país. La muerte del compatriota Saturnino Ncogo Mbomio hace unos días y la detención y tortura de varios activistas políticos es un claro ejemplo del reclamo de los pueblos de Guinea Ecuatorial al disfrute de sus derechos fundamentales y de la presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner al dictador Obiang en cuanto al respeto estricto de los Derechos Humanos.

Cuando el 6 de junio de 2006 llegué al aeropuerto de Barajas (Madrid) procedente de la cárcel pública Black Beach (Malabo, Guinea Ecuatorial) anuncié mi intención de regresar al país en cuanto estuviera en condiciones de retornar y continuar allí mis actividades. La entrevista que me hizo la periodista Marisa Cruz  el 6 de junio de 2006 y publicada el día siguiente en el diario El Mundo, dejé claro que mi intención era regresar de nuevo a mi país pase lo que pase.

Desde entonces los contactos  que he venido manteniendo con diferentes instituciones me han servido para manifestar una y otra vez mi intención de retornar a Guinea Ecuatorial. Teniendo en cuenta las actuales circunstancias que vive el país bajo el terror de la dictadura he de señalar que tengo motivos suficientes para aplazar dicho retorno a pesar de que tenía ya fijado la fecha de mi retorno al país. Hecho que se iba a producir algunas semanas antes de la celebración de las elecciones convocadas por el régimen guineano para el próximo 5 de mayo.

Por ello no es de extrañar que estos días ciertos círculos estén especulando sobre mi presencia en Guinea Ecuatorial. Y creo que es un error repetir las circunstancias de marzo de 2004 en las que sectores ajenos a mis actividades políticas me involucraran con los acontecimientos de marzo de 2004. Esta circunstancia fue aprovechada por el régimen de Teodoro Obiang para encarcelarme durante más de dos años y tres meses sin ver a ningún  juez. Posteriormente, indultado el 4 de junio de 2006.

En estos momentos cruciales para los activistas políticos guineanos, el régimen de Teodoro Obiang Nguema tiene abierto varios frentes para acallar la voluntad popular antes de la celebración de las próximas elecciones en el país convocadas por su gobierno para el próximo 5 de mayo. Por lo que en las condiciones actuales y teniendo en cuenta la experiencia de las anteriores elecciones convocadas y celebradas por Obiang, las poblaciones de Guinea Ecuatorial no han disfrutado del libre ejercicio de sus derechos fundamentales, sociales y políticos, lo que les hace no estar en condiciones de ir a las urnas y pronunciarse libremente.

Mientras haya un ciudadano en Guinea Ecuatorial que no pueda expresar su voluntad inalienable y estando su voz y voto  secuestrados por la dictadura, no creo convenga celebrar elecciones populares en nombre de los Pueblos de Guinea Ecuatorial. Pero Obiang es quien aún maneja los tiempos tanto dentro como fuera de nuestro país.

Lamentablemente los hechos así lo reflejan a pesar de que es más rentable cerrar la era de Obiang e iniciar un nuevo ciclo para el bienestar  de todos; tanto nacionales como extranjeros.

N. de la R.

Weja Chicampo Puye es Coordinador General del MAIB (Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko).

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826