España, 11-12-2017

Las declaraciones de Simon Mann, acusado de intento de golpe de Estado contra Teodoro Obiang, puede implicar a España

Abaha (11/3/2008)
En alguna ocasión comentamos que la extradición del ex militar británico, Simon Mann,  podría causar ciertas incomodidades a determinados personajes –incluidos políticos españoles- que andaban en la supuesta intentona de golpe de Estado contra el dictador Teodoro Obiang Nguema.

Los intentos legales –no sabemos si ha habido otros-  por impedir la extradición de Mann a Guinea Ecuatorial fracasaron. Como es conocido, dos hermanos de Mann, Edward John Mann y Margaret Grootenshuis, le visitaron la semana pasada en la prisión de Black Beach en Guinea Ecuatorial. Al parecer, su estado de salud era bueno, teniendo en cuenta las condiciones en las que se encuentra.

Simon Mann, que lideró hace cuatro años un supuesto intento golpista contra el dictador Teodoro Obiang Nguema, ha podido  hacer revelaciones importantes, en una entrevista concedida a la cadena británica Channel 4, acerca de quienes financiaron la operación, según ha revelado el diario “The Times”.

El programa estaba previsto que se emitiera hoy, después de fracasar un intento ante el Alto Tribunal británico, para impedir su emisión. Pero, nos da la impresión que todavía sigue el pleito, en los tribunales, en alguna taberna irlandesa o en un banco.

Nos ha llamado la atención que la esposa de Mann, haya encargado a su abogado que tratase de impedir que la entrevista fuese televisada, sobre todo después de conocer que el Gobierno de Guinea Ecuatorial les hubiese transmitido que la difusión de esa entrevista podría ayudar a la liberación de su marido.

Por otro lado, el dominical “The Mail on Sunday”, publicó que Mann acusaba en esa entrevista, a Eli Calil, importante hombre de negocios relacionado con el mundo del petróleo, de haber financiado el fallido golpe. Al parecer, también saldría a relucir el papel desempeñado, en ese supuesto golpe, de Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica, Margaret Thatcher.

Mann fue detenido en marzo de 2004 a su llegada al aeropuerto de Harare (Zimbawe) junto a un grupo de 68, supuestos mercenarios surafricanos y angoleños, cuando se disponía a dirigirse en avión a Guinea Ecuatorial con un cargamento de armas, según la acusación del Fiscal General de este país, José Oló Obono.

En Zimbawe, Mann fue declarado culpable de violar las leyes de inmigración del país; pasó casi cuatro años en la cárcel antes de ser deportado a Guinea Ecuatorial, tras los debidos “engrasamientos”, a base de dólares, de los cuerpos de magistrados y altas instancias de ese país africano. ¿Acaso dudaba alguien de que en Zimbawe también existe la corrupción? 

Según se comenta, la entrevista que Mann ha realizado para la cadena Channel 4,pretende poner entre las cuerdas”  al Reino Unido, Estados Unidos y España. La pretensión, por otra parte infantil, ha podido partir del mismo Teodoro Obiang Nguema, mal, muy mal asesorado, por cierto.

Nosotros creemos que la entrevista a Mann no verá la luz, vamos la pantalla; y si la ve, saldrá descafeinada. ¿Alguien en su sano juicio puede creer que Eli Calil no se moverá? ¿Alguien en su sano juicio puede creer que Estados Unidos, Gran Bretaña o España no se moverán?

Obiang, que se encuentra en el Congo, en una reunión de la CEMAC, anda inquieto, nervioso, como tigre herido. Espera impaciente que los tribunales españoles denieguen el asilo a Severo Moto, su ancestral enemigo, algo que nosotros consideramos inviable, aunque ya se sabe, nunca se sabe.

Nos cuentan que el teniente general Agustín Ndong Ona ha hecho las paces con su esposa Chigui, tras pedirle ésta perdón. Nos alegramos de ello; todo un síntoma… 

Sobre el “comunicado del “señor Alcalá” hablaremos muy pronto, así como acerca de los planes del ministerio de Asuntos  Exteriores de España para Guinea Ecuatorial, así como de la creación de una nueva asociación hispanoguineana, cargada de pasta, que pagan los españoles sin saberlo, y en la que estaría lo más florido y granao del lobby (pequeño) de apoyo al “pacto diabólico” en pos de mantener a Obiang Nguema en el poder.  
¡A vacunarse todos…!

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826