España, 15-12-2017

Una campaña electoral con “mucho eco” entre la población de Guinea Ecuatorial

P. O. (28/4/2008)

(Corresponsal en Guinea Ecuatorial)

Lo que se conoce en la ortodoxia política como “campaña electoral” no existe aquí, en la ex colonia española. Tanto la dirección-gobierno del PDGE (partido político de Teodoro Obiang Nguema) como los “partidos políticos parásitos” que le acompañan en coalición, al igual que la ¿oposición? encabezada por el CPDS andan patidifusos, unos por unas razones y otros por otras.

En el PDGE no existe la más mínima coordinación de campaña electoral. La única campaña electoral que hacen los militantes del PDGE es limitarse a la ostentación del poder. Ellos pasean con sus coches “todoterreno” por Malabo, Bata y el interior del país, a gran velocidad, provocando un enorme alboroto con sus potentes bocinas y la megafonía con estridente música. Desde los vehículos, los militantes “enguemistas” gritan, agitando banderas del PDGE y de Guinea Ecuatorial. Dejando tras de sí una enorme polvareda por los caminos y carreteras que España se olvidó de asfaltar.

No hay un mensaje concreto, sobre el futuro de nuestro pueblo, aunque todos sabemos que será más de lo mismo.

En las ciudades, los presidentes de las comunidades convocan a  sus vecinos para advertirles que la oposición (la de España) esta alineada con los enemigos de la Patria, y que votar a la oposición (a la sumisa de aquí) seria entregar Guinea Ecuatorial a los terroristas. Por ello, los Presidente de las Comunidades de Vecinos no dudan en avisar de “que ellos como presidentes de órganos menores del partido no van a arriesgar a que alguien vote a la oposición”.

¿Si estos personajes piensan que el CPDS, UP, APGE y acólitos son “oposición”, no es de extrañar que al resto, a los verdaderos opositores que están en España, la llamen “terrorista”?

En cuanto al CPDS, hay que decir que a penas se les permite hacer mítines tranquilamente, aunque alguna gente acude a ellos con la ligera esperanza de oír algo convincente; lo cierto es que las denuncias que hacen tienen cierto rigor, aunque la gente sabe a ciencia cierta que no tienen capacidad para cambiar las cosas en el parlamento.

Una semana después del inicio de la campaña electoral en todo el país, sólo hay un postulante del PDGE a diputado, Teodoro Nguema Obiang (Teodorín), puesto que los demás candidatos son anónimos, ya que  ni siquiera los mismos que se presentaron para las “primarias” saben si sus nombres aparecen o no como tales.

Según los rumores, hay dos cosas que todo el mundo da por hecho. La primera de ellas, es que Ricardo Mangue, actual Primer Ministro, deje de serlo, tras las últimas desavenencias con Obiang, después de hacer publica la amenaza a los maestros y enfermeros de que si votan a otro partido que no sea el PDGE, como venganza por haberles reducido el salario, todos ellos serán cesados y su lugar será ocupado por cubanos.

El otro asunto se refiere al tema de la  sucesión de Obiang; aquí el sector más conservador del PDGE, le ha dicho a Obiang Nguema que su hijo “Teodorín” debería ser nombrado presidente del Parlamento (Cámara de Representantes) para que la sucesión sea “quasi constitucional”.

Estas elecciones van a registrar  la mayor abstención desde que se vota (por decirlo de alguna manera) en la Guinea de Obiang. La población esta sencillamente harta del dictador y de todos sus comparsas. Estos ya no pueden dar más de si, solo piensan en ellos, en su “buen vivir”, el de sus hijos, etc.

A pesar de todo, en Guinea todos saben, desde las ciudades hasta los pueblos más apartados, que estas son las elecciones del revelo generacional; saben que el nuevo Parlamento va a cambiar el articulo de la Constitución que impide a los mayores de sesenta y cinco años  y a los menores de cuarenta y cinco, presentarse para Presidente de la Republica. Lo sabe todo el mundo, y lamentan también que en Guinea no exista una oposición fuerte, capaz de defender hasta las últimas consecuencias los intereses del pueblo como la haría el PPGE de Severo Moto si le permitiesen presentarse a las elecciones. “Con él -se refiere a Motolas cosas serían muy distintas”,  nos comenta un maestro de enseñanza primaria de Bata.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826