España, 11-12-2017

“Madrid Espacios y Congresos”, con gatos en la barriga

Oscar Riaño (10/6/2008)

Alumnos de Filología y de Derecho de la UNED han sufrido, en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo madrileña, durante sus exámenes, escenas dignas de la comedia burlesca de Lope de Vega, “La Gatomaquia”.

Efectivamente, gatos asilvestrados de la Casa de Campo anidan en el falso techo del edificio, donde se pelean, se aparean y cumplen todas las funciones tan propias de su naturaleza gatuna como impropias de la académica.

Así, durante un examen, a las 19,15 horas de la fecha correspondiente, una pareja de enormes gatos cayó en la mesa de una alumna, entre maullidos que estremecieron a los examinandos. Estos, sacados tan de improviso de su concentración mental, no podían creer lo que acababa de ocurrir, pero las peleas o el celo entre otros gatos amenazando la integridad del techo, por distintas zonas, mantenía a profesores y alumnos entre la tensión y el pánico. Hubo revuelo, sudores, lágrimas y -menos mal- no se llegó a la sangre, al menos humana; pero más de uno temió ser víctima de cruentos arañazos. Vamos ¡Unos exámenes de auténtico aquelarre!

El presidente del Tribunal dio la oportunidad de marcharse a quienes no soportaran la insólita prueba, con opción a otro examen.

Quienes aguantaron el examen hasta el final, cumplieron con la convocatoria; fueron la mayoría y sacaron fuerzas de flaqueza, ante la terrorífica idea de que los numerosos gatos de reserva no resultaran desalojados como, al parecer, sucedía cuando menos todavía al día siguiente.

El edificio que albergó tan torturantes exámenes pertenece a la empresa “Madrid Espacios y Congresos”. ¿Que pasaría si, en estas condiciones, hubiera de ser utilizado para las hipotéticas Olimpiadas a que el Ayuntamiento aspira?  Claro que el impopular Gallardón, metido en las intrigas del PP, descuidará estas menudencias.

Las responsabilidades más directas corresponderán a quienes aparecen en “Madrid Espacios y Congresos” con los siguientes cargos: consejero delegado, Pedro Lorente Cachorro; directora de la División de Infraestructuras, Paloma Huidobro de la Torre; subdirectora de Infraestructuras, Elena Rodríguez-Manzaneque; y subdirector de Mantenimiento,  Alfonso Vázquez Varela de Seijas.

También los responsables de la UNED deberían elegir con más cuidado para que no les den gato por liebre.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826