España, 20-01-2018

¡Que asquito, Señor!

Abaha (23/7/2008)
No es ningún secreto que todo lo que rodea a la política es imagen, comunicación, propaganda, publicidad… Los poderosos saben utilizar esos ingredientes en su propio beneficio. Pero, lo más lamentable es que los que no son poderosos, encima caen en la trampa de los que controlan esos medios, con el placer y la incertidumbre  del mozalbete que se masturba por primera vez.

Que Obiang no iba a estar presente en la Expo de Zaragoza ya fue anunciada por espacioseuropeos.com en más de una ocasión. Otros lo pidieron, nosotros nos arriesgamos informativamente, aunque con ciertos datos.  Los síntomas son muchos y variopintos: campaña en contra del dictador Obiang Nguema en la prensa Argentina; “invitación” a que no fuera a Paraguay a la toma de posesión del actual presidente; la publicación en Francia de que el dictador guineano y otros de la zona, han sido denunciados por “blanqueo de dinero”; el asunto “Simon Mann“, etc., etc.

La desvergüenza que hubiese supuesto ver aquí a Obiang Nguema, dando la manita a SM, Zapatero, alcalde de Zaragoza o cualquiera que se prestase a ello, iba a ser mas difundida que la fotografía de La Pantoja

Sesudos periodistas han escrito hoy que “El Rey y Zapatero no van a recibir al presidente guineano, lo que ha obligado a Obiang a cancelar su visita a España para celebrar el día de su país en la Expo de Zaragoza”. Pero la cosa no queda ahí, la atrevida o atrevido han ido más lejos: “A Obiang se le ha indicado así que era una persona non grata, lo que por otra parte debía saber perfectamente porque estudió en la Academia Militar de Zaragoza, conoce muy bien nuestro país y era consciente de que no podía gustar que dirigiera Guinea con mano dictatorial, como la dirige”.

En primer lugar, a Obiang nadie le ha dicho que en España es “persona nom grata“. No hay bemoles para ello; en segundo lugar, el haber estudiado -más bien estado- en la Academia Militar de Zaragoza no da las suficientes dosis de criterio como para “saberlo perfectamente”. Y, en tercer lugar, de que es “consciente de que no podía gustar que dirigiera Guinea con mano dictatorial, como la dirige”, es que nos mueve  a partirnos de risa, si el asunto no fuera tan grave.

No sabemos si a España (poderes fácticos, o sea, REPSOL, Cooperación, Exteriores, La Moncloa, La Zarzuela, Banca, algún sector de la Iglesia, “Clan de Sevilla”·, PSOE, PP y CiU, etc.), le gusta Obiang o no, pero si nos atenemos a los hechos, no es que les guste es que se “derriten” con él; se les cae la “baba”.

Por eso, queridos amigos de la oposición -la que va quedando-, os rogamos que en beneficio de todos, no os hagáis eco de lo que publican ahora  los medios de comunicación. No, ellos ya son lo suficiente poderosos, para difundir sus noticias; las que les interesa. Y ahora les conviene, a esos poderes, que se conozca que aquí, SM y Zapatero, no quieren darle la mano a Obiang Nguema.

¿Acaso nos han prestado atención esos medios de comunicación en ocasiones aciagas? No, verdad. Pues, ahora, con su pan se lo coman. Seamos nosotros nuestros propios generadores de noticia.  Que acudan a nosotros (nos referimos a todas las web que publicamos sobre Guinea Ecuatorial) para obtener determinada información ¿Es que no sois conscientes de la importancia de la información que estamos  editando?

Hay que tener una estrategia de comunicación; no se puede publicar todo lo que cae en nuestras manos, para dar contenido a las web. La “Operación Navalcarnero” camina silenciosa, pero con pasos firmes y seguros. No alteréis su andar…

     

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826