España, 18-12-2017

El nerviosismo se adueña de la dictadura en Guinea Ecuatorial

Obiang en 1997P. O. (Corresponsal en Guinea Ecuatorial)
(5/7/2008)
Las tensiones entre los miembros del “Clan” que controla férreamente a la población guineana son cada vez más evidentes. Las luchas por apoderarse de altos cargos de la Administración, donde hay posibilidad de controlar los fondos, están a la orden del día. La presidencia de la Cámara de Representantes y el puesto de Primer Ministro son dos cargos institucionales que están en la mente de varios de los más directos colaboradores de Teodoro Obiang Nguema.

Se dice que la “medicina” ha entrado en juego y que son muchos los que están acudiendo a esas “prácticas” para tratar de conseguir más poder.

La lucha por acaparar terrenos, propiedades  y equipos, se está adueñando de todos aquellos que tienen Poder. Un ejemplo de este proceder puede ser la actuación del general Armengol,  hermano de Obiang Nguema, que se ha quedado literalmente con la participación que en el Hotel Bahía (Malabo) detentaba el libanés Mohamed Salem.

El libanés Salem, reside en Guinea Ecuatorial desde hace varios años; en la actualidad cumple prisión en Black Beach, acusado de haber participado en el intento de golpe de Estado, supuestamente, organizado por Simon Mann.

Otras propiedades de Mohamed Salem le han sido expoliadas, con el pretexto de que es un “delincuente” que se “encuentra en prisión”.

Desconocemos la razón, pero desde ayer por la mañana, los centros neurálgicos de Bata estaban fuertemente custodiados por miembros del Ejército. Varias tanquetas se encontraban en determinadas zonas de la ciudad apoyando a las patrullas terrestres.

No se sabe la razón de este despliegue militar y policial. Pero, los rumores -más insistentes cada vez-, referidos a que “grupos de guineanos, venidos de países cerCalle de Malabocanos se encuentran cerca de las fronteras guineanas”, puede ser el motivo de ese despliegue, por otro lado, nada inusual, aunque si lo es la presencia de tanquetas.

La prueba de este “nerviosismo gubernamental” nos la ofrece un hecho, aparentemente, nada político. Ayer, el Director de Logística, Jesús Edu Moto,  que conducía su automóvil en estado, aparentemente ebrio, penetró de forma fulminante en el domicilio particular de Armengol Ondó Nguema, causando serios desperfectos en la fachada de inmueble y heridas muy graves a dos guardias que prestaban servicio. A consecuencia del choque, Edu Moto, conductor del vehículo, se encuentra en grave estado.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826