España, 20-01-2018

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo sentencia que Gómez de Liaño no tuvo un juicio justo en el “caso Sogecable”

espacioseuropeos.com (23/7/2008)
A nosotros, como a muchos españoles,  no nos ha extrañado nada, la sentencia que ha emitido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, en el caso del ex juez Javier Gómez de Liaño. En este caso, la  sentencia afirma que la justicia no fue imparcial con Gómez de Liaño. Por eso, el alto Tribunal de Estrasburgo afirma que los magistrados del Supremo que le juzgaron no eran imparciales.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha sentenciado que el ex juez Javier Gómez de Liaño no tuvo un juicio independiente e imparcial, cuando fue condenado en 1999 por el Tribunal Supremo por prevaricación en el “caso Sogecable“.

Lo más importante es que la sentencia considera que España violó el artículo 61 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que recoge el derecho a ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial. El alto tribunal condena al Estado a abonar al ex juez la cantidad de 5.000 euros en concepto de “daños morales”. Pero, que sepamos, no hace mención a ninguna otra cantidad por los daños materiales, gastos judiciales y otros conceptos solicitados por el demandante.

La sentencia del Tribunal Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo ha sido, más que nada, un resarcimiento moral, además de mostrar y demostrar, que la justicia suele ser injusta, parcial e inclinado al lado de los poderosos, a pesar de las amenazas que de forma velada y reiterada se nos dice, de que no se deben cuestionar las sentencias judiciales.

Reiteramos, esta sentencia de un tribunal europeo -para bochorno y sonrojo de los españoles-  afirma que el ex juez no tuvo un juicio justo cuanto fue condenado por un delito de prevaricación en el “caso Sogecable” y Canal Plus.

¿Qué dirán ahora todos aquellos que defendían que el ex juez había prevaricado? ¿Qué dirán ahora los jueces que le condenaron y que querían acabar con la carrera judicial de Gómez de Liaño?

La sentencia  de Estrasburgo afirma que el juicio no fue justo ni imparcial, entre otras cosas, porque  los miembros del tribunal que le condenó intervinieron en numerosos actos de la instrucción de la causa, anteriores a la sentencia. Entre esos casos, cabe destaca, la admisión a trámite de la demanda en su contra. Asimismo, la sentencia destaca que los tres magistrados que firmaron la sentencia del Tribunal Supremo, García Ancos, Bacigalupo Zapater y Martínez-Pereda, decidieron no apartarse de la causa por iniciativa propia, a pesar de que el ex juez lo solicitó.

¿Seguirán los magistrados en la carrera judicial?  ¿Qué nos contará el diario El País y la cadena SER?

Por cierto, ¿cómo es que PRISA no recuerda que hoy hace un año que murió Jesús Polanco?

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826