España, 23-05-2018

Historial de julio de 2008

¡Que asquito, Señor!

Abaha (23/7/2008)
No es ningún secreto que todo lo que rodea a la política es imagen, comunicación, propaganda, publicidad… Los poderosos saben utilizar esos ingredientes en su propio beneficio. Pero, lo más lamentable es que los que no son poderosos, encima caen en la trampa de los que controlan esos medios, con el placer y la incertidumbre  del mozalbete que se masturba por



El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo sentencia que Gómez de Liaño no tuvo un juicio justo en el “caso Sogecable”

espacioseuropeos.com (23/7/2008)
A nosotros, como a muchos españoles,  no nos ha extrañado nada, la sentencia que ha emitido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, en el caso del ex juez Javier Gómez de Liaño. En este caso, la  sentencia afirma que la justicia no fue imparcial con Gómez de Liaño. Por eso, el alto Tribunal de Estrasburgo afirma que los magistrados del Supremo que le juzgaron no eran imparciales.



Resurge la amenaza de un operativo bélico contra Irán: El Pentágono desconfía en la eficacia de una opción militar

Adrián Mac Liman (22/7/2008)
HAY QUE ACABAR CON EL PODERÍO MILITAR IRANÍ. Éste ha sido, desde mediados de la década de los noventa, el objetivo de los sucesivos gobiernos israelíes en relación a los avances del programa nuclear llevado a cabo por los científicos persas.

La mayoría de los gobiernos israelíes han exigido a Washington acciones militares concretas y contundentes contra la red de laboratorios iraníes, alegando el peligro del nacimiento de una nueva potencia atómica en la ya de por sí convulsa región de Oriente Medio.

CONSECUENCIAS DESASTROSAS
La preocupación de los políticos israelíes se reflejó claramente en las gestiones realizadas en los primeros meses. “El bombardeo de Osirak no generó protestas internacionales; medios y opinión pública occidentales acogieron la noticia con incredulidad” de 2003 por el entonces primer ministro, Ariel Sharon, quién llegó a pedir a los neoconservadores -que tenían acceso directo al Despacho Oval de la Casa Blanca- que contemplen la posibilidad de un ataque aéreo contra las instalaciones iraníes. Tras haber evaluado cuidadosamente las ventajes y los inconvenientes del operativo, el Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Estados Unidos desaconsejó la intervención, alegando que la misma podría tener consecuencias desastrosas para el conjunto de los países de la región.

Pero la cosa no quedó ahí. Israel ideó su propio plan de intervención, reclamando el apoyo estratégico de Washington. Pero la iniciativa no obtuvo el aval de la Casa Blanca.

“En los 90, la estrategia de Israel iba más allá: se trataba de apoyar los cambios de los regimenes de Irak, Irán y Siria, en pro de un nuevo mapa socio-político de la región”. La preocupación de Israel por el programa atómico iraní viene de más atrás. Hace tres lustros, los estrategas israelíes detectaron los primeros indicios de un incipiente proyecto de investigación nuclear en el país persa. La reacción primitiva del establishment castrense fue muy parecida a la que desembocó, en 1981, en la destrucción del reactor iraquí Osirak, centro de investigación atómica financiado en su momento por Francia que, según los militares, podría haberse convertido en una seria amenaza estratégica para Israel.

El bombardeo de Osirak no generó protestas a escala internacional; al contrario, los medios de comunicación y la opinión pública occidentales acogieron la noticia con cierta incredulidad. En aquel entonces, parecía inconcebible que la aviación de un Estado atacará las instalaciones de otro país.

LA RADICALIZACIÓN DEL GOBIERNO PERSA
A mediados de la década de los noventa, los planes estratégicos de Israel no se limitaban a la eliminación del peligro potencial que supone un Irán dotado con armas nucleares. Su proyecto estratégico era más ambicioso. “La victoria electoral de Ajmadineyad, jomeinista fanático y exponente del nuevo radicalismo islámico, llevó el agua al molino de los conservadores israelíes”. Se trataba de apoyar los cambios de los regimenes políticos de Irak, Irán y Siria y de acompañar paralelamente un nuevo mapa socio-político de la región, contando con la creación de nuevos Estados étnicos y religiosos, basados en estructuras tribales.

¿Un paso atrás? Por supuesto. Pero un paso atrás que hubiese facilitado en control remoto de esos Estados por potencias regionales, como por ejemplo Israel y Turquía o mundiales, como Estados Unidos. El proyecto, extremadamente complejo y peligroso, quedó totalmente descartado por la cúpula militar estadounidense tras la guerra de Afganistán.

Diez meses antes de la invasión de Irak, Washington y Tel Aviv resucitaron el tema iraní. “Hoy las Cancillerías occidentales parecen más propensas a dar luz verde a una ofensiva militar”. Esta vez, el peligro parecía más real. A la hipotética amenaza nuclear se sumaba la radicalización de la clase política persa, el desembarco en la vida pública de la nueva generación de militantes islámicos, más afines al ideario de Jomeini, quien preconizaba, allá por los años setenta, la destrucción de Israel y la utilización del arma del petróleo contra Occidente.

La victoria electoral de Mahmud Ajmadineyad, jomeinista fanático y exponente de la nueva ola de radicalismo islámico, llevó el agua al molino de los conservadores israelíes persuadidos de la necesidad de borrar del mapa el peligro nuclear iraní.

EUROPA MÁS MODERADA
A esta postura se sumaron los conservadores estadounidenses, quienes exigieron a su vez medidas contundentes contra Teherán. Europa, que parecía haberse acostumbrado a ir a la zaga del aliado transatlántico, adoptó en esta ocasión una postura más moderada. “Una guerra entre Israel e Irán podría provocar entre 16 y 28 millones de víctimas iraníes y 800.000 bajas israelíes en tres semanas”. El fracaso de los operativos bélicos de Afganistán e Irak obligaban a los políticos del Viejo Continente a actuar con prudencia. Los europeos trataron por todos los medios de frenar los impulsos bélicos estadounidenses y de apreciar en su justo valor las declaraciones de los políticos israelíes.

En los últimos meses, las potencias occidentales llegaron, sin embargo, a la conclusión de que la amenaza nuclear iraní podría materializarse en un plazo de dos a tres años. ¿Indicios reales? ¿Resultado de una maquiavélica campaña de intoxicación?

Poco importa. El hecho es que hoy en día las Cancillerías occidentales parecen más propensas a dar luz verde a una ofensiva militar.

EL HORROR NUCLEAR
Anthony Cordesman, miembro del equipo de investigadores del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de Washington. “Israel trataría de conservar armamento para posibles ofensivas contra sus enemigos”, estima que una guerra entre Israel e Irán podría provocar la desaparición de alrededor de 16 a 28 millones de iraníes en un plazo de tres semanas. Paralelamente, las bajas israelíes ascenderían a 800.000 personas.

Se cree que los iraníes -que difícilmente podrán disponer de más de una treintena de ojivas nucleares en 2010- escogerían como objetivo prioritario las ciudades de Tel Aviv o Haifa, mientras que los israelíes procurarían centrar sus ataques contra las instalaciones nucleares persas y contra las principales ciudades iraníes, Teherán, Isfahan, Tabriz, Shiraz, Quon y Ahwaz.

Israel, que dispone actualmente de más de 200 cabezas nucleares, trataría de conservar armamento para posibles ofensivas contra sus vecinos -Egipto y Siria-, o contra algunos Estados del Golfo Pérsico.

Actualmente, los consejeros de la Casa Blanca prefieren centrar su interés en las consecuencias de una campaña internacional concertada contra el régimen islámico de Irán, que podría desembocar en el posible abandono del programa nuclear persa. En el caso contrario, los más pesimistas estiman que Bush podría caer en la tentación de aprovechar sus últimas semanas en la Casa Blanca para lanzar una ofensiva militar contra los rebeldes persas. Un operativo desaconsejado por el Pentágono, cuyos estrategas no confían en la eficacia de una opción militar.

N. de la R.
Adrián Mac Liman es analista político y consultor internacional. Fue corresponsal de El País en Estados Unidos y trabajó para medios de comunicación internacionales (ANSA, AMEX, Gráfica). Ha sido colaborador habitual de Informaciones y de la revista Cambio 16, corresponsal de guerra en Chipre (1974), testigo de la caída del Sha de Irán (1978) y enviado especial de La Vanguardia durante la invasión del Líbano (1982).  En la actualidad está integrado en el Grupo de Estudios Mediterráneos de La Sorbona.



“Zapatero no tiene ninguna razón para no firmar el Manifiesto”, según Fernando Savater

espacioseuropeos.com (22/7/2008) 
Como recordarán nuestros lectores, en el transcurso del acto de clausura del congreso del PSC (Partido Socialista de Cataluña), celebrado en Barcelona, José Luís Rodríguez Zapatero manifestó que “firmaría el Manifiesto por la Lengua Común si éste defendiera no sólo el castellano, sino también el catalán y el resto de las lenguas que se hablan en España”.



Protesta de defensores de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, en el día de Marruecos en la Expo de Zaragoza

espacioseuropeos.com (22/7/2008)
Un grupo de defensores de los derechos humanos en el Sahara Occidental pertenecientes a Um Draiga, Amigos del Pueblo Saharaui en Aragón, protestó ante la visita del príncipe Moulay Rachid de Marruecos a la Expo de Zaragoza.

Los manifestantes fueron identificados por miembros de la Policía Nacional ante lo que “sólo representaba un acto de protesta pacífico de personas que denuncian el silencio de la violación de los DDHH en el Sahara Occidental”, afirma Rafael Antorrena de Um Draiga. “Este mismo acto pacífico realizado en un tono democrático no puede tener lugar en los territorios ocupados del Sahara Occidental” proseguía el miembro de Um Draiga.

El Sáhara figura en la lista de las Naciones Unidas de los territorios no autónomos. Ningún Estado del mundo, ninguna organización, ninguna entidad, ya sea la ONU, el Consejo de Seguridad, la Asamblea General, la Unión Africana, ha reconocido la marroquinidad del Sáhara y aún menos la soberanía por parte de Marruecos sobre ese territorio.



El Primer Ministro de Guinea Ecuatorial representará a Obiang Nguema en los actos de la Expo de Zaragoza…

Abaha (21/7/2008)
Ayer domingo, a última hora de la tarde, tuvo lugar una reunión en Zaragoza, presidida por el Comisario del Pabellón de Guinea Ecuatorial en la Expo de Zaragoza, el escultor Leandro Mbomío. Según nuestras informaciones, a la reunión -aparte del Comisario-, asistieron guineanos afincados en la provincia de Zaragoza (miembros del PDGE), así como algunos otros que trabajan para la embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid.



La ayuda de Estados Unidos a África se militariza

epacioseuropeos.com (20/7/2008)
La  asociación de refugiados Refugees International, ha denunciado que la ayuda que Estados Unidos destina a África “está cada vez más militarizada a costa de las necesidades humanas”, según ha recogido en su boletín, Democracy Now.

Un nuevo informe del Grupo de Defensa de Refugees International afirma que el Pentágono está ejerciendo un control, cada día más importante, sobre la ayuda que, anteriormente, administraba y controlaba el Departamento de Estado y diversos organismos de ayuda de este país.

En la actualidad, el Pentágono controla el 22 por ciento de la ayuda monetaria estadounidense destinada a África, en comparación con el 3 por ciento de hace una década.

¿Todavía quedan incautos que confían en los planes del Milenio de Estados Unidos y Europa para África, cuya finalidad teórica es acabar con la pobreza?



Rusia se rearma: El submarino atómico “Vepr” efectúa pruebas de lanzamiento de torpedos en el mar de Barents

submarino-rusoespacioseuropeos.com (20/7/2008)
La actividad militar de Rusia ha alcanzado en los últimos años un importante crecimiento. Los ejercicios bélicos se suceden de forma continua. Así, el pasado viernes, el submarino atómico “Vepr”, perteneciente a la Flota del Norte realizó pruebas de lanzamiento de torpedos. Estas maniobras navales tuvieron lugar en el mar de Barents.

 La noticia fue comunicada por el Portavoz de la Flota rusa, y difundida por



El Gobierno chino prohíbe que “negros” y “mongoles” entren en bares y locales comerciales cercanos a las zonas olímpicas

espacioseuropeos.com (19/7/2008)
Algunas de las últimas medidas tomadas por el Gobierno chino, están siendo vistas por las Cancillerías occidentales y cronistas de prensa, como una simple consecuencia del “furor preolímpico del Gobierno de Beijing“. Pero no, ni mucho menos; quizás ahora, el Gobierno chino trata de mostrar su rostro más amable, más democrático. ¿Cómo creen, periodistas y diplomáticos, que viven el resto del año la gran mayoría de los chinos?

Una de las órdenes dadas por las autoridades chinas se refiere a que en bares y centros comerciales de las zonas olímpicas, no se permita la entrada a “negros” y “mongoles”. Una de esas zonas, especialmente protegidas de la presencia de esas etnias, es el Estadio de los Trabajadores.

La noticia ha sido recogida por el  diario “South China Morning Post”, que relata que el Departamento de Seguridad Pública (Policía) ha dado severas órdenes -especialmente a los bares- para que no se permita la entrada de “negros” y “mongoles” en las zonas cercanas a los estadios olímpicos.

Según menciona el periódico, esas órdenes han sido comunicadas, en la mayoría de las veces, de forma verbal por agentes de paisano que visitaban los mencionados locales.

La obsesión por mostrar una China “limpia” está llevando a las autoridades policiales a efectuar continuas redadas de drogadictos y prostitutas, sobre todo en las zonas más frecuentadas por extranjeros. Las redadas se han centrado, según menciona el “South China Morning Post”, en detener a negros y mongoles. Curiosamente, muchos de  los negros detenidos eran familiares directos de diplomáticos afincados en China, lo que ha provocado algunas protestas de las delegaciones africanas.

La rigidez de tales medidas ha llevado a situaciones rocambolescas, como detenciones de mujeres con “ropas atrevidas”, acusándolas de ejercer la prostitución.



El lobby promarroquí en acción

Sáhara Occidental
Luis Portillo Pasqual del Riquelme
(18/7/2008)
El 14 de noviembre de 1976, primer aniversario de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, Felipe González, en su visita a los campamentos de refugiados de Tindouf, dirigió las siguientes palabras a los saharauis:

“…Hemos querido estar aquí hoy, 14 de noviembre de 1976, para demostrar con nuestra presencia nuestra repulsa y nuestra reprobación por el Acuerdo de Madrid de 1975 (…) El pueblo saharaui va a vencer en su lucha. Va a vencer, no sólo porque tiene la razón, sino porque tiene la voluntad de luchar por su libertad. Quiero que sepáis que la mayor parte del pueblo español, lo más noble, lo más bueno del pueblo español, es solidario con vuestra lucha. Para nosotros, no se trata ya del derecho de autodeterminación, sino de acompañaros en vuestra lucha hasta la victoria final (…) Como parte del pueblo español, sentimos vergüenza de que el Gobierno no haya sólo hecho una mala colonización, sino una peor descolonización, entregándoos en manos de gobiernos reaccionarios como los de Marruecos y Mauritania. Pero debéis saber que nuestro pueblo también lucha con ese Gobierno que dejó en manos al pueblo saharaui de los Gobiernos reaccionarios (…) Sabemos que vuestra experiencia es haber recibido muchas promesas nunca cumplidas; yo quiero, por consiguiente, no prometeros algo, sino comprometerme ante la Historia: nuestro Partido estará con vosotros hasta la victoria final” ( http://www.rasd-tv.com/http://www.arso.org/guijarro2.htm ).




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826