España, 15-12-2017

Acciones del Ejército de Marruecos contra los habitantes saharauis de los barrios de la ciudad de Dajla (Villa Cisneros)

espacioseuropeos.com (9/8/2008)
El Servicio de Comunicaciones Saharaui de Canarias (SCSC), nos ha hecho llegar la situación en la que se encuentran los barrios de población saharaui de Dajla, antigua Villa Cisneros.

Las autoridades marroquíes “amenazan con dar órdenes a los colonos para volver a intervenir violentamente apoyados por el Ejército” contra los civiles saharauis, de acuerdo con SCSC.

Los barrios de Dajla, en los que la población saharaui es mayoritaria “continúan tomados por las fuerzas de seguridad marroquí, muchos de paisano, que mantienen su bloqueo y colocan controles en plena calle a diario y en cualquier momento”, aseguraron activistas saharauis en la zona.

Además, los saharauis que sufrieron heridas graves durante el ataque perpetrado por centenares de colonos marroquíes en la localidad pesquera de Itereft y las posteriores cargas policiales que tuvieron lugar en Dajla el pasado 21 de julio, aún se recuperan en sus domicilios, ya que “no pueden ir al hospital para no ser detenido y evitar la tortura”, aseguran activistas saharauis.

Mientras, “los colonos marroquíes agresores circulan libremente por la ciudad y no han sido detenidos ni multados”, tal y como aseguraron los medios oficialistas de Marruecos. La vigilancia y el férreo control de Dajla llega a tal extremo que “todos los locutorios y cíber de la ciudad se encuentran vigilados desde el día de los acontecimientos para evitar que salga información de la situación hacia el exterior”, informaron fuentes del Comité Contra la Tortura.

En caso de que los saharauis de Dajla llevaran a cabo alguna manifestación para protestar por la situación, las autoridades marroquíes les “amenazan con dar órdenes a los colonos para volver a intervenir  violentamente apoyados por el ejército”, aseguran las mismas fuentes.

Además, tanto a los pescadores como a los comerciantes de pescado de Itereft,  a unos 65 kilómetros de la antigua Villa Cisneros, “se les ha prohibido su vuelta a la actividad”, mientras efectivos marroquíes “han retirado y limpiado los restos del ataque para evitar que la imagen también pueda hacerse pública”.

Las pérdidas que han sufrido por esas acciones violentas de los pescadores y los comerciantes de pescado saharauis, entre los que se produjeron más de 40 heridos, se han valorado en unos 470.000 euros, cifra que no incluye los efectos del cese de la actividad. 

Durante la tarde del 21 de julio, centenares de colonos marroquíes, mayoritariamente dedicados a la pesca, atacaron en la localidad de Itereft, a 100 kilómetros de la ciudad de Dajla, a los pescadores y comerciantes de pescado saharauis establecidos en la zona, provocando decenas de heridos, algunos de ellos de extrema gravedad, así como dos desaparecidos.

Con posterioridad, sobre la una de la madrugada del día 22 del pasado mes,  familiares de los heridos que habían acudido a visitarlos en el exterior del hospital de Dajla comenzaron a gritar consignas “a favor del Frente Polisario y de la libertad para el Sahara por lo que se produjo una violenta carga de la policía marroquí que provocó nuevos heridos y detenidos”, relataron los testigos a SCSC.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826