España, 28-09-2016

Arriba el cuscus, abajo el jamón y el vino

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (18/10/2008)eugenio-pordomingo
Un fantasma se pasea por el mundo; el fantasma de los banqueros, financieros, especuladores, corruptos y un sector importante de la “clase política”. Grandes e importantes problemas acucian en estos días a la población mundial. Uno de ellos, qué duda cabe, es incorporar al Patrimonio de la Humanidad, la llamada “dieta Mediterránea”.

A pesar de que ciertos sectores de incrédulos no acaban de dar su brazo a torcer, no es la crisis financiera mundial, ni el des

empleo, ni el terrorismo, ni nada parecido, lo que preocupa a las mentes humanas. Ni mucho menos. Los temores de los ciudadanos mundiales, sobre todo los europeos, han desaparecido después de haber escuchado al Presidente José Luís Rodríguez Zapatero decir que “esta es una crisis que viene de Estados Unidos y se va a superar gracias a la Unión Europea”.

La frase, tan lapidaria como todas las que suele emitir nuestro Presidente, la endilgó al finalizar el Consejo Europeo celebrado en Bruselas: “Esta es una crisis que viene de Estados Unidos y se va a superar gracias a la Unión Europea (…) yo no voy a dejarme llevar por los cantos de sirena de reducir el gasto”.

Llevado por su coherencia y racionalidad, Zapatero nos ha colado en los Presupuestos Generales del Estado a 644 asesores (un pastón mensual en euros) y 355.000 euros más para los “extras” que surjan, y que se recogen en el epígrafe de “gastos de Palacio”.

A los españoles no les preocupa -repito- que el Gobierno diga que no hay crisis, que nuestro sistema financiero y nuestros ba

ncos son los más solventes del mundo, ni que por eso los están inyectando millones y millones de euros; tampoco les preocupa a los hispanos que, además, Zapatero les diga que el Gobierno va a comprar acciones de algunos bancos y que, asimismo, habrá que acometer algunas fusiones de Cajas de Ahorros…

Ni tampoco les preocupa -a los españoles- que el paro anide ya en sus domicilios, ni que las hipotecas suban día a día, minuto a minuto. ¡Que va!, nada de esto les preocupa.

Si que les preocupa, sin embargo, que SM, o sea el Rey Juan Carlos, afirmará compungido en el ágape de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, que “había que aguantar el tirón..”, se refería su Majestad a que venían tiempos duros con eso de la crisis.

Nuestras preocupciones se encaminan más bien por la incorporación de la dieta Mediterránea al Patrimonio Cultural de la Humanidad; que la UNESCO, tras un exhaustivo estudio, encargado a eminentes eruditos, y tras recoger miles de informes y análisis de Foros, ONG y Asociaciones españoles, se decida a incorporar la Dieta Mediterránea al Patrimonio Cultural Internacional de la Humanidad.

Menos mal que Marruecos se ha unido al proyecto, tras ser aceptadas sus propuestas de que se eliminen de la dieta Mediterránea el jamón y derivados del cerdo, y el vino: En su lugar, el reino alauita ha propuesto que se incorpore el cuscus (al kuskūs)


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826