España, 18-12-2017

Hay que aguantar el tirón…

Eugenio Pordomingo (23/10/2008)
De acuerdo con lo que cuentan las crónicas de la época, el Rey Juan Carlos comentó en el Palacio Real, con ocasión de la Fiesta Nacional del 12 de octubre,  que había que “aguantar el tirón”. El Rey estaba hablando de la crisis. Para más concreción, el Rey Juan Carlos dijo: “Hay que aguantar el tirón, la crisis requiere una respuesta coordinada de todos los países europeos y el presidente, José Luis Rodríguez, está donde tiene que estar”.

José Luís Rodríguez Zapatero se ausentó -eso se dice-, porque se fue directamente a preparar la reunión de los quince países de la eurozona. Claro, que tampoco estuvieron los periodistas, pues la Casa Real lo impidió, alegando falta de espacio. ¿Falta de espacio en ese inmenso Palacio?

Majestad, es difícil, muy difícil, “aguantar el tirón” cuando no hay plata para quitarnos las arrugas que como el arador de la sarna nos van minando el cutis antaño terso. Es difícil “aguanta el tirón” cuando no hay plata para modelar nuestra barbilla y nariz, ni nuestros pechos (vamos, los de ellas), ni hacernos un arreglillo en las caderas, los juanetes, el trasero, y un largo etcétera.

Es difícil “aguantar el tirón” cuando no podemos lucir la espléndida y repentina cabellera de José Bono, presidente del Congreso de los Diputados; ni tampoco podemos endilgarnos un jubón diario como hace la Vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, ni casi la totalidad de ministras, por eso de la igualdad.

Es muy difícil “aguantar el tirón”, cuando no podemos renovar nuestra escuálida flota de vehículos como hacen la mayoría de ministros  y presidentes de Comunidades Autónomas, sin contar ediles, altos cargos, etc. El último caso que conocemos es el de Emilio Pérez Toruiño, que  se ha gastado, a cargo del erario público,  480.000 euros en la compra de su cuarto coche oficial.

Es muy difícil “aguantar el tirón” cuando no podemos subirnos el salario, como nos hemos enterado ha hecho el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y otros 100 altos cargos municipales, que se han  aumentado los sueldos un 11,7 por ciento.

Es muy difícil “aguantar el tirón” sin disponer de “gastos sin justificar” como tienen ministros, directores generales, presidentes autonómicos, alcaldes, etc. También es difícil, muy difícil, “aguantar el tirón” cuando no se dispone de los fondos reservados, de libre disposición, en la cuantía que el Presidente del Gobierno tiene a su mano.

“Hace ya unos veinte años representaban -los fondos reservados de libre designación- para el Jefe de Gobierno español unos mil millones de pesetas (seis millones de euros actuales: es decir los sesenta mil multiplicados por 100) al año. Han seguido subiendo pero están bastantes enmascarados en los vericuetos de los Presupuestos del Estado”, eso afirmó en esta web, Aquilino Tejero, el 14 de julio de este año. Sin embargo, Zapatero dijo al ser entrevistado en Antena 3 TV, que gana unos 5.000 € netos al mes (60.000 al año).

Esos “gastos reservados” decía el mismo autor, son los que permiten, por ejemplo, a la Vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, “afrontar un modelo diario, no repetido; la asignación ofrecida convencionalmente no cubriría ni su vestuario de un mes y tampoco alcanzaría para su fastuosos chalet en La Granja de San Ildefonso (Segovia), por más que el constructor le pueda dar trato de favor”, afirma el mismo autor.

Es difícil “aguantar el tirón” sin tener un “contrato de trabajo” como el de los  Diputados Nacionales, mediante el cual se “autoimponen” unas condiciones superespeciales. Hace un año, la Mesa del Congreso aprobó, con la abstención del Parido Popular, los presupuestos del Congreso de los Diputados para el año 2008. Lo de la “abstención” del PP no lo entiendo. O están a favor o en contra. Hombre, me imagino que quieren disfrutar de la “subidita”, pero piensan que así lavan la cara.

Una “partida” de esas nuevas “condiciones laborales” va destinada a atender la  “indemnización por cese”  de aquellos diputados que, habiendo estado al menos dos años en el Congreso, dejen de serlo en la próxima legislatura. Asimismo, por segundo año, se contempla una partida para el “plan de pensiones”, que fue aprobado ya en 2006. Este “plan” va dirigido a ex diputados con más de siete años de ejercicio en la profesión. La cuantía de esta partida se cifra en 1,5 millones de euros.

El sueldo base de un diputado es de 3.020,79 euros al mes, a los que hay que añadir 1.823 más para los electos de fuera de Madrid, y 870 para los que representan a la capital de España; y otros “complementos mensuales por razón de cargo”, que son sustanciosos. “Complemento” es, por ejemplo, ser Presidente o Vicepresidente de una Comisión, Portavoz, o cualquier otro cargo…

Los portavoces de cada partido político suman a su sueldo base una ayuda por alojamiento de otros 3.030 euros, mientras que sus adjuntos reciben 2.318.

Los presidentes de cada una de las 23 comisiones -cada año hay más-, añaden otros 1.590 euros a sus 4.949 de su salario base; los vicepresidentes de las mismas comisiones, otros 1.162; y los secretarios, 775…

Sin olvidar el transporte (que se reembolsa en su totalidad). No sabemos si en ese apartado entran el taxi, bono-bus, coche oficial, u otras modalidades de desplazamiento. Todo eso aparte de las ya famosas dietas, almuerzos, etc.

Pero esto no es todo, también hay que destacar las pensiones a sus familiares en caso de accidente de los representantes del pueblo

Otro tanto acontece con los salarios y prebendas de alcaldes y concejales, pero de momento es mejor no atosigar…

Además de “aguantar el tirón”, encima tenemos que “rescatar” a la banca, según Zapatero, la más saneada del mundo y la mejor organizada; y también -eso lo digo yo-, una de las que más beneficios obtiene. Entonces, ¿por qué no nos rescatan a nosotros?

Acabamos de constatar algo que ya intuíamos, aunque no lo teníamos cuantificado, y es que un millón de personas en España pasan hambre. O lo que es lo mismo, la quinta parte de la población que reside en España vive con menos de 400 Euros al mes… No son datos inventados.

Con estas cifras, estos métodos y este modelo de convivencia, Majestad, estamos a la puerta del “Corralito”… Pero, en versión española, que siempre es más peligrosa y violenta, como nos demuestra la Historia.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826