España, 30-09-2016

Importante victoria de Severo Moto sobre Teodoro Obiang

Moto (con Ramon Lobo)Mi Columna
Eugenio Pordomingo (24/1/2009)

Los amigos de Obiang Nguema en España, constituidos o no, en “grupos de presión”, tienen sin duda alguna mucha influencia por estos lares. Nada más hay que recordar los viajes del Fiscal General de Guinea Ecuatorial, José Oló, a España, para entrevistarse con su homónimo español, Cándido Conde-Pumpido, para tratar de la extradición de Severo Moto a Guinea Ecuatorial. Por no hablar de las idas y venidas de Miguel Ángel Moratinos y Bernardino León, bien para entregarle importantes aportaciones dinerarias al Dictador o para, supuestamente, prometerle lo que luego no pudieron cumplir.

 

No nos olvidamos de las visitas a Malabo de dos delegaciones del Congreso de los Diputados, formadas por parlamentarios del PSOE, PP y CiU, que aquí hemos definido como “visitas de la constatación”, porque tras regresar de Malabo, sus Señorías “constataban” las mejoras democráticas de la Dictadura. Mejoras que sólo ellos constataban.

 

No olvidamos tampoco los viajes del Portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, que aunque algo más cauto, mantuvo la misma filosofía de no molestar al Dictador.

 

Tampoco hay que “echar en saco roto” la constitución de la Fundación España-Guinea Ecuatorial, donde trajinan –entre otros- Juan José Laborda y Rodolfo Martín Villa, ni la Fundación Alternativas, en la que los apellidos Zapatero y Sartorius se entremezclan con otros prebostes de la res pública.

  

Pero, de repente, a pesar de “Poceros” y Urdacis –y de la enorme cantidad de dinero que ha puesto o va a poner Obiang-, Gran Bretaña da la “campanada”, el gong de salida: La Corte Suprema de Gran Bretaña ha condenado a Teodoro Obiang Nguema y a la Republica de Guinea Ecuatorial, y da la razón a Severo Moto Nsá.

 

Y es que en el Reino Unido, los asuntos de Estado funcionan algo mejor que en España; con más seriedad; sin tener que soportar  humillaciones de dictadores y sátrapas.

   

La noticia a la que me voy a referir estaba ya en el aire, entre círculos restringidos, pero la ha hecho pública, Nómadas, en la web del Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial. 

 

Según esa información, la “Corte Suprema de Justicia de Inglaterra ha condenado al Presidente Obiang Nguema Mbasogo y aobiang-en-espana1 la República de Guinea Ecuatorial a pagar las costas, a los abogados defensores de Severo Moto Nsá después de que dicha Corte Suprema decidiera desestimar y sobreseer la apelación presentada por el Fiscal General de Guinea Ecuatorial, José Oló en nombre y representación de Obiang Nguema y de la República de Guinea Ecuatorial”.

 

El Supremo  considera que la apelación presentada por el Fiscal General, José Oló Obono, denunciando daños, no son justificables en los Tribunales Ingleses: “Por otra parte, el Tribunal Supremo inglés considera que las alegaciones del Fiscal General de Guinea Ecuatorial denunciando asalto y la intención de infligir angustia emocional no son razonables para una acción judicial”, recoge la web de Moto.

 

En consecuencia, las alegaciones hechas por la Dictadura son desestimadas por la Justicia inglesa, que “en definitiva manda sobreseer la apelación presentada por el Presidente Obiang Nguema y la República de Guinea Ecuatorial”.

 

Tras los acontecimientos del mes de marzo de 2004 –se afirma en la web del Gobierno en el Exilio-, “en que Obiang Nguema y su Gobierno denunciaron un frustrado intento de golpe de Estado contra su régimen, poniendo, como siempre, en medio de las denuncias a Severo Moto, y después de numerosas denuncias, en las que mezclaban a algunos países occidentales, incluyendo a Inglaterra, al final, después de perder todos los juicios tanto en Inglaterra como en Líbano (sic); tras la desestimación de la apelación presentada ante el Tribunal Supremo inglés, Obiang y la República de Guinea Ecuatorial se han visto obligados a pagar las costas y los correspondientes intereses acumulados, a los abogados de los demandantes y a los de Severo Moto y otros acusados, entre los que se encuentra el libanés Ely Calil”.

 

No hay duda que esta sentencia, y las que están de camino, ha supuesto una importante victoria de Severo Moto sobre Teodoro Obiang.

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826