España, 17-12-2017

No es hora de escritos grandilocuentes, es hora de Justicia…

Abaha (4/1/2009)
De nuevo -es el continúo movimiento de la rueda- aparecen escritos sobre el diálogo, la reconciliación nacional, respeto al pueblo ecuatoguineano, etc., etc., además de relacionar maldades y nombres de personajes del “clan del Obiang“. Uno de estos escritos que ha aparecido en una web que trata sobre asuntos de Guinea Ecuatorial, es de Daniel M. Oyono. No vamos a recordar su C.V. político ni hacernos eco de “correveidiles” que circulan sobre su quehacer en la oposición, sólo vamos a referirnos, y de pasada, a un escrito suyo reciente.

Con el título “Conducir el cambio y reconciliar el país”, Oyono dice estar dispuesto “a servir a mi país y poner todas mis capacidades al progreso y desarrollo de mi pueblo en todo momento”, pero no estoy dispuesto a ser -continúa- “utilizado como un simple figurante sin ninguna competencia para emprender las reformas estructurales y sustanciales que reclama la mayoría de la población y que necesita el País“. Él no quiere ser “figurante”. “sin ninguna competencia”. Entonces, ¿que quiere?

Y comienza el tribalismo. Que si los de Mongomo, los de… Y la recurrente “pureza de la sangre”. Inocentemente, o carente de información, afirma que Guinea Ecuatorial es el “único país del mundo” donde conviven las grandes potencias para sacar el jugo de las riquezas de la tierra. Le podemos citar más de cien o doscientos países donde eso  también ocurre.

Que en Guinea Ecuatorial hay dictadura, que se tortura, que las cárceles están llenas, que  los ministros se hacen ricos, etc., etc., lo sabemos de sobra. Ya harta abundar en ello.

Habla Oyono que es imprescindible la unidad de todos los guineanos “verdaderamente nacionalistas movidos por el interés general a los que invito a éste proyecto común de salvación nacional”, y que recibirá a los que se unan a él “con los brazos abiertos”.

Estamos de acuerdo con él cuando se refiere a los que se han dedicado o dedican a “desunir” a la oposición, pero hay que denunciarlo con nombre y apellidos, diciendo qué daban y dan, y a cambio de qué, quién lo cogía y demás cosas… Nos relata Oyono la decepción que le producen ciertos organismos internacionales y la avaricia de las potencias…¿se cae de un guindo o qué? Esa es la historia de siempre…

Un texto de intenciones, denuncias, pero poco más… Habla de “servicio al País”, pero se molesta tan sólo con la idea de ser “utilizado como un simple figurante sin ninguna competencia…”, ya que pretende algo más.

Totalmente de acuerdo cuando afirma que “el cambio está en nuestras manos”. Reitero, dice, “también mi llamamiento en éste sentido a Plácido Mico Abogo y a Fabián Nsue Nguema y sus respectivos Partidos, al sector aperturista del PDGE incluidos a aquellos recientemente apartados y muy especialmente a los Oficiales militares jóvenes para que no sigan siendo instrumentos de represión de la dictadura y se suman al proyecto de cambio que beneficiará a todos los sectores de la población de la que son también parte con sus familias que también sufren el látigo sectario criminal del régimen. Los recientes cambios producidos en nuestro entorno son muy signifcativos y deben aleccionarnos”. Esta es su apuesta, ya no hay más oposición para él…

Por otro lado, hemos visto el escrito de Justo Bolekia, Delegado Permanente del MAIB (Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko), titulado “Feliz Año 2009 para Weja Chicampo”, del que intentamos vislumbrar algunas intenciones. Habla Bolekia de que Chicampo “fue invitado a presentarse en la Comisaría Central de Malabo ante destacados miembros del gobierno (los Ministros Clemente Engonga y Manuel Nguema Mba), y allí ha permanecido durante dos largas semanas, retenido, sin asistencia letrada y sin que existiera una razón ni acusación para tan prolongada situación anómala e inexplicable. Fue liberado el pasado 30 de diciembre”. Que sepamos, si es que no han intentado engañarnos, es que al señor Chicampo le “invitaron” varios coches militares y de la policía de Obiang Nguema a ir a esa comisaría. ¿De acuerdo?

Dice Bolekia que “nuestro Movimiento quiere aportar su experiencia para que todos vivamos en un país en el que se respeten de una vez por todas los derechos fundamentales del ser humano”, y añade que es “ese propósito el que le ha llevado a Weja Chicampo, y le lleva a negociar con todas las fuerzas políticas”. De acuerdo, pero a negociar ¿con quién? ¿Con el Gobierno de Obiang?; y a cambio ¿de qué?

El señor Bolekia incluye dentro de esas “negociaciones”  al “propio gobierno de Guinea Ecuatorial, como principal protagonista que debía ser para la construcción del País…” ¿El principal protagonista…?

Eso es como si a uno le matan a un miembro de su familia, le roban sus enseres y le destruyen su casa y después, hala, a negociar con los protagonistas de la fechoría… Pero, hombre, ¿a qué jugamos?

Afirma el señor Bolekia en su escrito que “nadie debe sentirse excluido” de este proceso, lo cual nos deja un mal sabor. Pero peor nos sentimos cuando dice que “Las reuniones que este insigne Coordinador General del MAIB mantiene con altos miembros del gobierno de Guinea Ecuatorial entran dentro de nuestra filosofía negociadora, como una clara manifestación de nuestra voluntad inquebrantable de luchar para todos dentro del Estado”.

La disculpa o la razón que aduce para ello es la siguiente: “Además, teniendo en cuenta que el año 2009 es un año de elecciones presidenciales, la presencia de Weja Chicampo en Guinea Ecuatorial cobra mayor relevancia, haciendo ver a todos los Guineoecuatorianos que nuestra finalidad es gobernar Guinea Ecuatorial, porque tenemos derecho a esta aspiración, rechazando y desterrando cualquier proyecto político que ponga en peligro la Unidad del Estado”.

A nosotros nos gustaría escuchar eso de viva voz del propio  Weja Chicampo….

Un aire frescor nos llega cuando leemos lo escrito por el enigmático MBO OBA, al desear feliz año a todos, menos a los “enemigos del Pueblo, los opresores, los torturadores, los chivatos, los asesinos de ciudadanos/as, los espías, los ideólogos y seguidores del tribalismo, los soplones, los aduladores del régimen del caos y su tirano, los que se aprovechan económicamente del desorden creado por el tirano, los que se creen eternos e inmortales, los que no se quieren rendir ante la evidencia de que el régimen del caos está en el origen y principal causa de la miseria, pobreza, sufrimiento y todas las injusticias que se viven en Guinea Ecuatorial, a estos les deseamos un año 2009 infeliz, el peor año de su vida: Que Dios todopoderoso no les depare nada bueno en este año 2009. Que conozcan todas las desgracias imaginables e inimaginables por sus horrendos crímenes. Que todos los males cometidos contra la población durante cuatro décadas les caiga en cadena en esos 365 días de este año. Que cada grito, lágrima, sangre derramada, ilusiones perdidas, vidas sacrificadas y arrancadas,…todo eso que lo paguen en este 2009 con el peso de la Ley y Justicia de los Hombres y la ley de Dios (por si tienen la suerte de morirse antes de que les alcance la justicia del pueblo)”.

Nos sumamos a los que optan de una vez por todas por terminar con la actual situación. Si puede ser mediante las urnas, en libertad, en democracia y todos con las mismas garantías. Pero si los jugadores juegan con las cartas marcadas, entonces la partida se debe romper…

Nos viene a la memoria una vez más lo que el Padre Francisco Suárez dejó escrito: “…si un príncipe legítimo gobierna tiránicamente y no se encuentra otro medio de autodefensa que la expulsión y destitución del rey, entonces el pueblo, actuando como un todo… puede destituirlo”.

Para ilustrados de salón, académicos de partido y estrategas de “agencias” nacionales e internacionales, les recordamos que el Padre Francisco Suárez, conocido como Doctor Eximius, nació en Granada en 1548, no fue un terrorista, ni mucho menos, sino un destacado filósofo, teólogo y jurista, miembro de la Compañía de Jesús, que se sintió influido por  Santo Tomás de Aquino, e influyó a su vez a Leibniz y Descartes, entre otros.

Y en eso estamos…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826