España, 12-12-2017

¿Es Madoff la punta de una pirámide de lavado de dinero en Israel?

Wayne Madsen (23/2/2009)bernard-madoff
La corte del distrito de EE. UU. para el Distrito Sur de Nueva York parece decidida a mantener al ex presidente de NASDAQ y estafador mediante un timo Ponzi por 50.000 millones de dólares, Bernard Madoff, confinado a su casa de lujo en Upper East Side Manhattan y no en una prisión federal.

Dos jueces del circuito federal de Nueva York, Theodore Katz y Ronald Ellis, han dictaminado que Madoff debe permanecer en su casa en la ciudad y fuera de prisión.

El fiscal general Michael Mukasey, cuyo hijo Marc Mukasey de la firma legal Bracewell & Giuliani representa a Frank DiPascali, uno de los compinches de Madoff, sirvió antes en el tribunal federal con Katz y Ellis en Nueva York. Katz fue nombrado por George H. W. Bush mientras Ellis, afro-estadounidense, fue nombrado por Clinton.

WMR [Wayne Madsen Report] informó anteriormente que se sospecha que Madoff transfirió gran parte de su dinero mal habido a bancos israelíes, incluido uno, Bank Leumi, que el asociado de Madoff J. Ezra Merkin compró del gobierno israelí cuando Ariel Sharon era primer ministro y el actual primer ministro Ehud Olmert era ministro de finanzas.

Casi olvidado en el escándalo Madoff está otro escándalo en el que Morris “Moshe” Talansky, hombre de negocios neoyorquino, admitió que obsequió a Olmert 150.000 dólares en efectivo repartido en sobres. El escándalo obligó a Olmert a anunciar que renunciaba como primer ministro pero no antes de lanzar un ataque genocida contra Gaza.

El multimillonario de las Vegas, Sheldon Adelson, quien es un ehud-olmertimportante donante del Partido Republicano, también dio generosamente al jefe del Likud y candidato a primer ministro, Binyamin Netanyahu, quien espera reemplazar a Olmert.

Madoff, Talansky, Merkin, Olmert, Netanyahu, Adelson, el otrora máximo lobista republicano Jack Abramoff y su netanyahuasociado Adam Kidan, Rahm Emanuel, y todos sus compañeros en Washington, Tel Aviv, Jerusalén, Londres, Ottawa, y París recuerdan el adagio hebreo “ba‘al ha’mea ba’al ha’dea” o “el que tiene el dinero es el que decide” o aún más revelador: “el que posee el oro hace las reglas”.

N. de la R.
A través de “Mundo Árabe” nos ha llegado este artículo, que ha sido traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens. El original se puede ver en “Wayne Madsen Report”, http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=12370.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826