España, 12-12-2017

¿Quién ha elaborado el “Manifiesto” de Weja Chicampo?

12Abaha (5/2/2009)
Hoy pretendíamos comentar sobre la constitución del centro de documentación y de información destinado a profundizar sobre la  “propiedad intelectual” en Guinea Ecuatorial, que al dictador Teodoro Obiang Nguema alguien le ha metido en la cabeza.  La verdad es que cuando supimos de ello, la primera idea que se nos vino a la cabeza era que se iba a crear un centro de la “propiedad intelectual de la tortura y del expolio”, pero, parece que le han puesto otro nombre.

También pretendíamos escribir acerca de otro engaño (“caza blancos”), impulsado en este caso por la actual alcaldesa de Malabo, María Coloma Edjang Mbengono, que ayer recibió “en audiencia” a una delegación del Ayuntamiento de Villar de Olmo (Madrid) y algún que otro “Pocero” de pequeña monta de la zona. En época de crisis, van a llover…

Con el mismo interés íbamos a comentar el impacto político que Filiberto Ntutumu Nguema ha causado en la política internacional al integrar en el PDGE (Partido de Obiang Nguema) a dos personalidades de la vida política nacional de Guinea Ecuatorial. Uno de ellos es Agustín Massoko Abegue, afiliado hace dos días a Unión Popular (UP);  el segundo, Fulgencio Oyogo, de Alianza Nacional para la Restauración Democrática (ANRD). Posiblemente, a estos dos personajes no los lleven a pasear por Madrid, a base de buen yantar, visita a Génova 13, Ferraz, San Egidio, algún que otro confidencial de la Obra,  y luego a por unas pesetillas (vamos, euros) por eso de que el Foro es muy caro…

Pero, mira por donde, las miras de la CASA son más altas. Ya todas las “adquisiciones” políticas están hechas. “Almacenes Arias” no tiene ya más retales. Los que quedan están dedicados con ahínco a sus respectivas tareas…

No nos habíamos dado cuenta, y quedaba UNO. Es bubi, aunque tiene algunos rasgos gallegos u cierta retranca de los pueblos serranos de Castilla. Se parece en algo a moto-y-armengol1ese político-empresario-negociador-católicoaultranza español, ya fallecido, que fue ministro con Franco. De él se comentaba que nunca se sabía si subía o bajaba una escalera. Cuando le preguntaban, ya en “democracia”, acerca de qué partido político iba a ganar las elecciones, siempre contestaba “No se; pero en cualquier caso será el mío”. Ese personaje es Weja Chicampo; perdón, Pio Cabanillas.

Ya enfrascados en harina, vamos al grano. El “MANIFIESTO DE WEJA CHICAMPO DESDE MALABO” no ha sido escrito por Weja Chicampo. Retamos a grafólogos, estenotipistas, informáticos, psicólogos, psiquiatras, brujos y demás, a que nos demuestren lo contrario.

En el contenido, en la filosofía pactista, si puede estar de acuerdo el señor Chicampo, pero, repetimos, él no lo ha escrito. Ni tampoco Justo Bolekia. Lo han escrito otros u otras. A Chicampo le han domeñado, aunque quizás sin mucho esfuerzo. Esa si es para Obiang Nguema una pieza que puede mostrar en su sala de trofeos…

Nos ha llamado la atención un párrafo de ese “Manifiesto”, y es el siguiente: “Asimismo, señalar que mi presencia actual en el país es para aprovechar una buena disposición y voluntad política del Jefe de Estado, quien me manifestó, a través de sus representantes, su interés en que realice ante él una exposición y ampliación de mi propuesta, hecho que, aunque todavía no se ha producido, estoy seguro de que no tardará en materializarse”.

A los que han urdido esa maniobra, aparte de entregar al señor Weja Chicampo a los leones, con su beneplácito, por supuesto, le han dado un nuevo AS  a Severo Moto.

Los músicos ya están en el escenario, y los instrumentos también. ¡Pues que empiece la orquesta…!

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826