España, 23-01-2018

El Aaiún: detenciones y torturas en el recibimiento al activista de Derechos Humanos, H´mad Hammad

espacioseuropeos.com (2/hc2b4mad-hammad2/2009)

Nuevas detenciones, torturas y bloqueo policial marroquí en la zona próxima al barrio de Maatala, en la capital del Sáhara, El Aaiún, desde el viernes, cuando se produjo una importante concentración popular para recibir al activista de Derechos Humanos y vicepresidente del Comité de Defensa del Derecho a la Autodeterminación del Pueblo del Sáhara Occidental (CODAPSO), H´mad Hammad, declaró el propio Comité al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC).

 

El activista saharaui  regresaba un año y medio después de abandonar el territorio, tras recuperarse de una operación de columna vertebral para tratar de curarle las secuelas de las torturas sufridas a lo largo de su actividad política.

 

Hammad, que llegó al aeropuerto de El Aaiún poco después de las 10:00 horas del pasado viernes, se trasladó a casa de sus padres, cerca de Maatala: “Durante el trayecto fuimos seguidos por vehículos policiales camuflados y cuando llegamos al barrio encontramos todas las calles tomadas por policías marroquíes, tanto de uniforme como de paisano”, relató el activista.

 

Acompañaban al vicepresidente de CODAPSO varios observadores españoles, entre los que estaba el presidente del Observatorio de los Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Badajoz, José Manuel de la Fuente.

 

Una vez que llegaron a casa de los padres de H´mad, numerosos ciudadanos saharauis se congregaban “ondeando banderas de la República Árabe Saharaui Democrática y coreando eslóganes favorables a la independencia” del territorio. Cientos de ellos “eran bloqueados por los controles policiales marroquíes, muchos detenidos, maltratados y algunos permanecen en paradero desconocido”, indican algunos testigos.

Además, “todo el que entra o sale de casa de la familia del activista es detenido e interrogado”, denuncian las mismas fuentes.

 

Por otro lado, los dos representantes del Comité Contra la Tortura de Dajla que tenían previsto reunirse en la tarde del martes con la delegación del Parlamento Europeo de visita los territorios ocupados por Marruecos en el Sáhara Occidental, Rachid Sghyar y Hamia Ahmed Musa, “fueron liberados tras sufrir duros interrogatorios y brutalidad” por parte de la policía marroquí”.

 

Ambos fueron “agredidos” por la policía cuando se dirigía a reunirse con los europarlamentarios e “introducidos a la fuerza en un vehículo policial marroquí”, informó al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) el presidente de la organización de defensa de los Derechos Humanos, El Mami Amar Salem.

 

Finalmente, los dos activistas del Comité Contra la Tortura de Dajla fueron liberados el martes a última hora de la noche, poco antes de las 23:00 horas. Rachid Sghyar, en la avenida de Bucraá de El Aaiún “después de ser sometido a durísimos interrogatorios” y “con una bolsa en la cabeza para que diera tiempo a sus captores de escapar antes de que pudiera identificar la matrícula del vehículo”, aseguraron los testigos en la zona.

 

Según relató el propio Rachid, la policía marroquí “temía todo el tiempo” causarle “heridas graves que revelaran posibles torturas” a la delegación parlamentaria europea, que se interesó desde el martes por el paradero y la situación de su compañero todavía desaparecido, aunque fue constantemente “amenazado de muerte” y “golpeado en puntos del cuerpo en los que no quedan marcas”, aseguró.

 

Hamia Ahmed Musa fue abandonado minutos después a unos kilómetros al norte de la capital saharaui, pero no se supo nada de él hasta un día después pues “los efectos de los golpes que no le dejaban moverse y el temor a las amenazas de muerte efectuadas por los agentes marroquíes impidieron que fuera localizado” ya que “además, le quitaron todas sus pertenencias, entre ellas, el móvil”, declaró el Comité Contra la Tortura de Dajla.

 

Se da la circunstancia que Hamia es hijo de otro desaparecido saharaui a manos de las autoridades marroquíes cuando éste era un niño. Tras su liberación, aseguró que sus captores le “repetían una y otra vez que iba a seguir el mismo camino que mi padre”, aseguró. 

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826