España, 29-09-2016

El Papa, los “Caballeros de la Orden de Malta”, el Tribunal Constitucional, Global Witness y alguna cosilla más…

Guinea Ecuatorial
Abaha (13/3/2009)obiang-y-el-papa2
No nos imaginamos, ni por un momento, que la Madre Teresa de Calcuta y el Dictador Teodoro Obiang Nguema, platicasen en armoniosa hermandad. Aunque, la primera era tan buena, tan santa, que era capaz  hasta de eso y más, si así creía que podía conseguir un mendrugo de pan para sus miles de niños bajo su protección. Pero el Papa, los Papas, son otra cosa…

Inocentes de nosotros, creíamos que los Papas se negaban una y otra vez a recibir en audiencia, o en la recoleta intimidad, a dictadores y demás jauría política que anda suelta por esos mundos. Pero, mira por donde Teodoro Obiang Nguema, se deja caer de vez en cuando por el Vaticano para hacerse la “foto”, y pasearla después desde Australia a las Antillas, pasando por Madrid.

Desde que está en el poder, tras un cruento Golpe de Estado, creemos que las visitas a Roma han sido varias. Pero, bueno, él hace lo posible para lavar su imagen como lo hacen, lo han hecho y lo harán, todo aquel que se precie que para llegar a detentar el poder, debe insertar en su C.V. una fotografía con el Papa de turno.

Pero, lo que si nos ha llamado la atención es lo que los Papas, al menos el de ahora, Benedicto XVI,  José Ratzinger, piensa sobre Obiang Nguema. Cercanas las Navidades del año 2005, en un encuentro del que no podemos aportar más datos, excepto si alguien lo pone en duda y nos somete a la jurisdicción jurídica, Benedicto XVI le comentó a una persona lo siguiente: “Tu Presidente –Teodoro Obiang Nguema–  ayuda mucho a la Iglesia…”

No queremos recordar -el pudor nos lo impide- lo que aquel hombre sintió y lo que masculló, al escuchar esas palabras del Santo Padre…

Ahora, nos hemos enterado que se están preparando los acuerdos entre la Santa Sede y el Gobierno de Guinea Ecuatorial. El Nuncio Apostólico, con residencia en Yaounde, Monseñor Elieser, italiano es el encargado de tan ardua labor.

Obiang Nguema ha tenido ocasión de ser recibido en Audienciobiamg-y-su-mujer-con-el-papaa Papal en noviembre de 2000 y en diciembre de 2005, que recordemos.

Pero, ¿cómo se pide una Audiencia con el Papa? Pues, expertos en estos asuntos de la diplomacia Vaticana, nos dicen que una Vía muy importante -al menos, esa es la que utilizó, supuestamente, Obiang Nguema-, es la de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, conocida como la Orden de Malta. Al parecer, los contactos entre Obiang y los “caballeros” de la Orden se remontan a…

Y hablando de “cruzados”, nos dicen que Severo Moto va a iniciar su particular cruzada en pos de su “pasaporte”, una vez que el Tribunal Constitucional le ha dado la razón; e, incluso, podría solicitar alguna indemnización por los más de cuatro meses pasados en la cárcel de Navalcarnero. Pero, de eso sabremos en breve, pues  en espacioseuropeos.com, se va a publicar una entrevista que le ha hecho Pordomingo.

Reaparece de nuevo Global Witness, instando a los bancos a que dejen de “trabajar” con gobiernos corruptos. Eso, al menos es lo que han dicho los “funcionarios” de ese ente, ONG, o lo que sea, con motivo de la presentación de un informe que han elaborado acerca de ese asunto, según apareció en el diario británico “The Guardian”.

En el informe se dice, entre otras cosas, que se supriman las “normativas que protegen el secreto de los paraísos fiscales, y se garantice que todos los países elaboran registros públicos “on line” completos de los beneficiarios reales de la propiedad de todas las empresas y sociedades que operan en ellos”.

De nuevo “calma chicha” en Guinea Ecuatorial… Obiang insiste en que Moratinos le visite en Malabo. Hay, incluso, gentes, que nos afirman que saben de “buena tinta” que el jefe de la diplomacia española ha estado o está todavía abajo…  Lo desconocemos, y la verdad es que nos importa muy poco…


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826