España, 14-12-2017

Sáhara Occidental: Tres presos políticos saharauis, en estado crítico tras un mes en huelga de hambre

familiares-de-desaparecidos-saharauisespacioseuropeos.com (17/3/2009)
Los presos políticos saharauis, Ibrahim Baryaz, Khalihenna Abou El Hassan y Ali Salem Ablagh, en huelga de hambre desde el pasado 13 de febrero en la cárcel de Marrakech (sur de Marruecos), se encuentran “en un estado crítico de salud”, según un comunicado del Comité Saharaui de Defensa de los Derechos Humanos de Gulimín (CSDDHG), al que tuvo acceso el Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC), el cual se ha encargado de su difusión.

El Comité saharaui denunció con “dureza” el “deterioro de la salud de los presos políticos”, pidiendo a todas las asociaciones de los Derechos Humanos en todo el mundo a intervenir ante las autoridades marroquíes para que “liberen inmediatamente y sin condiciones los tres presos políticos saharauis”.

Además, las fuerzas de seguridad marroquíes dispersaron el pasado jueves “con brutalidad” dos manifestaciones en las ciudades de Zak y Assa (sur de Marruecos), “organizadas por ciudadanos saharauis en solidaridad con los presos políticos que siguen en las cárceles marroquíes”, indica la organización humanitaria saharaui.

Por otro lado, el activista saharaui de Derechos Humanos, miembro del Comité Contra la Tortura en Dajla (CCTD), Rachid Sgheir fue “liberado después de cerca de 24 horas durante los cuales fue sometido a tortura y otros tratos crueles y degradantes” por parte de las autoridades marroquíes, señalan las mismas fuentes.

El 12 de marzo de 2009,  Rachid había grabado en vídeo las actuaciones de intimidación y chantaje a varios turistas españoles por parte de la policía marroquí siendo perseguido en un primer intento de secuestro. Al día siguiente, al ver que su casa estaba cercada por agentes de las fuerzas de ocupación, Rachid Sgheir acudió al Tribunal de Primera Instancia para denunciar la persecución y el intento de secuestro del que fue objeto.

Sin embargo, a penas había entrado en la sede judicial, “fue secuestrado” por  “varios agentes marroquíes, entre ellos el director de la Seguridad en Dajla, Hreiz Larbi, y el director del Departamento de Seguridad Territorial (DST) en la localidad”. 

Sgheir relató al CCTD,  que le “pusieron las bandas sobre los ojos” y le “ataron las manos e introdujeron en un coche con matricula privada hacia a la Comisaría Central de Dajla (antigua Villa Cisneros) donde inmediatamente empezaron a torturarlo y maltratarlo”.

Poco después de ser secuestrado, comenzó a padecer agresiones por parte de los agentes de la Seguridad. Le hicieron dormir sobre un lecho de cemento, sin mantas, le regaron el suelo de la celda con agua y le apretaron las esposas (grilletes).

Al día siguiente, en la misma comisaría donde se encontraba, fue sometido a severos interrogatorios, en el transcurso de los cuales “le preguntaron sobre sus actividades, sus relaciones con otras organizaciones particularmente internacionales, sus contactos con otros defensores saharauis de Derechos Humanos“.

Al mediodía fue llevado ante el “Tribunal de Primera Instancia donde compareció ante el procurador del Rey. Rachid denuncio ante éste las vejaciones a las que fue sometido y que había firmado un documento por la fuerza, sin saber su contenido. El procurador procedió a su liberación, sin responder a sus quejas”.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826