España, 15-12-2017

De charla con Severo Moto, Presidente del Partido del Progreso y del Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial (I)

motoMi Columna
Eugenio Pordomingo  (14/4/2009)
La cita para entrevistarnos con Severo Moto la habíamos concertado con bastante antelación; sabíamos el día y la hora, pero nada acerca del lugar, aunque suponíamos que sería cerca de Madrid. A la hora convenida se presenta Armengol Engonga, hombre de confianza de Moto, además de Vicepresidente del Partido del Progreso y del Gobierno en el Exilio, y juntos, en su automóvil, nos encaminamos para encontrarnos con nuestro hombre…

Un pequeño pueblo y un pequeño hostal, son testigos de nuestra distendida e interesante conversación. A pesar de las medidas de seguridad que hemos tomado, nos percatamos de la presencia de dos varones de mediana edad que merodean por la puerta del establecimiento hotelero donde nos vamos a reunir. Los dos nos saludan; y Severo Moto les responde. No pregunto quiénes son, pero me da la impresión que pueden ser guardias civiles de la zona…

Moto nota mi curiosidad. Me mira y agarrándome del brazo me dice: Aquí me quieren mucho; no te preocupes…”

Un café detrás de otro nos permite dialogar sobre lo divino y lo humano, antes de entrar en la materia de la entrevista. Moto acaba el segundo café, se ajusta la corbata y se prepara a emitir sus opiniones ante la grabadora…

P.- ¿En qué situación jurídica se encuentra el asunto de su detención y posterior encarcelamiento…?
R.- Bueno, yo la verdad es que sigo diciendo que me siento como si estuviera detenido en España; siendo, como soy, asilado político. Mi situación actual es que no pueda disponer de mi pasaporte; no puedo moverme de España,  y todos los lunes tengo que ir a presentarme ante el Juzgado, pues evidentemente no me da la sensación de ser libre.

Soy un preso en libertad condicional, tremendamente restringida. A partir de ahí si puedo decir que estoy libre, porque no estoy en el penal de Navalcarnero, puedo encontrarme con mis compañeros, puedo verme con mis amigos y, sobre todo, estar con mi familia.

P.- El asalto al Palacio de Malabo el 17 de febrero no ha sido reivindicado hasta ahora formalmente, no obstante me gustaría saber ¿cuál es su opinión al respecto…?
R.- Yo la verdad, como no podía ser de otra manera, estoy atento a todo lo que está sucediendo, tanto dentro como fuera de Guinea Ecuatorial. Pero, de momento soy incapaz de hacer un diagnóstico sobre lo que está sucediendo. Al no estar en el centro del tema, pues lo miro desde la distancia. Nos llegan, lógicamente, muchos datos, muchas versiones. Y nos da la sensación que hay grupos… (Hace una pausa) pero, la verdad es que no se sabe si ha sido un robo, un atentado, un golpe de Estado, o ¿qué? Quizás ha sido, incluso, una forma de probar si Obiang sirve para algo como presidente y defensor de los intereses del país…Hasta que se esclarezcan los hechos, me es muy difícil dar una opinión definitiva…

P.- ¿En el supuesto que ese intento de golpe, asalto, o lo que hayarmengol-engongaa sido, hubiera triunfado y, por ejemplo, Teodoro Obiang hubiera muerto en el asalto,  qué cree que hubiera podido pasar en Guinea Ecuatorial?
R.- Nosotros… hay dos temas que son claves. Cualquier historia que suponga acabar con la actual situación de Guinea Ecuatorial, si no pasa por el respeto de la ciudadanía, que no respete a la sociedad guineana, lo condenaremos de forma permanente. Segundo, cualquier tema que sea abrir paso a que se produzca un clima de libertades en Guinea Ecuatorial que termine con el régimen y que se abra un período de transición serio y profundo, que acabe con la actual situación, pues… sería bien recibido.

Pero siempre, cualquier proceso, debe terminar en unas elecciones libres, que para nosotros son fundamentales; está claro que ese proceso lo aprobaremos. El mensaje es clarísimo, aquellos que creen que quieren liberar a Guinea Ecuatorial, que no pasen por encima de sus ciudadanos. Y tercero, que su objetivo central sea que desaparezca este período cuanto antes mejor y que se inicie uno que sea de auténtica transición en la que participen todos los partidos políticos y la ciudadanía se encuentre en libertad para votar a un Presidente de una vez para siempre…

 P.- Y ¿quién puede garantizar que haya unas elecciones libres?, pues en teoría siempre ha habido unas elecciones libres. Y así lo ratifican las comisiones del Congreso de los Diputados de España, que constatan que todo va mejorando, pero vemos que no es verdad. En Guinea no ha habido elecciones verdaderamente libres… ni asomo de ello.
(Severo Moto, no me deja terminar, interrumpe. Es como si no quisiera participar en esa crítica a las instituciones españolas…)
R.- Hoy por hoy, si hay una actuación seria para echar a Obiang y a su régimen, el compromiso de llevar a cabo una transición o unas elecciones libres, ese compromiso le toca a los que han dado ese paso. Sean militares o, incluso, gentes del propio Obiang que están cansados, porque nos consta que es así… O será, algo que haya nacido desde dentro. Pero si no está garantizado por unas elecciones inmediatas para que el pueblo elija a su propio presidente pues automáticamente será denunciable. Todo lo que signifique desorden, vamos a quitar a Obiang, y vamos a ponernos nosotros, pues evidentemente lo miraremos con cierta distancia.

Ahora, todo lo que sea abrir paso a la democracia de forma sincera, con participación de la comunidad internacional, que tiene mucho que decir, pues ahí estaremos…

Hoy por hoy, repito, está claro… Nuestro trabajo, es hacer un post Obiang de libertad de democracia y de pluralismo participativo en todo el país…

P.- ¿Usted cree que Obiang se mantiene en el poder gracias a la ayuda de España y de otros países…?
(No me deja terminar la pregunta, es como si tampoco quisiera molestar a los poderes fácticos…)
R.- Los datos que manejamos -aquí se entremezclan mi respuesta y su pregunta- como partido y como Gobierno en el Exilio nos dan la sensación de que incluso en España todos piensan, sobre todo en las esferas altas,  que Obiang es el auténtico problema que existe en Guinea Ecuatorial. Eso puede ser un mensaje que lanzamos al pueblo guineano para que sepan que su reacción contra Obiang difícilmente va a ser rechazada por España. Es decir, hablando claro, que el pueblo guineano sepa que si se levanta contra Obiang, ciertos círculos españoles, que opinan que Obiang es el problema”;  y si el pueblo guineano se levantase contra el “problema Obiang” yo no creo que haya una reacción en contra por parte (medita la respuesta), incluso de las instituciones españolas…

P.- ¿Entonces por qué el Presidente del Gobierno español, le da tanta cobertura política a Obiang; o, al menos, se le ha dado hasta ahora?
R.- Lo de la “cobertura política”, veamos… Conozco un poco, a través, por ejemplo, del embajador español en Guinea Ecuatorial, que evidentemente, está preocupado por la tranquilidad y la seguridad de los españoles que se encuentran allí… Lo cual es una obligación suya. No vemos en estas declaraciones suyas… que no significa que estén apoyando la tragedia que se está viviendo en Guinea Ecuatorial. Pero sigo diciendo que va a se un poco difícil severo-motoque si desde las instituciones españolas el mensaje claro es que Obiang es el problema, dificilmente el embajador pueda estar a distancia de estas declaraciones.

P.- No hay duda que su formación política es una de las más conocidas en España y en el extranjero, en el supuesto que ustedes resultaran vencedores en unas elecciones en libertad, ¿cuál sería su programa de Gobierno?
R.- Lo más bonito (sic) es que nosotros ganáramos las elecciones, porque no nos pilla de sorpresa. Así como Obiang es cierto que preparó el Golpe contra su tío, pero no llevaba en sus alforjas un proyecto para construir un país. Simplemente, quería quedarse con el país. El Partido del Progreso cuenta con un proyecto recogido en un Vademécum, que todos nuestros ministros lo están asimilando para inmediatamente ponerlo en marcha. Somos sinceros, nuestro proyecto económico pilota sobre una economía libre de mercado; el proyecto político se mueve en este estudio de constitución que tenemos elaborado.

Se suele decir “es que vas a imponer una Constitución”. No, no. Vamos a someter a estudio y a referéndum popular esta constitución que hemos elaborado. Nosotros vamos a ir con el pan bajo el brazo…

P.- ¿Tiene el Partido del Progreso algún proyecto económico para garantizar las inversiones de las grandes multinacionales? ¿Tienen algún proyecto respecto a la transparencia de las inversiones, contratos petrolíferos y recursos naturales? Lo pregunto para que las empresas y los posibles inversores sepan a qué atenerse…
R.- Como le he dicho antes, nuestro vademécum es como una luz que va guiando nuestro proyecto de cara al post Obiang. Nosotros, como un partido serio no podemos estar esperando a ver si se producen acontecimientos para, a partir de ahí, elaborar, preparar, organizar…

La economía de mercado la adoptamos como partido democratacristiano, conectado con la DC Internacional ¿Cómo ha podido, por ejemplo, Alemania salir adelante estando en la tragedia como se encontraba?

Y en la postura democristiana nos quedamos en esta primera parte.

Cuando realizamos esta entrevista con Moto no habíamos tenido noticia (espacioseuropeos.com fue el primer medio en sacarlo a la luz) de una supuesta carta -firmada por representantes de algunos grupos de la oposición- dirigida a Obiang Nguema solicitándole “con urgencia abrir cauces de diálogo…”. Esperamos que en la segunda parte de esta entrevista podamos ofrecer la opinión de Severo Moto sobre ese asunto que ha levantado tanta polémica y cuyas consecuencias todavía no se han producido.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826