España, 11-12-2017

El pueblo de Guinea Ecuatorial forzado a recibir a Mohamed VI

obobiang-nguemaP.O. (Corresponsal en Guinea Ecuatorial)
(16/4/2009)
Como casi todo en Guinea Ecuatorial, nadie sabe el coste que va suponer para el Estado guineano la visita de Mohamed VI, rey de Marruecos y Rey de Obiang -como se dice por aquí-,  al margen de que el monarca alauíta sea  dueño de la empresa SOMAGEC, encargada de la ampliación de los puertos de  Malabo,  Bata,  Kogo, además del futuro embalse de agua para la ciudad de Bata.

 Para la inmensa mayoría de los guineanos la visita del jefe de Estado marroquí no deja de ser un insulto a la población de Guinea Ecuatorial, a sabiendas de los “estragos” que los militares marroquíes sembraron en nuestro país en la década de los ochenta y noventa. En ese periodo muchas guineanas fueron violadas y asesinadas, presuntamente, por los “perros de caza” de Hassan II.

 Obiang ha declarado festivo los días 16 de abril en Malabo y el 17 en Bata. Aunque la declaración de festividad viene a significar que la población debe concentrarse obligatoriamente en el aeropuerto y en los lugares de la ciudad por donde los dos impresentables mandatarios van a pasar. Una tomadura de pelo más de Obiang hacia la población guineana.

 Los gobernadores provinciales de Malabo y Bata, han dirigido un oficio a las empresas para que todos los trabajadores acudan a recibir al Rey Mohamed VI, y para ello han de enviar primero las listas de los empleados para así poder controlar a los asistentes y castigar, posteriormente, a aquellos que no acudan a esperar al monarca marroquí.

 Por otra parte las empresas deben ceder sus coches a los gobernadores para transportar a los ciudadanos hasta los puntos donde la dictadura ha considerado conveniente una afluencia mayor de gente para dar la “bienvenida” a Mohamed VI. Obiang espera un “baño de multitudes”.

 Desde las seis de esta mañana ya hay gente aglomerada en el aeropuerto de Malabo, y el resto se va a situar en los laterales de la autovía de siete kilómetros que comunica Malabo con el aeropuerto. Y como siempre en estos casos, la gente debe llevar consigo algo de comida y agua. Los más parados siempre son los estudiantes de primaria y secundaria que siempre sufren de hambre y sed, en un país donde no existe la cruz roja, ni atención primaria en caso de una emergencia sanitaria.

 Desde hace días, en las ciudades de Malabo y Bata se pueden apreciar banderas marroquíes colgadas en las fachadas de los edificios, plazas y vías públicas. Como anécdota, comentar que donde hay una bandera marroquí y otra de Guinea Ecuatorial, la primera es de un tamaño más grande que la guineana.

 Entre tanto, seguimos mirando al mar…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826