España, 16-12-2017

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) exige una investigación interna “exhaustiva” sobre la fuga de Daoud Ouhnane, uno de los inculpados en el 11-M

alfredo-perez-rubalcabaespacioseuropeos.com (13/4/2009)
José Manuel Sánchez Fornet, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), ha pedido, en declaraciones a la agencia de noticias Europa Press, que se “abra una investigación interna “exhaustiva” para esclarecer todos los detalles sobre la fuga de uno de los supuestos autores materiales del 11-M”. Fornet se refiere a Daoud Ouhnane, súbdito argelino, uno de los autores, supuestamente, de la colocación de bombas-mochila el 11-M de 2004.

Al parecer, Ouhnane fue grabado por la policía provincial de Información de Cataluña durante el transcurso de una operación por un asunto relacionado con el terrorismo islamista.

De acuerdo con las declaraciones efectuadas por Fornet a la agencia Europa Press, deben “ser interrogados los jefes de la Brigada, la Jefatura Superior de Cataluña y el comisario general de Información en ese momento”.

Fornet  opina  que “no nos cabe ninguna duda de que no ha habido ningún error de la Policía, pero si lo ha habido debe conocerse y se deben depurar responsabilidades. Hay que arrojar luz sobre el tema para que la opinión pública tenga toda la información”.

Ouhanne siempre ha sido considerado como uno de los principales sospechosos de haber sido una de las personas que colocaron mochilas-bomba en los trenes trágicamente volados aquel fatídico 11 de marzo de 2004.

El diario “El Mundo” ha publicado hoy que agentes de la policía nacional pertenecientes a la Brigada Provincial de Información de Barcelona, grabaron en dos ocasiones a Ouhnane, tan sólo tres meses después de los atentados de Madrid. Las grabaciones se hicieron durante una investigación que culminó en la llamada “Operación Tigris”, contra una red de “reclutamiento y envío a Irak de muyaidines”.

Poco después de que el diario “El Mundo” publicase esta noticia, el daoud-ouhnaneministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha visto obligado a tener que admitir que la Policía no había detectado al argelino Ouhnane, huido tras el 11-M.

Pérez Rubalcaba admitió que los agentes que grabaron a este fugado no “lo detectaron. Si no, lo hubieran detenido”.

Estas declaraciones las ha ahecho el ministro de Interior poco después de comparecer con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para tratar de los temas de seguridad en las Olimpiadas de 2016, en el supuesto de que Madrid fuese elegida para organizarlas.

Pero lo más curioso es que la policía informó que Ouhnane había muerto en un atentado suicida en Irak el 20 de mayo de 2004. Los atentados del 11-M nos van a deparar todavía muchas sorpresas. ¿Cómo es posible que a estas alturas sólo haya un único condenado, Jamal Zougham, por colocar las mochilas-bomba en los trenes?

Será detenido Daoud Ouhnane o pasará a engrosar la larga lista de “fugados” de la Justicia española…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826