España, 18-12-2017

Obiang “palmea” mientras otros tocan la guitarra…

Abaha (13/4/2009)obiang-y-moratinos1
La noticia que se publicó en espacioseuropeos.com ha dado, y seguirá dando, mucho que hablar. ¿Qué más da cómo se ha conseguido esa información? Ese no es el asunto, la clave está en conocer de dónde partió la idea -nosotros no tenemos duda-, cuál es la intención y, por encima de todo esto, qué se pretende con ello. Nos referimos a la carta que algunos sectores de la oposición guineana en España han dirigido a Obiang Nguema pidiéndole una “sentada”.

En cualquier caso, y para que no quepa duda alguna, nosotros nos mostramos contrarios a ese diálogo, y más cuando se sabe con seguridad que el Dictador no es proclive a esas formas democráticas. Por eso, nos sigue extrañando mucho que algunos de los firmantes de esa carta, que por cierto tiene tres hojas, sean personas que siempre se han negado a ello; como tampoco acabamos de entender que esos mismos, que últimamente, se negaban a mantener todo tipo de diálogo con el resto de la oposición, ahora actúen así…

Por eso, cabe preguntarnos, ¿de dónde ha partido realmente la idea de enviar esa carta al Dictador? y ¿qué tipo de promesa -si es que se ha hecho alguna- hay detrás de esta operación?

Pero, quizás le demos muchas vueltas y simplemente haya sido producto de la desesperación, de no encontrar camino, de haber perdido el horizonte… O, tal vez, cierto temor a que los “chicos” del 17-F se les adelanten, que es muy posible…

Ayer, el guerrero mítico, Mbo Oba, afirmaba en un  artículo publicado en http://www.guinea-ecuatorial.net/inicio.asp, una web que trata sobre asuntos de Guinea Ecuatorial, lo siguiente: “Dicen algunas de nuestras fuentes que el acuerdo con el Banco Santander fue negociado por Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé; con el Banco Popular y Caja de Galicia por Ramón Gil Casares Satrústegui…”.  Y el asunto da mucho que pensar…

Pero, mira, mientras la mayoría de la oposición guineana se debate buscando ayudas, o que les reconozcan su estatus de refugiado, y poco más, otros se erigen en adalides de la “comunidad negra en España”. Para estos adalides ha llegado el momento  de que a la “comunidad negra” se le reconozca “como minoría étnica que le dé visibilidad social y de que se recupere su memoria histórica para resarcir el agravio padecido durante tres siglos”.

Según EFE, tan proclives a este tipo de “sensiblería”, las “asociaciones africanistas conecta con la iniciativa presentada por el PP en el Congreso a favor de que se reconozca como colectividad a los negros en España, así como su diversidad religiosa y cultural”.

“La hispanidad no se puede concebir al margen de los negros. Hay una deuda pendiente con nosotros”, afirmo a EFE, Abuy Nfubea, presidente de la Federación Africanista. “Queremos ser una minoría étnica, al igual que los judíos o los gitanos para tener presencia en las instituciones y ser visibles en la sociedad. Al negro se le ve siempre como alguien que viene en patera o vende música en la calle”, afirmó Nfubea a la agencia española de noticias.

Este hombre, más bien parece que busca un “lugar al Sol”, o sea que le nombren algo en alguna institución. Creemoplataforma-de-petroleo-en-el-golfo-de-guineas que él tiene una causa excelente para luchar, ya que demuestra ser un luchador nato, y es crear un partido político o una ONG (otra) y volcarse en ayudar a terminar de una vez por todas con la Dictadura de su país, si es que se siente guineano. Y si se siente español, pues que se afilie a un partido o monte uno, y a competir en el arco político, que ahora se lleva mucho.

Por cierto, ¿a qué se dedica este señor?, ¿a qué dedica el tiempo libre?, ¿quién paga su Seguridad Social o su móvil?, ¿recibe algún dinero del Estado español? Y si lo recibe, él o su ONG, podría hacerlo público…

Nosotros hemos preguntado a amigos negros -en nuestro colectivo hay varios-, y todos nos han dicho que lo que quieren es “trabajo”, un puesto donde ganarse la vida dignamente, y que de lo demás no tienen problemas.

Bata y Malabo parecen ciudades muertas, muchos comercios están cerrados, sobre todo los de cameruneses y nigerianos; las gentes salen poco de casa; cunde el temor entre los opositores, más entre los de UP…

Nos llegan datos de que esta vez los “servicios de seguridad” de las plataformas no avisarán del paso de cayucos ni  de planeadoras…

Del nuevo “Plan África” hablaremos dentro de muy poco… ¡Pobre África si alguien piensa que de ahí van a salir soluciones para sus ciudadanos…!

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826