España, 17-12-2017

Una avería obliga a parar la nuclear de Garoña

central-nuclear-de-garona1Javier González  (26/4/2009)
Hacia las doce de la noche del 23 de abril, una avería en el cojinete ocasionó la parada del grupo turboalternador y como consecuencia la parada automática del reactor de la central. Como viene ocurriendo en los últimos meses, la información no ha partido del Consejo de Seguridad Nuclear, que se ha limitado a cumplir el trámite con una nota lo más escueta posible, sin ningún contenido informativo más allá de la notificación obligatoria de la parada.

La avería, que es la tercera en menos de un mes, reviste cierta importancia, ya que el circuito hidráulico que mueve el turboalternador es el mismo que refrigera el reactor. La vieja central de Garoña, que ya lleva 38 años de funcionamiento, tiene solo dos circuitos de agua: el primario, en contacto con el combustible y altamente radiactivo, y el secundario, que a su vez mueve la turbina que produce la electricidad.

Para Ecologistas en Acción esta parada demuestra una vez más la vulnerabilidad de las nucleares. Sobre todo si, como es el caso, se trata de una central antigua con problemas serios en el interior de la vasija del reactor. Garoña tiene multitud de grietas en el barrilete que envuelve el combustible, y las penetraciones de las barras de control, elemento fundamental para la seguridad de la planta, están seriamente dañadas por la corrosión lógica debida a 38 años de contacto con el agua radiactiva de la vasija.

Con esta, son tres las nucleares paradas, ya que Vandellós está en parada por recarga y Almaraz II también está parada tras el incidente de la pasada semana, en la que se produjeron a la vez fallos en el circuito de refrigeración y en las barras de control, es decir un evidente incidente de nivel 2 en la escala INES de accidentes nucleares. Todo ello además pone en entredicho la supuesta garantía de suministro.

La producción eléctrica de Garoña es insignificante: produce menos de la mitad de la electricidad que anualmente exporta el sistema eléctrico español, y ya está amortizada desde hace casi 20 años. El próximo 5 de julio el Gobierno debe decidir si renueva o no el permiso de explotación a la central nuclear de Garoña. Para Ecologistas en Acción, si es responsable y quiere cumplir con sus promesas electorales, no hay razones económicas ni energéticas para que el presidente Zapatero no decida cerrar definitivamente la planta.

N. de la R.
Javier González
es responsable del área de Energía y Cambio Climático en Ecologistas en Acción.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826