España, 30-09-2016

Corea del Norte imita a las monarquías europeas

Mi Columna
eugenioEugenio Pordomingo (8/6/2009)
Kim Jong-il, líder de Corea del Norte, ha nombrado a su hijo menor, Kim Jong-un, como sucesor suyo en la dictadura norcoreana. Con este gesto, Kim Jong-il,  se aproxima a la corriente monárquica europea. No olvidemos que “monarquía”, significa gobierno de uno.

Monarquía viene del latín “monarchĭa”, y este del griego, “μοναρχία”. La Real Academia de la Lengua -mientras no lo alteren- define a la “monarquía” como “Estado regido por un monarca” y como “Forma de gobierno en que el poder supremo corresponde con carácter vitalicio a un príncipe, designado generalmente según orden hereditario y a veces por elección”. Lo de “a veces” lo desconocemos, pero si lo dice la RAL…

Pues bien, el “querido líder”, dictador, “hombre fuerte”, “mandamás”, o como queramos llamarlo, de Corea del Norte, Kim Jong-il, imitando a las monarquías europeas, ha tomado la decisión de prolongar en el tiempo su dinastía comunista, nominando a su hijo menor como sucesor.

El cargo de “querido líder”, dictador, “hombre fuerte”, “mandamás”, o como queramos llamarlo, lo heredó a su vez Kim Jong-il de su padre, Kim Il-sung en el año 1994.

El “querido líder” ha elegido a su hijo menor Kim Jong-un, de 26 años como su sucesor en la “Jefatura del Estado”, debido a su gran parecido  con él “en todo”.

La elección sucesoria se produce tras la prueba nuclear subterránea que Pyongyang llevó a cabo el pasado 25 de mayo, y que provocó la condena de una parte importante de la llamada “comunidad internacional”. Como es sabido, unos países tienen autorización para hacer cuantas pruebas nucleares consideren, incluso para tirarlas sobre poblaciones, otros no.

Según fuentes de Corea del Sur -enemiga a muerte de Corea del Norte-, al heredero se le debe llamar “Comandante Kikim-jong-ilm” y los ciudadanos norcoreanos están aprendiendo ya, a marchas forzadas, canciones de loa al joven y “querido líder”, algo así como himnos, pero en coreano y con letra.

El entronizado sucesor ya forma parte de de la Comisión Nacional de Defensa y con seguridad se le habrá asignado una cohorte de funcionarios para su servicio y protección, además de un nuevo Palacio. Hasta aquí, más o menos igual que en las monarquías europeas, a excepción de que por aquellas latitudes no cuentan con la revista “Hola”, ni con la tradición del discurso de Fin de Año, pero todo se andará.

Otra diferencia, al menos oficial, es que el entronizado “querido líder”, es hijo de Ko Yong-hi, la tercera esposa del dictador norcoreano, que falleció en 2004. En Occidente, no existe la costumbre de tener varias esposas oficialmente -excepto, que sepamos,  en el caso del fallecido ex Presidente francés François Mitterrand-, aunque si es normal tener “amigas” o frecuentar “casas” de colipoterras.

El Príncipe, el nuevo “querido líder”, no es un patán, ni un juerguista. Kim Jong-un ha estudiado en una escuela internacional y de mucho prestigio, que tiene su sede en Berna (Suiza), aunque según el semanario suizo “Lhebdo”, lo hizo bajo el seudónimo de Pak Chol. En Berna, Kim Jong-un aprendió los idiomas alemán, inglés y francés, además de otras materias. Sus compañeros de clase le recuerdan como un joven de ojos rasgados, introvertido, y gran aficionado al esquí, baloncesto y a la música occidental.  El taekwondo, el judo y el tenis de mesa -deportes nacionales y de obligado cumplimiento- se supone que los domina.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826