España, 13-12-2017

EL CGPJ sanciona al juez Baltasar Garzón con 100 euros por excarcelar a dos “narcos”, y la AN condena al alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, a pagar una multa de 6.840 euros por injurias al Rey

Ni Columna
eugenioEugenio Pordomingo (2/6/2009)
¿Qué es más peligroso para una sociedad, insultar a un Jefe de Estado o excarcelar a dos narcotraficantes?

Hoy hemos conocido dos sentencias judiciales que se prestan a sesudos análisis sobre la influencia del poder en todas las facetas de la vida, inclusive la judicial. La Historia  y la vida cotidiana nos muestran ringlera de casos.

Una de estas sentencias  ha sido la sanción de 100 euros, impuesta por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, por excarcelar a dos narcotraficantes turcos. El CGPJ ha considerado una “falta leve” esa “excarcelación” de Garzón. La propuesta sancionadora ha sido a instancias del juez instructor, José Luis López Muñiz, por “incumplimiento injustificado de los plazos”. La sanción impuesta (cantidad) ha sido la mínima, aunque la máxima sería para este caso una “advertencia” y “una multa de 300 euros”. Cosas veredes; cosas de jueces…

Los turcos excarcelados  pusieron pies en polvorosa. Y ahora la policía española ha puesto en marcha su maquinaria para tratar de que los dos vuelvan donde deben estar: en la cárcel, pero no en España, sino en Turquía.

Los dos angelitos turcos, Sahin Eren y Erden Vardar,  que se dedican a satisfacer las necesidades de heroína de su amplia clientela, fueron detenidos hace unos tres años (operación “Victoria”), y en el mes de julio de 2008 se cumplía el plazo para que la Justicia  solicitara la prórroga de la prisión provisional. La Fiscalía advirtió con la debida antelación a Garzón de ello; no obstante, el juez pidió la prórroga el 14 de julio, pero tuvo que dictar la libertad de los turcos porque el plazo era hasta el 12 de ese mismo mes. Por dos días…

El juez se encontraba por entonces en Colombia, participando en un seminario.  Después dijo que la excarcelación tan sólo había sido “un error de carpetilla”…

Para el que no ha habido “error de carpetdibujo-rey1illa” favorable, ha sido para el alcalde de la localidad de Puerto Real (Cádiz), de Izquierda Unida, José Antonio Barroso. El juez de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, le ha condenado a pagar 6.800 euros por un delito grave de injurias al Rey Juan Carlos I.

Recordemos que en el mes de abril de 2008, el alcalde Barroso calificó al Monarca de “corrupto”, que el magistrado ha considerado como “excesivo”.  “Efectivamente el acusado se ha excedido y mucho en su crítica política”, manifestó el juez Vázquez Honrubia.

 “Considero que ha violado los tres parámetros que distinguen la crítica del insulto, le llama hijo de la crápula, insulta a su padre y a su esposa y cae en el insulto personal cuando no era necesario para expresar ideas políticas”, explica el juez en la sentencia.

El alcalde negó que hubiera injuriado a Juan Carlos I: “En mi condición de republicano y comunista no cabe la injuria”. ¡Hombre, alcalde, te has pasao!

Dejo al albedrío del lector que juzgue las dos sentencias. En cualquier caso, ya lo dijo Ángel Ganivet, “el arte de un Príncipe consiste en hacer el bien personalmente y el mal por segunda mano”. ¿Será éste el caso…?

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826