España, 18-12-2017

Ya han leído la carta, y ¿qué?

tintero-y-pluma Abaha (17/7/2009)
La carta del dictador Teodoro Obiang Nguema -aunque la firma el Primer Ministro, Ignacio Milan Tang– llegó a la embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid. Al parecer, el jueves, se reunieron varios opositores en Alcalá de Henares (Madrid) para determinar quién o quiénes iban a recogerla a la sede diplomática. Ayer, coincidiendo con la finalización de los informativos de televisión, se dio fin a la lectura.

De esta operación, de quién la recoge -la carta-, quién la lee, quedó descolgado Unión Popular, pues este partido, a través de su líder Faustino Ondó Ebang se negó a firmar la que entregaron hace unos meses al dictador.

Fechada el 15 de junio de 2009 la misiva va dirigida a “Señores actores políticos signatarios de la carta enviada a su Excelencia Obiang Nguema Mabasogo, presidente de la Republica, jefe de Estado y Presidente fundador del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial”, y su contenido ha sido publicado por Asodegue.

Como era de esperar, el gobierno de Guinea Ecuatorial se reafirma en todo lo que viene haciendo. Descalifica a todos los grupos políticos, con unos u otros argumentos. Perfragao, bueno, que más da. Nosotros ya dijimos que era un “error, un inmenso error” haberla escrito. Y ahí están las consecuencias.

Obiang ha obligado a Moratinos a realizar este último viaje -otro más- de la desvergüenza, con fajines y medallas incluidos. La CEOE y el Gobierno de España se han envilecido, tratando de bsucar algunas migajas económicas. Pero, lo cierto es que no van a conseguri mucho. Bueno, sí. Han conseguido el desprecio de todos los guineanos de bien, además de un mal sabor de boca en los españoles de esa misma categoría.

¡Menudo colofón para la vida política de Manuel Fraga! Al menos va a servir para añadir páginas a un nuevo volumen.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826