España, 18-12-2017

Marruecos, y muchos marroquíes, se mofan de España y de los españoles

espacioseuropeos.com (5/8/2009)esperanza-aguirre
Que el gobierno de Marruecos, o sea Mohamed VI -y muchos marroquíes-, se burlan de los españoles no es ningún secreto, y de momento nos quedamos ahí, pues si hurgamos un poco -tan sólo un poco- las sorpresas serian muy desagradables.

El asunto que nos ocupa es el siguiente. Hace tres días, Telemadrid (cadena de televisión de la Comunidad de Madrid), emitió un programa sobre la cooperación del gobierno de Esperanza Aguilibro-de-ali-amar-sobre-mohamed-virre con Marruecos. Durante su emisión pudimos ver la ingente cantidad de dinero que -según Telemadrid“gracias a la generosidad de los madrileños”, invierte esta comunidad en el norte de Marruecos.

Instituciones a todo lujo, donde se imparte la enseñanza regulada (marroquí) a niños y adolescentes, talleres de oficios, residencias, etc., etc., además de profesorado español y marroquí, que sufraga España. La labor, con seguridad es encomiable, pues en algunos de esos centros se acoge a “niños de la calle” en régimen de internado.

Pero, lo que más nos llamó la atención es que cuando los reporteros entrevistaban a los jóvenes y a las madres de los niños acogidos en esos centros, ninguno de ellos mencionó a España o a la Comunidad de Madrid. Ellos sí, daban las gracias por esas oportunidades que les daban, pero siempre se dirigían “a esos señores que nos ayudan…” y cosas parecidas. ¿No saben que el dinero llega del gobierno de la Comunidad de Madrid?

Por supuesto, en la entrada de los centros no aparecía el mínimo signo de que los centros -muy bien equipados- eran subvencionados por españoles (madrileños en este caso), y no por franceses, americanos o rusos; ni por Mohamed VI, que bien lo puede hacer, pues según la revista Forbes ocupa el tercer lugar de los jefes de Estado más ricos del mundo.

Durante la emisión del mencionado programa no se atisbó ni un solo dato de que allí (en esos centros) se estudiase español o castellano. Es más, las madres de los niños y los adolescentes que hablaron, todos lo hacían en árabe, ni una sola palabra en la lengua de Cervantes.

¡Esperanza Aguirre! Con nuestro dinero, No. No queremos que se invierta un solo euro en Marruecos en esas labores sociales  -muy dignas por cierto-, mientras el Rey Mohamed VI no haga otro tanto con su inmensa fortuna.

En España hay muchos problemas con los parados y sus familias, con desnutrición infantil -aunque parezca mentira-, y con las personas de la tercera edad, que reciben en la mayoría de los casos unas pensiones muy escasas y además no hay geriátricos suficientes.

Por otro lado, en España casi un 38 por ciento de los inmigrantes son marroquíes, y muchos de ellos se benefician de nuestra Seguridad Social y de nuestros servicios sociales, mientras los españoles no tenemos los mismos derechos en Marruecos. Allí hay que entrar en un dispensario o en un hospital con el dinero en la boca, de lo contrario no te atiende nadie, como no sea la Gendarmería Nacional si protestas…

Del trato que se dispensa a los españoles y españolas en las cárceles marroquíes no hablemos, mientras los súbditos de Mohamed VI (un elevado número) “disfrutan” en España de un sistema penitenciario que, posiblemente, está a la cabeza del mundo…

Generosidad, sÍ; colaboración, sí. Pero, bobos de capirote, NO.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826