España, 16-12-2017

Corbacho aspira a más contratos a tiempo parcial

celestino-corbacho-ministro-de-trabajo J.M.G.T. (24/9/2009)
La Tribuna de la Nueva Sociedad, durante un desayuno informativo en el madrileño Hotel Westin Palace, ha sido ocupada por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho que, en algún pasaje de su discurso, descartó las “posiciones buenistas”.

Fue presentado por José Luis Rodríguez, presidente de la entidad organizadora, Nueva Economía Fórum, como un extremeño de origen modesto y absolutamente comprometido con sus ideas, así como con las funciones que le ha encomendado el presidente del Gobierno.

Corbacho, ante la evidencia de que, durante los próximos meses, continuará aumentando el paro, reconoció la necesidad de “reflexionar sobre el funcionamiento actual de algunas figuras del mercado laboral”, para plantear los cambios que puedan resultar necesarios. Concretó cuatro realidades: la temporalidad, la contratación a tiempo parcial, las bonificaciones a la contratación y  la formación profesional.

Achacó a la temporalidad una de las causas del rápido aumento del desempleo en fases de crisis, por prestarse a la rescisión rápida y barata. En otros países europeos se recurre más a reducir horarios.

En España los asalariados que trabajan a tiempo parcial representan un 12%, mientras en Francia son un 17%, en Alemania el 26% y en Holanda más del 40%.

Recordó que el fondo de reserva, conocido también como hucha de las pensiones, sube por encima de los 58.500 millones de euros. Enfatizó su afirmación de  que las pensiones están plenamente garantizadas. En tal sentido hizo un llamamiento a la responsabilidad de otros dirigentes políticos que pretenden utilizar las pensiones como instrumento de confrontación partidista. Esa invocación, sin embargo, traía a la memoria procesos electorales en los cuales, el PSOE, hoy gobernante, no tenía ningún empacho en atribuir a sus adversarios políticos el papel de peligrosos gestores para la continuidad del nivel de las pensiones.

Habló asimismo de potenciar “la migración circular”, expresión plástica que recuerda la puerta giratoria, como figuras explicativas del Programa de retorno voluntario para trabajadores desempleados extracomunitarios. Afirmó que “está cumpliendo los objetivos propuestos”. Lo que queda claro es que ha contribuido a alambicar el lenguaje, porque eso de llamar “migración circular” a marcharse por un tiempo con el dinero del paro y tener las fronteras abiertas para volver, no deja de ser un hallazgo lingüístico. Hoy día,  cuando el idioma está empobreciéndose a marchas forzadas, hay que agradecerlo.

Terminó el ministro parafraseando  “al poeta Machado, como si hubiera uno sólo. Desde luego, don Antonio hoy recibiría un merecido reconocimiento; pero don Manuel, a lo mejor estaría en el paro, dado el injusto olvido. ¡Cualquier redactor de discursos bien pergeñados puede echar un borrón, al tratar de adornarse! En todo caso, Celestino Corbacho mantiene un tono de sensatez.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826