España, 11-12-2017

Aminatu Haidar, una nueva canallada contra el Pueblo saharaui

Luis Portillo Pasqual del Riquelme (18/11/2009)aminetu-haidar1
Además de mentirosos (Felipe), son unos canallas (AENA). Siguiendo la táctica de que la mejor defensa es el ataque, se atreven, osan (¡valientes donde los haya!) ni más ni menos que a poner una denuncia contra Aminatu Haidar,“por alterar el orden público”, a ver si la llenan bien de mierda, a ella, al Pueblo saharaui, al movimiento de solidaridad; a ver si intoxican (al estilo majzeniano marroquí) a la opinión pública nacional e internacional, a la cual siempre mantienen exquisita y meticulosamente informada, obviamente.

La orden de tan canallesca acción viene de “muy arriba”, ¿no es cierto, Sr. Delegado de AENA en Lanzarote? Entra dentro de la estrategia diseñada, a escala planetaria, por el lobby promarroquí, los maestros de la intoxicación, los “nuevos joyeros” de la Corona, los “encapsuladores del Sáhara”, los sumisos a los dictados del Majzén y su tirano, algún que otro ministro de Interior, algunos miembros del Partido de “hasta la victoria final”…

Pero a pesar de todo el daño que puedan ocasionarnos, a pesar de todo el dolor que nos infligen, no nos engañan. Porque son ellos, ¡sí, ellos!, quienes han, no ya “alterado”, sino violentado el orden público y violado la legalidad internacional: a sangre y fuego, con napalm, fósforo blanco, bombas de fragmentación, minas, muros, desapariciones, encarcelamientos, torturas, violaciones, allanamientos, deportaciones, exilios, diásporas…

Son ellos los que pergeñaron e instrumentaron los infames Acuerdos Tripartitos de Madrid y los que ahora se acobardan y esconden para no anatemizar, condenar y liquidar esa repugnante y criminal herencia “franquista”.

Son ellos quienes precisaron -entre otros- de Henry Kissinger, de los servicios secretos de Israel, de militares franceses, de otros “asesores” y vendearmas, y de 350.000 súbditos (que no ciudadanos) marroquíes enardecidos y engañados para invadir el Sáhara Occidental. ¿Acaso no fue eso “alteración del orden público”? ¿Y quien puso una denuncia por ello? ¿AENA, el ministro de Interior, el infatigable ministro de Exteriores, acaso el nuevo joyero encapsulador? ¿Quién denunció la “alteración del orden público”, la invasión y ocupación de la patria saharaui por el ejército colonial del tirano marroquí, pertrechado con material militar francés y estadounidense (hoy, también español)?

¿Dónde estaban entonces los “agentes del orden”? ¿En la tumba con Franco? ¿Y dónde están ahora? ¿Acaso vendiendo joyas? ¿Tal vez disfrutando de su otra vivienda “encapsulada” en Marrakech, en Casablanca, disfrutando allí los fines de semana, a la orillita del mar…?

¿De dónde ha surgido tanto “valor” para acosar tan cínicamente a una mujer tan noble y débil como Aminatfelipe-gonzalez-en-el-sahara-occidental6u Haidar y, mediante ello, atropellar también al Pueblo saharaui y al movimiento internacional de solidaridad con su causa? ¿Dónde está el Partido de “hasta la victoria final”?

Como escribiera, en otro contexto, un eurodiputado socialista: “Por sus hechos los conoceréis”.  Hoy, en el presente contexto, habría que transformar ese mensaje cristiano -ese es su verdadero origen- en la advertencia de “Por el Sáhara los conoceréis”, y actuar en consecuencia. Porque hace ya tiempo que sobran clichés y calificativos cuando no se está con la Justicia y la legalidad internacional. Por eso, un día les grité “¡Hipócritas!”.  Y si no, que se lo pregunten a Aminatu Haidar.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826