España, 11-12-2017

Masacre en la base militar estadounidense de Fort Hood, Texas

espacioseuropeos.com (7/11/2009)mayor-nidal-malik-hasan-era
Las consecuencias de las invasiones y posterior guerra en Irak y Afganistán tienen sus consecuencias personales. Ya hemos publicado en nuestras páginas en más de una ocasión, que el número de suicidios entre los soldados estadounidenses es alto, especialmente entre los que han vivido los momentos más duros de la invasión de estos dos países o que permanecen en esos territorios. Escenas de los ataques, atentados y otras consecuencias de esos dos auténticos desatinos de la humanidad, tienen por desgracia que afectar de forma personal a aquellos que los viven directamente. Conocemos más de cerca, sobre todo por los medios de comunicación occidentales, lo que les ocurre a militares, contratistas y cooperantes de la llamada “coalición internacional”, pero desconocemos realmente lo que padecen las poblaciones de Irak, Afganistán y Pakistán, por no extendernos.

Ahora esos “efectos colaterales” de estas dos invasiones se han trasladado a Estados Unidos, en Texas, en la base militar de Fort Hood. En esa instalación militar, el pasado jueves, el mayor Nidal Malik Hasan del Ejército de Estados Unidos -además psiquiátra- se lanzó fusil en mano contra varios soldados. Al grito de “Allahu Akbar” (Dios es grande) abrió fuego contra todos los que se encontraban en el centro médico de la base, causando la muerte a 13 soldados e hiriendo a varios.

La base de Fort Hood, es la mayor instalación militar estadounidense que existe en el mundo, en ella suelen estar un promedio de unos 50.000 militares.

El mayor Hasan, de origen palestino, aunque nació en Estados Unidos, profesa la religión musulmana. Al parecer iba a ser trasladado de inmediato a Afganistán, lo que pudo alterar su salud mental.

Ahora vendrán las banderas a media asta, las lamentaciones, las investigaciones del FBI sobre si el mayor Nidal Malik Hasan era el anónimo titular de una página en internet que instigaba a los ataques suicidas contra soldados estadounidenses en Afganistán; también llegarán los análisis sobre la conveniencia o no de que personas de religión musulmana entren a formar parte del ejército estadounidense. No faltarán tampoco las críticas de ciudadanos estadounidenses, militares o no, de religión musulmana que afirmen sentirse vigilados, discriminados o perseguidos por su origen o por su religión…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826