España, 28-09-2016

¡Simon Mann, a la calle, no sea que se muera aquí…!

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (2/11/2009)simon-mann
La muerte en la cárcel de Black Beach -no en el hospital “Loeri Comba” de Malabo como han difundido desde el gobierno guineano- del  ex teniente coronel Francisco Mba Mendam, más conocido como “Efe Pulé”, ha provocado un ligero quebradero de cabeza a Teodoro Obiang Nguema. El ex militar encarcelado cumplía condena de 30 años de prisión por conspirar contra el dictador Obiang.

Según la agencia de noticias EFE, Mba Mendam murió en el hospital “Loeri Comba” de Malabo. La información llegó a la agencia desde el mismo hospital.

Opositores que han tenido la desgracia de compartir Black Beach con “Efe Pulé”, nos informan del pésimo estado en que éste se encontraba debido a las torturas sufridas antes y durante su encarcelamiento. “Tenía varias venas de las piernas seccionadas; estaba prácticamente inútil de los miembros inferiores”, nos dice un opositor guineano que estuvo preso varios años en Black Beach, y que por prudencia y seguridad oculta su nombre.

Otras fuentes nos informa que “Efe Pulé”, como otros que han muerto en las cárceles de Obiang Nguema, “siempre son trasladados a un hospital, para que allí el “facultativo” de turno firmé la muerte por paludismo, parada cardiaca o lo que sea…Nadie debe morir en una cárcel…”.

La estrategia de Obiang -en este caso en colaboración con su hermano Armengol– para después de las elecciones se ha puesto en marcha.  Al parecer, las tensiones que hubo  entre el presidente de Guinea Ecuatorial y su ex primer ministro, Ricardo Mangue Obama Nfubea, han podido quedar atrás. Obiang le necesita ahora y él, lógicamente, se deja querer.

Ricardo Mangue está molestó con el gobierno español que  le negó no hace mucho la petición de asilo político. Ricardo Mangue ha estado hace poco en Madrid, haciendo “gestiones”, y de vuelta a Malabo, se prepara para asumir una importantísima responsabilidad institucional tras las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

En esa trama que ni al quilicurano Nicolás Maquiavelo se le hubiera ocurrido, Obiang coloca a un hombre preparado (dos licenciaturas en la Complutense), que conoce casi todos los entresijos de negocios y de cuitas de la “familia”, que siente ansias de vengarse de los que le vituperaron tras su cese, y que, a su vez, “quiere hacer cosas”, proyectos pendientes, es el “homo idoneus”.

Así, Obiang, hasta puede permitirse el lujo de que el CPDS obtenga un escaso porcentaje de votos…. Del resto de los candidatos, mejor no hablar.

Por si fuera poco, de cara a la galería, y para que no le ocurra lo que al ex teniente coronel,  Francisco Mba Mendam,  puede decretar incluso el indulto de Simon Mann, que lleva varios años pudriéndose en la cárcel de Malabo. De paso, con este nuevo movimiento de ajedrez, acaba con las presiones de Gran Bretaña y Sudáfrica…


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826