España, 11-12-2017

El ministro marroquí Mezouar habló de Economía y capeó las turbulencias

J.M.G.T. (17/1272009)salaheddine-mezouar
“La relación entre España y Marruecos seguirá siendo fuerte y estable a pesar de las turbulencias”, pronosticó el ministro de Economía y Finanzas marroquí, M. Salaheddine  Mezouar, durante el desayuno informativo de Nueva Economía Fórum en el que participó como ponente invitado.

Fue presentado por el presidente de la entidad organizadora,  José Luis Rodríguez, que puso de relieve la preparación  con que el político había accedido a sus cargos, entre los que figura el de ministro de Industria, antes de desempeñar  la cartera que actualmente tiene a su cargo.

También dio a conocer que había sido capitán del equipo nacional de baloncesto de su país, algo que se corresponde con su elevada estatura. Anticipó, por otra parte, que habla bien español, como pudo comprobarse a lo largo de su exposición, sin apoyo de papeles escritos.

Mezouar, que actuaba por segunda vez en este foro, entré en el salón donde transcurrió el acto, charlando amigablemente con el portavoz  del Partido Popular para Asuntos Exteriores, Gustavo de Arístegui.

Reconoció el ministro del Reino alauíta que su país había iniciado este siglo con déficits: económico, social y de democracia; pero alardeó de obtener avances importantes en lo que va de década. Según dijo  tienen una estrategia para convertir a Marruecos en una plataforma económica de inversión, servicios…entre Europa y África.

En materia fiscal han bajado el impuesto sobre la renta en 2009 y seguirán haciéndolo en 2010.

Sus bancos -aseguró -no han sido contaminados por la crisis y el margen de maniobra monetario lo invierten en sectores productivos.

Enumeró, entre los diversos sectores que, a su juicio, ofrecen oportunidades para inversores españoles, el de la construcción de viviendas,  la energía solar, el  turismo y la industria automovilística.

Pasaporte, sí pasaporte, no
Durante el coloquio hubo diversas preguntas sobre el caso de Aminatu Haidar.  El ministro marroquí partía de la exigencia de pasaporte para la entrada en los diversos países y concretó que a él, al llegar de noche a Barajas, tuvo que esperar un largo rato hasta que el policía de turno le selló su pasaporte (diplomático, habría que suponer). Recordemos, sin embargo, que la activista saharaui entró sin pasaporte, como había salido de El Aaiún.manifestacion-apoyo-aminetu-haidar

En su opinión,  la oferta marroquí de autonomía ampliada para el Sáhara es la única solución posible, con lo cual deja el problema sin otras vías alternativas de arreglo. En el caso de la activista saharaui, descarta la consideración humanitaria, para enfocarlo como una acción de significación política y militar, en conexión con los militares de Argelia y del Polisario, con el objetivo de manipular la opinión pública.

Explicó Mezouar que Argelia actúa con la ambición de ser el país líder de la región y que, además, cuenta con más recursos que Marruecos. Respecto a los saharauis llegó a mencionar una “población secuestrada en Tinduf”.

Entre los asistentes al acto hubo reacciones diversas. Desde quienes, en el uso de la palabra, presentaron excusas por la espera sufrida por el mandatario marroquí en el aeropuerto de Barajas, hasta quienes reaccionaron con gestos de contenida disconformidad ante algunas de sus afirmaciones, siempre expuestas, eso sí,  en un tono moderado.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826