España, 13-12-2017

¡Tonica per tutti, pago io!

Salvador Pallarès-Garí (21/12/2009)zapatero-y-mohamed-vi
Finalmente, Aminetu Haidar ha podido volver a casa.

Nos alegramos y nos felicitamos, y agradecemos a todas aquellas personas que han colaborado con su participación en concentraciones, firmando manifiestos, promoviendo acciones diversas, etc.

Pero la experiencia nos dice que algo se ha pagado. No es creíble que un gobierno como el del rey marroquí haya aceptado por motivos humanitarios el regreso de la Sra. Haidar.

Algo se le ha prometido, algo se le ha pagado. Por mucho que lo nieguen.

Efectivamente. La primera paga, la confesión de la mentira. El Sr. Moratinos ha tenido que confesar públicamente que sabía, dos días antes de la expulsión que esta se produciría. Y ha estado treinta y tres días mintiéndonos.

Nosotros sabíamos, todo el mundo lo sabía -era evidente-, que una cadena de violaciones de la legalidad como la que se ha producido en este caso (la del piloto del avión, la de la policía que hace entrar Aminetu en España,…) no había sido decidida motu propio por estas personas. Como mínimo la Delegada del Gobierno español en Canarias era responsable, o conocedora. Ahora se ha visto que el mismo Moratinos y, ciertamente también, José Luís Rodríguez Zapatero, estaban al caso. De lo contrario haría falta pedir su dimisión por ineptitud.

La farsa del avión fletado no fue más que una jugada, a la desesperada, por hacer creer a la opinión pública que estaban haciendo algo. ¿Dónde iban sin ningún miembro de la plataforma que mujer apoyo a Aminetu, ni su abogada? ¿Qué pretendían?

Otro de los pagos que se han hecho a Marruecos ha sido la retirada de la propuesta de resolución que debía votar el Parlamento Europeo. En la propuesta se pedían cosas tan “peligrosas” como que la MINURSO aumentara su responsabilidad a la vigilancia del respeto a los Derechos Humanos.

¿En qué mundo vivimos que una misión de cascos azules no puede, de oficio, vigilar, el respeto a los Derechos Humanos? ¿Si los cascos azules son fuerzas de obediencia directa de las Naciones Unidas -y la Declaración Universal de los Derechos Humanos es uno de sus textos fundamentales-, qué respeto le muestran cuando vetan a sus propias organizaciones el seguimiento de las violaciones a su carta universal?

Otra de las compensaciones que habrá que pagar a Marruejuan-carlos-y-mohamed-vicos es la venda a los ojos que se tienen que poner los gobiernos europeos. ¿Qué tiene que esconder la ejemplar democracia marroquí que no acepta ningún seguimiento sobre el respeto a los derechos humanos a su territorio?

El día 15, el Parlamento español había aprobado una resolución en la que la petición más comprometida que se le planteaba al gobierno español, era la de “seguir defendiendo las resoluciones aprobadas por el Congreso de los Diputados en el sentido que el estatuto definitivo del Sáhara Occidental respeto la legalidad internacional y sea el resultado del libre ejercicio del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación a través de un referéndum de acuerdo con la carta de las Naciones Unidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Desgraciadamente, ya sabemos el caso que el gobierno ha hecho de las resoluciones ya aprobadas al Congreso. Ninguna.

Por otra parte, en el Parlamento Europeo había una resolución pendiente de discusión. Una discusión que ha sido vetada por el gobierno de Marruecos (que no es miembro de la UE) a través de sus amigos, socios, del partido socialista europeo, y de otros apoyos interesados.

Una vez más vemos hasta dónde llegan los tentáculos de la política marroquí. ¡Deciden sobre el orden del día del Parlamento Europeo!

Otro de los óbolos es el compromiso español a aceptar que la ley marroquí se aplique al territorio del Sáhara. Indirectamente, o directamente, España está aceptando que el Sáhara Occidental es marroquí. España está comprometiéndose a aceptar el estatus quo de la ocupación. Pero, más grave todavía, España, su gobierno, se compromete a callar, todavía más, sobre las violaciones de los derechos humanos cometidos en el Sáhara Occidental por parte de las autoridades marroquíes, al tiempo que se alinea con los gobiernos que incumplen las resoluciones de la ONU que, en este caso reclaman para el Sáhara Occidental una salida a través de un referéndum de autodeterminación. El siguiente paso será el de retirar la MINURSO, desmantelarla.

Otro de los cheques enviados al Marruecos es el del pacto agrícola preferencial para Marruecos en Europa. Un pacto ciertamente perjudicial para la agricultura española. Un pacto -la responsabilidad del cual- pronto será hecha recaer sobre el movimiento de solidaridad con Aminetu, con el pueblo saharaui. Puede ser la vía fácil de esquivar responsabilidades de mal negociador, el español, que no ha sabido proteger los intereses de sus agricultores. Será una manera de disimular la ineptitud. Del mismo modo que el gobierno español responsabilizó a los policías de la aduana de la entrada irregular de Aminetu en España. Ahora será otra la cabeza de turco. En otra huida cabeza adelante.

El movimiento solidario con los saharauis será responsabilizado. En estos días de crisis ya lo hemos visto, ahora se redoblará. La red mediática de desinformación que ya funcionaba durante la crisis que acabamos de superar redoblará sus esfuerzos con la connivencia de muchos agentes políticos y sociales interesados. Ya lo están haciendo. Y aprovecharán por disimular las torpes gestiones que están trayendo el sector agrícola a la ruina.

Además de todo esto, Marruecos se asegura el negocio de la compra de armas en España, a la manera ya tradicional, a precio de saldo. Continúa asegurándose el negocio de la pesca sobre el caladero saharaui. Continúa asegurándose la tranquilidad de recibir inversiones al desarrollo (de la  Casa Real marroquí, claro está). Ya han salido voces autorizadas a afirmar que hay que fortalecer las estructuras de la democracia marroquí.

Un eufesalvador-pallares-gali1mismo para decir que continuarán inyectando dinero en el cajón del rey. Al mismo tiempo que alaban las excelencias del proceso democratizador marroquí.

¡Ah!, quizás también algún ex alto cargo español, y algún pseudointelectual, continuarán recibiendo trato de VIP en el país vecino. Al tradicional amigo.

Que tan amigo no debe ser cuando hay que recurrir a países terceros tan significados como los USA y Francia. ¿El primo de Zumosol?

Y no pensamos en negocios turbios como los de los diamantes de Giscard d’Estaing y su amigo Bokassa. Quizás esto es ser malpensado. Y no tenemos, todavía, ninguna prueba. Esto es como lo de las meigas, no creo en ellas, pero haberlas haylas.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826