España, 15-12-2017

Tras las elecciones, una pequeña reflexión desde Guinea Ecuatorial

jec-de-guineaP.O. (Corresponsal en Guinea Ecuatorial)
(5/12/2009)
Después de las elecciones presidenciales en Guinea Ecuatorial, se hace necesaria una mínima reflexión. Llama la atención, por ejemplo, que la línea de argumentación utilizada por Obiang Nguema y los suyos en contra del CPDS sea la misma  que algunos opositores guineanos utilizan para desacreditar a Plácido Mico y a su partido en conjunto.

Desde la mal llamada campaña electoral hasta la auto proclamación de Obiang como vencedor de las elecciones con el 97% de los votos, aquí hemos visto y pasado de todo. Durante este mes, nos hemos cansado de ver como Obiang y los suyos pasearon por toda Guinea Ecuatorial intimidando al pueblo sobre el peligro de cambiar a Teodoro Obiang Nguema por un  títere de España, que además “el pobre ha recibido del gobierno de PDGE trescientos millones de Francos FCFA por acudir a las elecciones”.

Teniendo en cuenta todas las consideraciones, parece ser que Obiang, el PDGE y parte de la oposición guineana, no acaban de entender que el dinero publico que se da a los partidos políticos como financiación para la campaña electoral no es de Obiang, ni mucho menos de su partido PDGE, por mucho que en la Guinea  actual no existe diferenciación entre las pertenencias del Estado y las del cleptómano y tiranosaurio Obiang Nguema. Algunos pensamos que el dinero recibido por CPDS no es una limosna de Obiang a dicha formación política, al igual que ello no supone la legitimación de las fechorías del dictador y los suyos desde hace treinta años.

Para muchos guineanos, a Plácido Mico y su partido CPDS se les puede cuestionar las razones que han tenido para participar en unas elecciones a priori falsas y, sobre todo, teniendo en cuenta que Obiang Nguema ha dicho por activa y pasiva, en público y en privado, que él “nunca dejaría de ser Presidente por un insignificado papel“, refiriéndose a las papeletas electorales.

Puestos a buscar responsabilidades de la situación de Guinea Ecuatorial, es sabido que el responsable primero y en grado máximo de todos los males de nuestro país es Obiang Nguema, y los suyos del PDGE. Y en este reparto de responsabilidades no seria lógico, ni justo, dejar al margen a la oposición guineana de dentro -representada por el CPDS y UP- y a la oposición externa, llamase hoy DECAM, PP y otros. Y, finalmente, en esos grados de responsabilidades estamos toda la socbonifacio-ondo-eduiedad civil, el Ejército, el Clero, etc.

 Cuarenta años después del asesinato de Bonifacio Ondó Edú–  la primera victima de Macias Nguema– y a treinta años del asesinato de Macias Nguema por Obiang Nguema, el pueblo guineano y sus políticos no pueden ni deben seguir mirando a otro sitio tratando de culpabilizar a otros, cuando Obiang sigue en su papel estelar de protagonista en esa enorme obra dramática en que se convirtió Guinea Ecuatorial. 

Ya es tiempo de que la oposición guineana se olvide de ideologías, de sus esponsor de Occidente, de las divisiones precoloniales, de las etnias, de las tribus y de las regiones, para luchar por una causa COMÚN. Entonces, cuando den signos de unidad, este pueblo, que  muchas dicen defender, estará a su lado o al frente de ellos, para acabar con  Obiang Nguema, con su partido y con todo lo que representan.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826