España, 15-12-2017

Turquía, país asiático, pide a la Unión Europea exención de visados

espacioseuropeos.com (27/12/2009)mapa-de-turquia
Turquía ha pedido a la Unión Europea exención de visados como sus vecinos balcánicos. En un tono ciertamente amenazante, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, advirtió en Bruselas que  de no concederse esa exención de visados a los ciudadanos turcos, su país podría aplicar “un doble rasero”.

La nueva ronda de negociaciones entre la Unión Europea y Turquía para la adhesión del país asiático a la UE, estudia ahora los temas medioambientales, asuntos que aparentemente da más verosimilitud a esa incorporación. No obstante, todavía no se ha tratado de la liberalización de visados. De plegarse a esa exigencia, los ciudadanos turcos entrarían en la UE con un pasaporte en vigor.

Nos extraña que países europeos como Serbia, Macedonia y Montenegro -que están más retrasados que Turquía en sus aspiraciones de unirse a la UE- pueden disfrutar de esta ventaja desde el pasado 19 de diciembre para el área Schengen (todos los Estados miembros de la UE a excepción de Reino Unido e Irlanda, junto con los extracomunitarios Islandia, Noruega y Suiza), según recoge la agencia de noticias EFE.

Por su parte, el comisario europeo para la Ampliación, Olli Rehn, ha recordado que las condiciones claves para la exención de visados a los tres países balcánicos han sido el establecimiento de un sistema de control de fronteras integrado, el uso de pasaportes biométricos y el compromiso en la lucha contra el crimen organizado, según la misma fuente.

Sin embargo, en la práctica, la actitud de Turquía no ayuda mucho a lograr esa adhesión. Por ejemplo, la represión que mantiene contra los kurdos, además del bloqueo de Ankara se niega a abrir sus puertos y aeropuertos a las embarcaciones y aeronaves procedentes de Chipre, algo que debería hacer desde el ingreso de Chipre país en la UE. Hay que recordar que Turquía ocupa la parte norte de la isla, cuya independencia no ha sido reconocida.

A estas objeciones, el ministro turco respoPresidente de Estados Unidos y Turquiande que la Unión Europea “se encontrará en una disyuntiva pronto”, ya que Europa no debe sacrificar las ventajas estratégicas que aportaría el ingreso de Turquía por “cuestiones menores”. No parece que esa respuesta contemple el derecho de las minorías.  

No hay duda que el principal interesado en que Turquía forme parte de la UE es Estados Unidos, que es su principal aliado en esa zona de Asia, pero las autoridades y representantes europeos deben tener en cuenta que, ante todo, el pueblo turco es en su mayoría asiático, nada que ver con nuestra cultura y tradiciones. Asimismo, profesa en su mayoría la religión islámica, lo que ni es bueno ni malo, simplemente, aspectos que se alejan mucho de nuestra idiosincrasia.

¿No sería mejor antes de seguir con costosas conversaciones consultar mediante referéndum a los ciudadanos europeos?  Y que Turquía hiciera lo mismo con los suyos.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826