España, 17-12-2017

El Premio UNESCO-Obiang: el Malo, el Feo y el Bueno

obiang-y-condoleezaa-riceAgustín Velloso (24/1/2010)
El Malo
Teodoro Obiang Nguema, el recalcitrante presidente de Guinea Ecuatorial, es un hombre riquísimo. Ha acumulado tanto dinero y ha adquirido tantos bienes, que apenas le queda prender fuego a sus billetes para deshacerse de ellos.

No puede usarlo para llegar al poder porque lo disfruta de forma absoluta desde hace más 30 años. Su primogénito no le va a la zaga en riqueza y el resto de familiares nadan en la abundancia. El informe que la organización Global Witness publicó en noviembre de 2009 al respecto se titula “La vida secreta de un comprador compulsivo. Cómo el hijo playboy de un dictador africano se gastó una millonada en un viaje de compras a Estados Unidos”. http://www.globalwitness.org/.

Tampoco le hace falta para hacerse un sitio entre los poderosos del mundo. Éstos le tratan bien y en ocasiones hasta con cariño. Cuando la anterior Secretaria de Estado de Estados Unidos, Rice, le recibió en Washington en 2006, le dijo: “usted es un buen amigo y le damos la bienvenida a este país”. http://www.state.gov/.

Ha sido recibido en Pekín por Hu Hintao media docena de veces, quien ha dicho que “las relaciones bilaterales se han desarrollado de forma feliz”. http://www.embajadachina.org.mx/esp/xw/t217927.htm.

Obiang se lleva bien con la izquierda y la derecha españolas. Moratinos, el Ministro de Asuntos Exteriores (Partido Socialista Obrero Español) aseguró en 2006 que el objetivo de España es “acompañar, incentivar, motivar a Guinea a avanzar en el proceso de democratización y defensa de los Derechos Humanos”, http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=291461.

Esto es exactamente lo que opinaba Aznar cuando era Presidente del Gobierno (Partido Popular), quien en 2001 “le instó a avanzar en la democratización de Guinea Ecuatorial” http://www.maec.es/es/MenuPpal/Paises/ArbolPaises/Guinea%20Ecuatorial/Monografia/Documents/Guinea%20Ecuatorial.pdf.

Una delegación parlamentaria de los dos partidos citados más Convergència i Unió, de visita en Guinea Ecuatorial en 2007, apreció “avances y pasos en el proceso democratizador”. http://www.asodegue.org/junio1607.htm.

Recientemente se ha confirmado uno de los méritos más acreditados de Obiang. El portavoz del Partido Popular en la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados, Arístegui, ha declarado en enero de 2010 que es un “profundo hispanista”. http://www.europapress.es/internacional/noticia-guinea-ec-aristegui-entrevista-obiang-visita-privada-guinea-ecuatorial-20100112142347.html.

A pesar de todo, la opinión que de él tienen los ciudadanos ecuatoguineanos, las agencias de la ONU -y otras internacionales- sobre derechos humanos y desarrollo, así como las organizaciones de derechos humanos y el común de los mortales, oscila entre negativa y malísima. http://www.amnesty.org/es/region/equatorial-guinea/report-2009.

El Feonicolas-sarkozy-y-obiang-nguema
Obiang
conoce la opinión pública sobre él y cree que el dinero le puede ayudar a mejorarla. Aquí es donde entran en acción los grupos de presión (lobbies), las agencias de relaciones públicas y los bufetes de abogados. Desde hace unos años, páginas electrónicas en Internet, artículos de opinión en prensa, así como informes sobre la evolución del país y sus logros, han empezado a acumularse y a dar cuenta de las bondades del hombre malo.

La influencia de aquellos en los centros de poder es bien conocida y se aprecia en su número y ganancias. En Washington hay censadas unas 17.000 personas trabajando en esos grupos y unas 15.000 en Bruselas, http://archive.corporateeurope.org/docs/lobbycracy/lobbyplanet.pdf.

El escogido por Obiang en Estados Unidos, Cassidy and Associates, obtuvo con sus actividades más de 23 millones de dólares en 2008. Desde 2004 el expediente Obiang aportó a la firma no menos de 120.000 dólares mensuales, según informes del Ministerio de Justicia de ese país, http://www.sourcewatch.org/index.php?title=Cassidy_%26_Associates#Contact_information.

Uno de los logros de Cassidy es aquella bienvenida por parte de Rice. Tanto vale la fotografía de Obiang junto a ella, que hoy, varios años después, aún figura en la portada de la página electrónica oficial del Gobierno de Guinea Ecuatorial, junto a la de los paisajes más típicos del país. http://www.republicofequatorialguinea.net/.

La fuerza de estos grupos se pone de manifiesto con las palabras de Frank Ruddy, ex embajador de Estados Unidos en Guinea Ecuatorial: “Hace unos pocos años los funcionarios no hablarían de las relaciones con este país, o se referirían a los problemas y las terribles violaciones de derechos humanos. Hoy cualquiera pensaría que es el hermano de la Madre Teresa quien gobierna el país”, http://motherjones.com/politics/2007/05/putting-lipstick-dictator.

Evidentemente, la publicidad favorable de estos grupos no es el único sostén ni el más importante con el que cuenta Obiang. Es un elemento de peso que se añade al respaldo que le brindan gobernantes de países poderosos, de forma que una y otro se complementan.

Lo más importante está en las acciones que de forma menos visible llevan éstos a cabo en las principales instituciones internacionales y nacionales y las de carácter bilateral respecto de Guinea Ecuatorial. Obiang les retribuye también, aunque de otra manera, principalmente mediante acuerdos comerciales, militares y de otro tipo con las naciones que representan.

Exaznar-con-oniangisten investigaciones oficiales en Estados Unidos y en Europa sobre la enorme corrupción de Obiang. Así, un Subcomité del Senado estadounidense señaló unos 700 millones de dólares en una cuenta que tenía en el desaparecido Banco Riggs de ese país. (El informe titulado “Blanqueo de dinero y corrupción en el extranjero” está en castellano en http://www.asodegue.org/dfebrero0305.htm).

En Francia y en España hay jueces que intentan esclarecer, obviamente sin éxito gracias a la protección de los amigos de Obiang, lo que conoce de oídas hasta el ciudadano más despreocupado: que la cuenta del Banco Santander con más de 26 millones de dólares, las propiedades inmobiliarias en Asturias, Madrid y Canarias, así como bienes similares de inmenso valor en Francia, pertenecen a los ecuatoguineanos.

Sin embargo, todo ha sido acaparado por Obiang mediante el control de la explotación petrolífera en manos de multinacionales estadounidenses principalmente. (Véase sobre Francia el artículo de opinión de Eulàlia Solé de 6 noviembre de 2009 en La Vanguardia y sobre España el comentario publicado en mayo del mismo en http://espacioseuropeos.com/?p=6764).

Por alguna razón, que probablemente tiene que ver con el desprecio que el profundo hispanista siente por España, la responsabilidad de la publicidad favorable aquí le ha correspondido a una persona increíblemente chapucera.

 En 2009 manifestó que “hasta hace unos meses no sabía que en Guinea Ecuatorial se habla español”. A pesar de un currículum tan poco prometedor, hoy día “con gran orgullo, por cierto, dirijo la Oficina de Información de Guinea Ecuatorial en España y otros países.”

 Incluso si se da por cierto esto que dice, entonces no se entiende por qué usa para sus comunicaciones como directora de esa oficina una dirección de correo electrónico asociada a Centauro, empresa dedicada a los negocios relacionados con los números 803 y 806, o sea, las líneas eróticas, en vez de una asociada a la embajada u a otro organismo oficial de Guinea Ecuatorial.

 En un foro de Internet sobre Guinea Ecuatorial, se presenta de forma empalagosa y torpe: “Hola, soy N. B. Soy periodista, trabajo en diferentes medios y he tenido la suerte de conocer a Armando, quien de paso me ha dado pie a conocer este foro y muchas de vuestras historias.”

 Como no consigue la notoriedad que supone ha de ir asociada a su “cargo”, pasa sus días intentando animar a la concurrencia, aunque también puede que cobre por objetivos. En otro mensaje al foro se refiere a un reportaje sobre Guinea Ecuatorial que afirma iba a aparecer en la revista Hola en agosto de 2008: “quien planteó el interés de realizar este reportaje, trazado exclusivamente bajo un enfoque emocional, como corresponde concretamente a esta revista, he sido yo.”

 El Buzapatero-y-obiang1eno
Uno de los asesores de imagen le presentó a Obiang una idea genial: protagonizar una llamativa acción propagandística que todo el mundo alabaría por sus méritos intrínsecos y por llevarse a cabo en asociación con una institución de prestigio ante la opinión pública internacional.

 Entusiasmado, Obiang participó en la Conferencia General de la UNESCO celebrada en octubre de 2007, en la que anunció su propuesta de crear el “Premio de la UNESCO-Obiang Nguema Mbasogo para la Conservación de la Vida”, que sería financiado por el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial. http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=41083&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html.

Habida cuenta del tratamiento que Obiang da a la vida de sus compatriotas, el nombre del premio resultaba demasiado sangrante incluso para la UNESCO, que arrastra una historia poco edificante de relaciones con traficantes de armas y dictadores. http://www.globalwitness.org/.

 Nuevamente aconsejado, el Gobierno de Guinea Ecuatorial presentó ante la UNESCO el 29 de septiembre de 2008 el documento titulado Establecimiento del premio internacional UNESCO-Obiang Nguema Mbasogo para la investigación en Ciencias de la Vida. (Véase el documento en: http://unesdoc.unesco.org/images/0016/001629/162938e.pdf.

 La prepotencia del que está acostumbrado a comprar todo lo que desea con dinero y el alineamiento de la ONU y algunas de sus agencias con la política neoliberal, que las lleva a aprovechar cualquier oportunidad para dar un golpe propagandístico que justifique su triste existencia por encima de cualquier otra consideración, sus obligaciones estatutarias incluidas, impidió a corruptor y corrompida prever los efectos colaterales de la extemporánea propuesta.

 A partir conocerse ésta, se originó una serie de críticas por parte de algunos gobiernos que preveían el fiasco, así como de denuncias por parte organizaciones no gubernamentales que tienen a Obiang en su punto de mira, y en enero de 2010 se hizo público que la UNESCO suspendía temporalmente el premio. La UNESCO alegó una “revisión de procedimientos” que afecta a otros premios también, lo que parece un endeble intento de dar un aire de normalidad al fallido enjuague. http://scidev.net/es/news/unesco-aplaza-premio-de-guinea-ecuatorial-por-protestas.html.

 La movilización de esas influyentes ongs y de algunos particulares solidarios ha conseguido parar un escándalo que, aunque de escasa trascendencia para los ecuatoguineanos, al menos ha puesto de manifiesto una vez más varias cuestiones importantes:

 1: la venalidad de los organismos internacionales y su incapacidad para lograr sus fines y los de la Carta de las Naciones Unidas.

 2: los intentos y trucos de Obiang y sus apoyos en la política y la empresa para conseguir lo que todo el dinero del mundo no puede: el apoyo de su pueblo y el respeto del resto de la humanidad.

 3: la importancia de la actuación de grupos y personas opuestas al abuso y la corrupción de los poderosos.

 N. de la R.
Este  artículo se publica con la autorización del autor.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826