España, 17-12-2017

Julio Alberto Poch, ex piloto de los “Vuelos de la Muerte”, será extraditado a Argentina

espacioseuropeos.com (19/1/2010)julio-alberto
En España, el fiscal de la Audiencia Nacional accedió a la solicitud de extradición de Julio Alberto Poch realizada por Argentina, al considerar que la jurisdicción de este caso corresponde a este país. La decisión la toma la fiscalía teniendo en cuenta el principio de territorialidad, al haberse producido en Argentina los hechos que motivaron la reclamación.

Julio Alberto Poch, de 57 años de edad, de origen argentino aunque de nacionalidad holandesa, y de profesión piloto comercial, está acusado por las autoridades de Argentina de haber tripulado varios de los “Vuelos de la Muerte” en la etjulio-alberto1apa de la dictadura argentina (1976-1983). En esos vuelos se transportaron a miles de personas que se encontraban detenidas, las cuales fueron arrojadas al mar durante la última dictadura militar.

Poch, que se encontraba en la actualidad trabajando en la empresa holandesa Transavia, es sospechoso de haber formado parte del entramado para eliminar a prisioneros de la dictadura argentina. Como piloto se encargó de transportar a cientos o miles de esas personas y arrojarlas al mar, dentro de la operación “vuelos de la muerte” durante la dictadura argentina. Muchas de esas personas, torturadas y drogadas, fueron arrojadas vivas al mar.   

Hasta ahora, Julio Alberto Poch ha  mantenido que la fiscalía argentina le acusaba “sin investigar los hechos”, sin embargo el piloto ha dado un giro en su estrategia, no negando los hechos, pero manteniendo la tesis de que lo hizo para “poder defenderse”.

Poch, cuando fue detenido en el aeropuerto de Manises (Valencia), afirmó que no tenía “nada que ver” con los vuelos de la muerte pues “nunca” estuvo destinado en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), en Buenos Aires, donde se interrogaba y torturaba a los prisioneros, según manifestó entonces su abogado, Ignacio Pélaez.

Durante la vista, Poch ha insistido en que lleva “cuatro meses detenido injustamente”, y que los hechos que se le imputan no se pueden probar pues “no existen pruebas”.

Más de 4.400 personas pudieron haber sido eliminadas con los “vuelos de la muerte”, según declaró Adolfo Scilingo, ex militar argentino procesado por genocidio, juzgado por la Audiencia Nacional española.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826