España, 20-07-2018

España, segundo Guantánamo

espacioseuropeos.com (15/2guantanamo1/2010)
En principio se dijo que dos presos de Guantánamo llegarían a España, pero ahora resulta que van a ser cinco. Y así lo ha confirmado esta mañana el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, en el desayuno celebrado en el Hotel Ritz de Madrid, que organizar el Forum de la Nueva Economía.

Con la llegada de estos cinco ex presos de Guantánamo, España se convertirá en el país que acogerá a mayor número de encarcelados en la prisión ilegal que Estados Unidos tiene en Cuba.

Con este nuevo ofrecimiento, el gobierno de Zapatero quiere ayudar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a cerrar la prisión de Guantánamo, que se ha convertido -según afirmó en su día el ministro de Exteriores español- en “un anacronismo moral y ético”.La primera noticia que se tuvo de la llegada de ex presidiarios de la isla de Guantánamo la facilitó el delegado de Obama para el cierre de esa prisión, Daniel Fried, que el 27 de enero declaró que España recibirá “un número significativo de detenidos”.

De acuerdo con las informaciones facilitadas, se ha podido saber que los dos presos primeros a los que España acogerá son de nacionalidad yemení y palestina, aunque se desconoce la de los otros tres.

Al parecer, ninguno de los presos tienen abierto procedimiento legal de ningún tipo, pero no pueden regresar a sus países de origen por razones de seguridad, aseguran fuentes diplomáticas.

En España tendrán cierta libertad de movimientos, aunque estarán sometidos a vigilancia -esperemos que sólo por parte de las autoridades españolas-, y dispondrán de nueva identidad.

Uno de los defensores de la llegada de presos de la prisión caribeña a España ha sido el Secretaiio de Estado español para la Unión Europea, Diego López Garrido, que como argumento apunta a que si siempre hemos querido que se cierre Guantánamo hay que colaborar ahora para que así sea. Y la mejor manera es -según él- traer a España a esos detenidos de forma ilegal, que en la mayoría de los casos han padecido torturas de todo tipo.

Si Zapatero le dijo a Sarkozy que le pidiera lo que quisiera a cambio de una silla en el G-20, es posible que a Obama le haya dicho algo así como ¿qué  podemos hacer por ti”.

¿Se verá afectada la seguridad de los españoles por mantener en nuestro territorio a ex presos de Guantánamo? ¿Se verán afectados nuestros servicios de seguridad? ¿Qué coste financiero nos va a suponer acoger a ex presos de Guantánamo? A estas y otras muchas preguntas más nos debería responder Zapatero.

N. de la R.
La fotografía es propiedad de Prison Photography.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal