España, 17-12-2017

La presión mediática y la presidencia de la UE obligan a Zapatero a lamentar “profundamente” la muerte del disidente cubano Orlando Zapata

espacioseuropeos.com (25/2/2010)zapata-disidente-cubano
Tras un lamentable silencio, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha declarado hoy que  lamenta  “profundamente” la muerte del disidente cubano Orlando Zapata, que ha permanecido 85 días en huelga de hambre en Cuba. Estas declaraciones las ha hecho el presidente del gobierno español en el Congreso de los Diputados en el acto de inauguración la reunión de presidentes de comisiones de Exteriores de los países de la Unión Europea.

Zapatero ha exigido al régimen de Castro que  “devuelva la libertad a los presos de conciencia y respete los derechos humanos”. Una exigencia “fundamental de toda la comunidad internacional”, que  Zapatero ha pedido como presidente de turno de la UE.

Sin embargo, ayer en la Sala de los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra en el IV Congreso Mundial contra la Pena de Muerte, tan sólo hizo una velada referencia a la muerte del disidente cubano. En su discurso, el presidente español no mencionó ni a Cuba ni a Orlando Zapata.

Hoy, a 700 kilómetros al este de La Habana, Orlando Zapata será enterrado bajo fuertes medidas de seguridad y “detenciones preventivas”, según denuncian disidentes cubanos.

Orlando Zapata  lleva encarcelado desde el año  2003, fecha en la que fue detenido durante una redada policial en la que cayeron otros 75 opositores. Todos ellos fueron acusados de conspirar con Estados Unidos en contra del régimen.  A pesar de Zapata no  pertenecía al denominado “Grupo de los 75”, fue condenado a  tres años de cárcel, acusado de desacato, desorden público y desobediencia, entre otros delitos.  A esa condena se le sumó otra de más de tres décadas al ser acusado de nuevos delitos.

Zapata inició la huelga de hambre para protestar por el trato que recibía en la prisión. Su estado de salud se fue agravando hasta que tuvo que ser ingresado en un hospital y alimentado por vía intravenosa “en contra de su voluntad”,  según denunciaron sus familiares.

Por su parte, Raúl Castro lamentó ayer la muerte de Zapata, a la vez que declaraba que en Cuba “no existen torturados, no hubo torturados, no hubo ejecución. Eso sucede en la base de Guantánamo”, en referencia a la base estadounidense.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826