España, 13-12-2017

Ahora al FMI le interesa el cambio climático, ¿será porque hay millones en juego?

Oscar Paz Rada (19/3/2010)fmi
En momentos en que la lucha de los países en vías de desarrollo por arrancar a los países desarrollados, causantes históricos del cambio climático, la conformación de un importante fondo mundial de adaptación, que permita enfrentar los impactos del cambio climático, surge el Fondo Monetario Internacional (FMI) para, aparentemente, apoyar con recursos, cuando en realidad lo que buscaría es aprovecharse por adelantado de los recursos que se generarían en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Lo cierto es que la propuesta planteada recientemente por el Director de Gestión del FMI, Dominique Strauss-Kahn, establece que el FMI creará un “Fondo Verde” que le permitirá, a los países en vías de desarrollo, por adelantado disponer de los 100 mil millones de dólares anuales antes del 2020; lo que no se dice es en que condiciones de financiamiento y acceso a los mismos, cuando las negociaciones de Copenhagen establecen que estos recursos deben ser adicionales a la ayuda oficial del desarrollo (ODA) y fundamentalmente con carácter de donación.

Lo curioso de este planteamiento es que surgen después de que en las negociaciones de Copenhagen, el pasado fin de año, la propuesta de los Estados Unidos se concentró en ofertar precisamente esa suma desde el 2020 al pleno de la Convención y cuando se estableció también que a partir del 2011 los países desarrollados se comprometieron a aportar con 30.000 millones de dólares anuales para un fondo climático.

Los países desarrollados han estado trabajando intensamente en generar un Fondo de Adaptación al Cambio Climático, que se constituya con los aportes de los países del Anexo I (países desarrollados), o, como algunos países exigen, con un porcentaje del PIB de éstos países desarrollados, pero con una condición de que estos sean manejados a partir de un Mecanismo Administrador desde la Convención del Cambio Climático y con la participación de los países en vías de desarrollo.

Ahora el FMI, al parecer, pretende endeudar a los países en vías de desarrollo con estos fondos por adelantado, ofreciendo recursos que seguro serán puestos a consideración de los países bajo sus reglas de juego y generando intereses a futuro a los recursos que ingresaran en el fondo. No se puede descartar que esta estrategia, planteada en la última reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Davos,  apuntaría a que los grandes países tengan constantemente el control de los recursos que se han comprometido a desembolsar en el marco de la CMNUCC.

Según comunicado del propio FMI, “El FMI iniciará conversaciones con los bancos centrales y los ministerios de Hacienda sobre la factibilidad de este Fondo Verde, que podría estar financiado en parte mediante la emisión de nuevos derechos especiales de giro (DEG), un activo de reserva creado por el FMI”.

Precisamente estos DEG podrán comenzar a ser los elementos que “encadenen” a los países a los futuros recursos que se están generando en el marco de las negociaciones internacionales doscar-pazel clima o en su defecto sirvan para darle oxígeno a las actividades del propio FMI, que desde la última crisis internacional de la economía mundial a demostrado que sus políticas no necesariamente han sido de las mejores.

N. de la R.
Oscar Paz
es profesor; investigador Senior del Instituto de Ingeniería Sanitaria de la Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia. Master of Sciences en Recursos Hídricos UCL, en Bélgica. Ingeniero Civil  (UMSA, Bolivia). Ex Coordinador General del Programa Nacional de Cambio Climático de Bolivia. Miembro de roster de expertos en Inventarios de emisiones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826