España, 16-12-2017

El islamismo entra en la campaña electoral francesa

espacioseuropeos.com (1/3/2010)no-al-islamismo
La inmigración, en concreto el islamismo, han entrado de pleno en el debate que enfrentan los partidos políticos franceses en estas elecciones regionales. La “identidad francesa” y el “orgullo de ser francés” -algo impensable que sucediera en la España actual- han marcado los discursos de todos los grupos políticos franceses.

La reunión que el  8 de febrero de este año, tuvo lugar en la sed3e del primer ministro,  François Fillon, en la que estuvieron presentes todos los miembros franceses, fue algo más que importante. Ese día, el Ejecutivo francés analizó a fondo la cuestión de la identidad francesa. El artífice de ese debate fue el ministro de Inmigración, Eric Besson, partidario de reforzar la educación cívica y, sobre todo, cultivar “el orgullo de ser francés”.

Una de las primeras conclusiones de esa reunión, ha sido la de constituir una comisión integrada por parlamentarios e intelectuales, en la que se integre  también el presidente de la República, Nicolas Sarkozy.

El ministro Fillon propone que había que ir aún más lejos, en referencia a que las medidas actuales son escasas; el concreto, el ministro se refería al llamado “contrato de acogida y de integración” -modelo que, como ya dijimos en una ocasión, el Partido Popular ha plagiado- para los inmigrantes que se impuso en Francia en el año 2007.

La prensa francesa ha recogido que la página en internet del gobierno galo, creada expresamente para el debate de ideas sobre ese asunto, se ha ido convirtiendo poco a poco en lugar de acogida de sentimientos xenófobas. Como consecuencia de ello, desde varios sectores se ha pedido la anulación de ese espacio en la red.

Sea como fuere, el caso es que ese debate ha llegado a la calle y, lógicamente, a la campaña electoral  regional. Le Front National, liderado por Jean-Marie Le Pen, por ejemplo, ha diseñado carteles donde aparece el “mapa de Francia con los colores de la bandera de Argelia, minaretes y una mujer completamente velada”, como acertadamente recoge Radio Francia Internacional.

Pero, no sólo es la derecha o la extrema derecha gala, la que toma el islamismo como objeto de debate. Así, el PSF (Partido Socialista Francés) ha visto como uno de sus férrenicolas-sarkozyos baluartes -el presidente de la región Languedoc-Roussillon, Georges Frêche– declaró hace poco que “nunca votaría por Laurent Fabius, ex primer ministro socialista de origen judío, porque “no tiene una jeta muy católica”, una expresión que suele usarse en francés cuando algo no se ajusta a la moral”, informa RFI.

Frente a estas posturas se sitúa la extrema izquierda, liderada por el trotkista Nuevo Partido Anticapitalista, que lleva en una de sus listas electorales a una candidata ataviada con el velo islámico, a pesar de estar prohibido en las escuelas secundarias de Francia  desde el año 2004. Y frente a esta opción se encuentran las asociaciones feministas y laicas, Ni Putas ni Sumisas y Solidaridad con las Mujeres Árabes.

Las elecciones regionales que se celebrarán entre el 14 y el 21 de este mes, mostrarán los derroteros por dónde va la sociedad francesa. En esta ocasión, los socialistas franceses no desplegarán la bandera de la “ola madrileña”, pues Zapatero ya no es un modelo a seguir.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826