España, 18-12-2017

Francia, África y los dictadores corruptos africanos

Daniel M. Oyono (28/6/2010)daniel-oyono
Con lo que resta de su declinante atracción de país de libertades, de igualdad y de los derechos humanos, Francia sin el más mínimo pudor político, ha vuelto a mostrar al mundo su cara neo colonial más brutal convocando en Niza, con fines exclusivamente comerciales, la trasnochada cumbre franco-africana de naciones.

Con ésta excusa acudieron al hexágono galo, un importante número de Jefes de Estado del continente, de entre los que se encontraban un puñado largo de los dictadores más corruptos y crueles de todos los tiempos, cuyas manos están desbordadas de la sangre de centenares de miles de inocentes africanos.

Estos monstruos, son responsables directos de torturas salvajes, de asesinatos y de todas las formas de muertes, del expolio y del robo masivo de las riquezas de nuestros países y del empobrecimiento y la miseria de nuestras poblaciones. Los criminales inhumanos se distinguen por ser terroríficos depredadores de los derechos humanos fundamentales, ávidos siempre de sangre. Al frente de ésta banda de mafiosos, se sitúa el sanguinario teniente coronel Teodoro Obiang Nguema, dictador de Guinea Ecuatorial.

Francia no ha conseguido, sin embargo, el objetivo central de su cumbre, a la vista de las reacciones de los medios de comunicación galos y, sobre todo, aquélla de las poblaciones de la África profunda y de una gran parte de los medios del continente que no han ahorrado críticas desfavorables y denuncias al gobierno francés, por seguir imponiendo las antiguas prácticas de arrogancia neo colonial que se suponían superadas con el advenimiento formal de las independencias políticas, hace más de medio siglo.

Francia sólo ha podido cosechar aparentemente el favor de los dictadores corruptos dóciles, que han prometido seguir cabizbajo sus órdenes, respondiendo así a los esfuerzos de su anfitrión por lavarles su maltrecha imagen internacional.

Francia, por su pasado, dominante en África y los antiguos imperios coloniales y las multinacionales, está muy inquieta por lo que considera una irrupción intolerable de Brasil y China Popular en el continente negro. Las innovadoras políticas de cooperación de estos países fuera de cualquier condicionamiento político y de explotación en el mundo, especialmente en África y en América Latina, continentes que siempre han considerado hasta ahora, una reserva quasi privada de extracción inmisericorde.

La mayoría de los africanos que han conocido la agresiva y humillante explotación colonial y neo colonial de África, consideramos el reforzamiento de la cooperación Sur-Sur, un elemento positivo y dinámico de cooperación al desarrollo para el progreso y el bienestar sostenible de nuestros Pueblos en África.

Nuestra única preocupación y nuestras reservas están sobre la naturaleza en sí de la esencia de la filosofía social de China Popular que puede tener la tentación de exportarla a África y blindar así a los criminales corruptos tiranos, cuando nuestros Pueblos están en permanente lucha por la democracia.

Por eso, tenemos que ser muy vigilantes a la acción de la potencia asiática en nuestros países; por lo demás, estamos encantados de Brasil, gran potencia democrática emergente, mientras que contemplamos la decadencia de la retórica del viejo discurso sobre la libertad y los derechos humanos de las ex potencias coloniales, tentadas diariamente por el neo colonialismo, porque es público que los déspotas africanos repudiados por nuestros Pueblos se mantienen en el poder usurpando de la soberanía de nuestros países para robar y acumular deshonestamente fortunas, con el apoyo económico y militar de las ex potencias coloniales cómplices.

Los Pueblos de África en los Países bajo dictaduras, deben formar una alianza de lucha para la liberación y la proclamación de la democracia; y debemos para ello, utilizar todos los medios disponibles, para expulsar del poder usurpado mediante golpes militares fascistas, al sindicato organizado del crimen de la intolerancia, del salvajismo, de la tiranía y del nepotismo corrupto de estos dictadores.

N. de la R.
Daniel M. Oyono
es Presidente del Movimiento por las Libertades y el Cambio de Guinea Ecuatorial.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826