España, 17-12-2017

Moratinos y cooperantes secuestrados: contradicciones de la ideología de la “amenaza yihadista”

Carlos Ruiz Miguel (10/6/2010)moratinos
Tres españoles fueron víctimas de un extraño secuestro hace seis meses en Mauritania. Una persona de esas tres fue liberada en marzo, pero otras dos siguen secuestradas en algún lugar de Mali. Moratinos acaba de viajar a Mauritania para presionar a este país para que libere a un terrorista allí encarcelado para canjearlo por los españoles secuestrados. Lo primero que llama la atención es que los secuestradores no pidan la liberación de sus supuestos cómplices encarcelados en España. Pero además, lo que no termina de explicar Moratinos es para qué quiere ese canje, si él dice que los dos españoles se encuentran “bien”.

I. EL SECUESTRO Y LA LIBERACIÓN DE GÁMEZ
El 29 de noviembre de 2009, cuando Marruecos estaba siendo presionado para anular la deportación de Aminatu Haidar, una caravana española de ayuda humanitaria que acababa de cruzar el Sáhara ocupado por Marruecos fue atacada en la principal carretera de Mauritania. A resultas del ataque, tres españoles fueron secuestrados: Alicia Gámez, Albert Vilalta y Roque Pascual.

Inmediatamente después del secuestro, Marruecos intentó implicar al Frente Polisario en el mismo. Al poco tiempo se demostró que aquello era una calumnia.

El día 10 de marzo de 2010 fue liberada Alicia Gámez.

Tres versiones circularon:

– según El Mundo, el Gobierno pagó 2 millones de dólares por su liberación;
– según otra versión, el grupo de delincuentes liberó a Gámez porque “se convirtió al islam” y por su mala salud;
– finalmente, Fernández, la vicepresidente del gobierno de Rodríguez, “aseguró” que “no ha habido ningún pago” por la liberación de la cooperante.

Lo que no dijo la Señora Vicepresidente es por qué causa fue entonces liberada la española secuestrada: ¿tenían razón los terroristas?

II. LA CONTINUACIÓN DEL SECUESTRO DE LOS OTROS DOS COOPERANTES Y LAS “GESTIONES” DEL GOBIERNO
Tras la liberación de Gámez, el gobierno dijo que continuaría “trabajando” por la liberación de los otros dos secuestrados. Pero el “modus operandi” del gobierno Rodríguez no deja de ser extraño.

La vicepresidente Fernández dijo el 10 de marzo:

el Gobierno está poniendo todo su empeño en que ambos cooperantes sean liberados “en el plazo más breve posible”.

De momento, han pasado tres meses.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Moratinos, ha dicho el 7 de junio, tras una visita en el máximo secreto a Mauritania:

El Gobierno trabaja diariamente para “acelerar al máximo la liberación de los secuestrados

¿En qué consiste el “empeño” y el “trabajo diario” del Gobierno para conseguir la liberación de los secuestrados?

Los indicios son que, aparte de pagar el rescate que se pida, parece que el “empeño” y el “trabajo diario” consisten en presionar a Mauritania para que libere a un terrorista allí encarcelado, para canjearlo por los dos secuestrados que se encuentran en Mali.

Dicho de otra manera: la “lucha” “contra” el terrorismo de nuestro gobierno se sintetiza en:

– dar dinero a los terroristas; y
– presionar a Mauritania para que libere a terroristas encarcelados por sus crímenes, o dicho con palabras de Moratinos:

Estamos trabajando con todos aquellos que pueden crear las condiciones para facilitar la liberación

Escooperantes-catalanes-secuestrados-en-mauritania ésta una “extraña” “lucha” que no sólo da aliento dinero y esperanza a los delincuentes, sino que además viola la legalidad internacional que el Gobierno de Rodríguez dice defender. La Resolución 1904 del Consejo de Seguridad, condena claramente el pago de rescates.

III. EL SECUESTRO Y LAS CONTRADICCIONES DE LA IDEOLOGÍA DE LA “AMENAZA YIHADISTA”
El secuestro de los cooperantes pone de manifiesto las contradicciones de la ideología de la “amenaza yihadista”. ¿Cómo? Veamos:

1º. El gobierno y sus instrumentos policíaco-judiciales se dedican a “desmantelar” “células” de “Al Qaida” en España.
2º. Los ideólogos de la “amenaza yihadista” quieren hacer creer que el 11-M fue obra de “Al Qaida”.
3º. El gobierno y los ideólogos de la “amenaza yihadista” difunden la idea de que el secuestro de los cooperantes es obra de “Al Qaida”.

Si todo esto fuera así, lo lógico sería que…. los secuestradores de los ciudadanos españoles pidieran la liberación de los terroristas encarcelados EN ESPAÑA.

Sin embargo, ¡oh, sorpresa! los secuestradores:

– no sólo no piden la liberación de sus supuestos compinches encarcelados en España;
– sino que niegan que los encarcelados en España tengan que ver con ellos. Así lo han dicho expresamente los secuestradores si debemos dar crédito a información de Ignacio Cembrero de 13 de marzo, haciéndose eco de un comunicado de “Al Qaida del magreb islámico” (AQMI):

Aseguramos formalmente que los detenidos en España por terrorismo son gente inocente que no está vinculada con nosotros

Antes bien, según informaba ayer el diario argelino L’Expression, lo que reclama el supuesto líder de los secuestradores es un rescate y la liberación de sus acólitos encarcelados en Mauritania.

IV. CODA: EL EXTRAÑO Ccarlos-ruiz-miguelONCEPTO DE SECUESTRO DEL SR. MORATINOS
El Gobierno dice que “trabaja” “diariamente” para “acelerar la liberación de los secuestrados”.

Ahora bien, no se sabe muy bien por qué, si, como dice el ministro,

Los dos cooperantes están bien

Sr. Moratinos, si están “bien”, ¿para qué liberarlos?

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización del autor, Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en desdeelatlantico.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826