España, 22-01-2018

Rabat alarmado ante la firmeza de Defensa frente al entreguismo de Moratinos

Carlos Ruiz Miguel (23/6/2010)mohamed-vi-moratinos-y-zapatero
El majzén marroquí está alarmado porque el CNI, desde que está dirigido por el general Félix Sanz Roldán, parece que está haciendo su trabajo: defender los intereses de España. Según el majzén, el CNI, sometido al presidente del Gobierno y a Defensa, está bloqueando la política entreguista hacia los intereses del majzén que promueve el lobby pro-marroquí con el ministro Moratinos a la cabeza. La firmeza de Defensa frente al entreguismo de Moratinos ha provocado que la prensa oficiosa del majzén publique sendos artículos, con injurias y amenazas veladas a España. Dos artículos extraordinariamente importantes, a los que nadie en España, extrañamente, ha prestado la atención debida. Dos artículos que suscitan graves interrogantes. Y todo ello en un contexto en el que el majzén renueva sus pretensiones expansionistas sobre España.

1. CONTEXTO: EL MAJZÉN ACELERA SUS PRETENSIONES EXPANSIONISTAS SOBRE ESPAÑA…
El 17 de mayo de este año la opinión pública española se encontró con unas gravísimas declaraciones del primer ministro marroquí, jefe del partido nacionalista marroquí:

Rabat pide negociar el fin de la “ocupación” de Ceuta y Melilla
I. CEMBRERO – Madrid – 18/05/2010
El primer ministro de Marruecos, Abbas el Fassi, hizo ayer un llamamiento instando a España a “abrir un diálogo (…) para poner fin a la ocupación de las ciudades marroquíes y de las islas cercanas (…)”. Al presentar el balance de su Gobierno ante el pleno de la Cámara de Representantes, el jefe del Gobierno pidió a España que tuviera “una visión de futuro” que tenga en cuenta los intereses comunes de ambos países y las nuevas realidades estratégicas y geopolíticas”.

La retórica expansionista expresada el 17 de mayo se encuentra acompañada de gestos hostiles constatados el 22 de abril y el 21 de junio

22 de abril:
Protesta de España a Rabat por decir que Melilla está “ocupada”
I. CEMBRERO – Madrid – 22/04/2010
Se comunica a todos los ciudadanos de Melilla ocupada, reza el cartel de la aduana marroquí colocado en un edificio oficial en la frontera de Beni Enzar entre Marruecos y la ciudad autónoma.

21 de junio de 2010:
Tensión en las fronteras de Ceuta y Melilla
El cruce melillense de Beni Enzar estuvo cerrado hoy más de una hora. Jóvenes marroquíes escriben la palabra “ocupada” en los letreros de tráfico que indican la dirección de Ceuta”

II. …DEJANDO EN EVIDENCIA AL LOBBY PRO-MARROQUÍ ESPAÑOL
El décimo aniversario del acceso al trono del tirano Mohamed VI fue recibido alborozosamente por dos artículos de opinión de Ramón Pérez-Maura y Gustavo de Arístegui San Román, publicados, respectivamente, en el ABC y en El Mundo.

Pérez-Maura decía el 29 de julio de 2009:

El reto de Marruecos
(…)
Desde España podemos dedicarnos -una vez más- a descalificar las iniciativas de nuestro vecino del sur. (…)
Es cierto que en esta década ha habido serios roces con Madrid -como los hubo, mayores incluso, bajo Hassan II– pero no hay que olvidar los relevantes progresos logrados. Salvo después del incidente de Perejil, Ceuta y Melilla se han caído de los discursos regios.

Puede que de los “discursos regios” se hayan caído… pero todo el mundo sabe que el primer ministro, nombrado por la libre voluntad del rey, no puede hacer afirmaciones tan graves sin previa consulta y aprobación del sultán. Y todo el mundo sabe que en Marruecos las únicas manifestaciones que se reprimen violentamente son las que organiza el propio majzén.

Arístegui, por su parte, el día 1 de agosto escribía un artículo que pronto fue reseñado con alborozo por la MAP, la agencia oficial de prensa marroquí estrechamente conectada con el majzén y sus servicios secretos:

Marruecos: más allá de los tópicos
El problema de escribir sobre Marruecos es que muchas veces el lector ha sido bombardeado con infinidad de tópicos que acaban instalándose en el imaginario colectivo. (…) describen el país como el gran problema de España. (…)
En España hay una muy importante comunidad marroquí que contribuirá cada vez más a un mayor y mejor entendimiento (…)
La comunidad hispanófona marroquí, (…), servirá sin duda de puente entre Marruecos y España (…).”

Sería interesante saber si para un representante del pueblo español es o no es un “problema de España” que Marruecos nos quieran quitar una parte de nuestro territorio.

III. EL CNI SE INTERPONE EN LOS PROYECTOS EXPANSIONISTAS DEL MAJZÉN
El día 18 de junio, el diario Aujourd’hui le Maroc publicó sendos artículos con un ataque brutal contra el director del CNI y con veladas amenazas. Aunque ambos artículos estaban firmados (uno por un redactor y el otro por el director), los artículos “senfelix-sanz-roldansibles” de ese periódico se hallan directamente “inspirados”, cuando no escritos en persona, por Taieb Fassi-Fihri, el ministro de Asuntos Exteriores marroquí y uno de los personajes del círculo más estrecho del sultán Mohamed VI.

III.1. El primer artículo
El primero de los artículos titulado Peligro de degradación de las relaciones entre Madrid y Rabat, está firmado por un redactor del periódico, pero no es difícil de adivinar que la autoría del mismo es del propio Fassi-Fihri. Comienza así:

En el espacio de un año el “efecto Sanz” se ha hecho sentir en las relaciones hispano-marroquíes: multiplicación de actividades de espionaje en el norte del reino,
bloqueo de la cooperación sobre ciertos asuntos de seguridad…

Y se pregunta:
Marruecos y España: ¿están condenados a vivir en un eterno conflicto de intereses geopolíticos?”

Y a continuación pasa a oponer la supuesta respuesta marroquí a esta pregunta con la supuesta respuesta española.

III.1.A. La supuesta respuesta marroquí
Se describe así:
La respuesta a esta cuestión, del lado marroquí, es clara. Marruecos ha dado señales suficientes, estos últimos años, sobre su voluntad de hacer de su vecino del norte un socio real sobre los frentes económico, político y securitario, en lugar de permanecer anclado en la posición geopolítica clásica, convertida en obsoleta en el mundo actual, que consiste en considerar sistemáticamente a sus vecinos como enemigos convencionales

La medida del cinismo del majzén la tenemos cuando consideramos que esto lo dice el mismo majzén que no cesa de atacar a su vecino argelino y que ha encarcelado a varios saharauis bajo reproche de “entendimiento con el enemigo argelino”.

El periódico nos detalla ahora cómo el majzén trata de ser un “socio real” de España en el plano económico:

Sobre el frente económico, la tesis marroquí es simple: construir juntos un espacio de desarrollo conjunto que beneficie a las dos partes. España, después de haber alcanzado su cima de crecimiento, está conociendo una recesión sin precedente. Para salir de ella hay una única salida posible: encontrar espacios de desarrollo más allá de las fronteras. Marruecos constituye desde ese punto de vista una solución y no un problema.

Sería bueno preguntar a los agricultores españoles qué opinan de esto, en esta situación actual en que el sector industrial español está en crisis y una de las pocas salidas de nuestra economía está en el desarrollo del sector primario.

Continúa explicando el “esfuerzo” marroquí en el plano político:

Sobre el frente político, el compromiso de Marruecos en el proceso de creación de canales de concertación político-diplomáticos con el gobierno Zapatero ha permitido reunir las condiciones de un entendimiento político palpable sobre varios asuntos. Así, varias acciones conjuntas han producido resultados positivos gracias a los mecanismos de concertación puestos en marcha a este efecto.

¿Cuáles han sido esas “acciones conjuntas” en el plano político?
¿La deportación de Aminatu Haidar, por ejemplo?

Y concluye con la exposición  de la “aportación” del majzén al “entendimiento” en materia de seguridad:

Sobre el plano securitario, la movilización de los servicios de seguridad marroquíes en la lucha contra el crimen transfronterizo bajo todas sus formas, desde la inmigración clandestina hasta el terrorismo, pasando por las redes mafiosas de tráfico de droga, ha dado sus frutos y los dos países muestran una satisfacción real en este plano.

Si los frutos de esta “movilización” son o no satisfactorios, es difícil saberlo porque Marruecos no coopera como debiera. Sin ir más lejos, el día 8 de mayo, la agencia Europa Press informaba de que “Las autoridades marroquíes no facilitan ni a la Policía española ni a ningún cuerpo policial internacional sus datos relativos a las incautaciones anuales de sustancias cannabicas desde el año 2005, según un documento de la Unidad de Inteligencia Criminal de la Policía Nacional al que ha tenido acceso Europa Press”.

III.1.B. La supuesta resp
Sin embargo, España, según el majzén ha dejado de “colaborar”. Así califica el diario la posición española:

sede-del-cni1

uesta española

Del lado español, ¿se puede decir que ha cambiado la forma de considerar a Marruecos?
Lamentablemente, no. En Madrid existen aún actitudes reaccionarias en los arcanos del poder, real y no aparente, que no quieren cambiar de actitud y que se aferran a reflejos arcaicos de reflexión y de análisis
Para ellos, Marruecos es una amenaza y se debe siempre desconfiar de ellos. Para quienes sostienen esta tesis, todo lo que Marruecos emprende en materia de desarrollo es una amenaza para su vecino del norte. De esta forma, hacen todo lo que está en sus manos para contrarrestar la voluntad del gobierno actual de operar un viraje radical en su posición tradicional respecto a Marruecos a fin de comenzar a verlo como un socio y no como un adversario.

III.1.C. El majzén injuria a España y “culpa” a Félix Sanz Roldán de impedir el viraje radical de la política exterior española
Según el majzén, quien impide este “viraje radical” es el Centro Nacional de Inteligencia desde que está dirigido por Félix Sanz Roldán. Así relata el diario esta particular visión:

En un país democrático como España es difícil par el profano creer que actitudes de este tipo puedan existir. España, se dice, está dirigida por un gobierno civil elegido democráticamente que tiene las riendas de su política exterior. Pero no es cierto. Ciertamente, la “calle Serrano” donde está la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, dirige las relaciones internacionales de España; pero, en un edificio sito en la calle “Padre Huidobro” es donde verdaderamente se orienta la política de vecindad. Se trata, evidentemente, del CNI (Centro Nacional de Inteligencia). Un departamento que ha sabido hacer fracasar todas las tentativas de desmilitarización de que ha sido objeto. La última había sido intentada por el gobierno socialista a su llegada al poder en 2004. Pero no ha funcionado. Zapatero ha terminado por ceder y nombrar a un militar de la vieja guardia al frente de este servicio. En julio de 2009, hace un año, el general Félix Sanz Roldán ha sido nombrado director general del CNI. Desembarca en este servicio después de haber sido jefe del Estado mayor de la defensa de 2004 a 2008. ¡Sorprendente nombramiento! Una regresión para la mayor parte de los socialistas convencidos. Es como si el poder civil cediera, treinta años después de la transición, y cediera las llaves del poder a los militares. ¿Acaso la inteligencia no es la base de toda acción política?

En el espacio de un año, el efecto Sanz, se ha hecho sentir sobre las relaciones hispano-marroquíes:
– multiplicación de actividades de espionaje en el norte del Reino
– bloqueo de la cooperación sobre ciertos asuntos de seguridad,
– cambio en la política religiosa española a través del lanzamiento de la operación “Desenraizamiento” que consiste en contrarrestar la influencia del Ministerio marroquí de asuntos islámicos sobre los musulmanes de España,
– etc.

Lo que no se puede pedir al CNI es que ignore la alarma que asalta a los servicios secretos europeos sobre las verdaderas intenciones de Marruecos. Recordemos:
– en el año 2009 se ha juzgado en Holanda a un espía marroquí, detenido en 2008, que pasaba información de la policía holandesa al servicio secreto marroquí
– el 28 de enero de 2010, el informe anual del servicio secreto belga acusa a Marruecos de inventarse organizaciones terroristas.

Parece claro que, si Marruecos hace esto en Holanda y Bélgica, es de temer que haga cosas peores en España. En este contexto, es obligación del CNI extremar su vigilancia respecto a las actividades del majzén.

El diario marroquí prosigue relatando los motivos del descontento hacia el nuevo jefe de CNI y nos acerca a la clave del asunto:
Sobre el terreno, se han registrado, bajo su mandato, operaciones de violación del espacio marítimo y aéreo marroquíes, con objetivo de espionaje. Aviones detectados por los radares marroquíes, un drone de espionaje repescado en las aguas marítimas marroquíes, patrulleras que hacen intrusiones en las aguas marroquíes alrededor de los presidios ocupados, etc.
Actos de hostilidad según el Derecho Internacional frente a los cuales Marruecos ha respondido siempre con la contención.
Los expertos en el asunto resumen la acción del general Sanz con una sola frase: “ha rescatado la nota de septiembre de 2000”. En efecto, en septiembre de 2000, una nota de los servicios de inteligencia españoles alertaba que el gobierno de su país sobre lo que los redactores habían cualificado, en ese momento, de amenaza a la seguridad nacional proveniente de Marruecos. Esta famosa nota se halla en el origen del endurecimiento de la política del anterior jefe de gobierno español, José María Aznar, respecto a Marruecos. Esta nota afirmaba que Marruecos preparaba un plan para recuperar los presidios ocupados creando allí una tensión securitaria y una crisis económica antes de lanzar una ocupación civil de la ciudad. Pretendía que Marruecos animaba la creación de células islamistas radicales cerrando los ojos al tránsito clandestino hacia la ciudad ocupada de integristas buscados por su seguridad, cuando lo que ocurría era lo contrario: la vigilancia de los servicios marroquíes rendía un servicio, y lo continúa haciendo, a la seguridad española.

Marruecos era igualmente acusado de desarrollar la región del norte, dotándola de infraestructuras y zonas francas para asfixiar a Ceuta y Melilla.
Más allá de la afirmación ridícula según la cual Marruecos toleraba el pasaje de integristas peligrosos hacia las ciudades ocupadas, que los tenores del CNI quieren hacer tragar a sus dirigentes civiles, la idea según la cual Marruecos desarrolla sus regiones del norte para preparar el terreno a una invasión de los presidios es, sin duda, una de las más descabelladas que un servicio de inteligencia ha producido durante este siglo.

Los problemas que surgen entre los dos reinos, en especial en estos últimos meses, se deben a este enfoque puramente paranoico de los dirigentes del CNI y del Estado Mayor del Ejército español.
Combatir este enfoque es la única manera de que el gobierno civil español pueda dar un giro real a las relaciones entre ambos países
Pero mientras gentes como el general Sanz tengan las riendas, esto será muy difícil.
Basta recordar que este general estaba, de 1966 a 1975, a la cabeza del Batallón de formación de reclutas en El Aaiún en el Sáhara marroquí entonces bajo ocupación española. ¿A quienes formó en el arte de la guerra en El Aaiún? Una pregunta cuya respuesta basta para explicar su actitud hostil respecto a Marruecos.

III.2. El segundo artículo
El segundo artículo, firmado por el director del periódico, aunque más breve que el anterior, no carece de pasajes de interés. Es un artículo especialmente insidioso e insultante:

(El Ejército español) actúa como un actor político en sí mismo e interfiere sobre las decisiones del poder político de manera ostentosa. Es en el campo de las relaciones hispano-marroquíes donde esta intrusión es más nefasta.
La profunda crisis económica que atraviesa España ha debilitado al poder socialista y ha abierto un boquete ante los lobbys militar-franquistas aglutinados en torno a los nostálgicos del colonialismo y sus amigos del Partido Popular.
(…)
Es claro que, cuando no se está ante una lógica de buena vecindad estratégica, cuando se permanece anclado en una lógica colonial obsoleta, cuando no se contempla su flanco sur como una oportunidad de cooperación, de asociación y de crecimiento, sino como una amenaza o un dato hostil, se cae en los pequeños cálculos sin un mañana, las pequeñas combinaciones y las pequeñas provocaciones.
La falta de democratización del Ejército español (…) y las veleidades políticas de este Ejército, corren un velo sobre el futuro de las relaciones entre ambos países.
La política de desarrollo soberano seguida por Marruecos en el norte del país, y sobre la cual vela el soberano en persona, convertirá pacíficamente, en caduca, en plazos geoestratégicos muy breves, la ocupación española de las ciudades marroquíes de Ceuta y Melilla.
Las intrigas y provocaciones del lobby militar-franquista no podrán hacer nada, excepto dañar lo que los políticos responsables de ambos países han construido con mucha paciencia y éxito en estos últimos años.

Por cierto, adviértase que, mientras el autor del primer artículo dice:
– “la idea según la cual Marruecos desarrolla sus regiones del norte para preparar el terreno a una invasión de los presidios es, sin duda, una de las más descabelladas que un servicio de inteligencia ha producido durante este siglo”, el autor del segundo artículo afirma:

– La política de desarrollo soberano seguida por Marruecos en el norte del país, y sobre la cual vela el soberano en persona, convertirá pacíficamente, en caduca, en plazos geoestratégicos muy breves, la ocupación española de las ciudades marroquíes de Ceuta y Melilla.

IV. PREGUNTAS QUE REQUIEREN URGENTE RESPUESTA
1º. Rabat denuncia que, contrariamente a lo que hace el ministro de Exteriores y el lobby pro-marroquí, después del cese del anterior director del CNI, existe una nueva política de firmeza por parte del nuevo director del CNI.
¿Por qué el anterior director del CNI no resultaba incómodo para el majzén?

2º. Este diario habla de una “famosa” nota del CNI de septiembre de 2000… que resulta que es confidencial y no era de conocimiento público hasta que ahora la revela la prensa marroquí.
¿Quien ha dado esta información al majzén?
¿Qué fuentes españolas maneja este diario… el mismo diario que, en su momento, se dedicó a denigrar a Aznar y al PP?

carlos-ruiz-miguel3º. Este artículo contrapone al Ministerio de Exteriores y al CNI. No acusa al CNI de contrarrestar, no al “Gobierno de España” en su conjunto, sino ESPECÍFICAMENTE AL DEPARTAMENTO QUE DIRIGE MORATINOS:
¿Ve Moratinos en peligro su política entreguista y pide a Rabat que denuncie esto para presionar contra quien, supuestamente, le frena?
¿Está Moratinos aumentando su presión para que se impulse la política entreguista a los intereses del majzén?

4º. Este artículo aparece en un contexto claro en el que el majzén pretende la entrega de Ceuta y Melilla:

¿Ha aceptado Moratinos poner en marcha la “célula de reflexión” sobre Ceuta y Melilla que Hassán II pactó con Felipe González?

5º. Dado que según la Ley del Centro Nacional de Inteligencia “es el Organismo público responsable de facilitar al Presidente del Gobierno y al Gobierno de la Nación las informaciones, análisis, estudios o propuestas que permitan prevenir y evitar cualquier peligro, amenaza o agresión contra la independencia o integridad territorial de España, los intereses nacionales y la estabilidad del Estado de derecho y sus instituciones” (art. 1) y “se adscribe orgánicamente al Ministerio de Defensa” (art. 7), de ser cierto lo que relata el diario marroquí
¿significa esto que el presidente del Gobierno y la ministra de Defensa no comparten la política entreguista de Moratinos?

¿Están Rodríguez Zapatero y Chacón desconfiando de la política entreguista a Marruecos de Moratinos después de los “fiascos” del ministro (el fracaso de la cumbre de Granada y la deportación de Aminatu Haidar, de alto coste político para el gobierno español, y que el propio ministro de Exteriores ha considerado el momento más difícil de su mandato)?

6º. ¿Se tratará en el debate sobre el estado de la nación en el discurso del presidente o en el del jefe de la oposición del estado de las relaciones con Marruecos ante esta situación?

7º. ¿Está el majzén preparando alguna “sorpresa” para los territorios españoles en el norte de África, habida cuenta de que el medio que publica esto es el diario oficioso del majzén?

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización del autor, Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en desdeelatlantico.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826