España, 16-12-2017

Multa de 1 millón de euros a la multinacional que vertió residuos tóxicos en Costa de Marfil

Ámsterdam (Holanda)
espacioseuropeos.com (27/7/2010)bidon-residuos-toxicos
El viernes un tribunal de la ciudad holandesa de Ámsterdam emitió la primera condena oficial contra la empresa multinacional Trafigura, declarada culpable de haber trasportado peligrosos desechos tóxicos desde la Unión Europea hasta África hace cuatro años. La empresa deberá pagar una multa de un millón de euros. El proceso se llevaba a cabo desde el 1 de junio contra la empresa, contra un empleado de la misma, contra el capitán del buque carguero Probo Koala que fue fletado por la Trafigura, contra la empresa APS de tratamiento de desechos, y contra el municipio, bajo cuya administración se encuentra el puerto de Ámsterdam.

Los cargos contra los inculpados son la violación de la ley europea sobre importación y exportación de desechos, omitir mencionar la naturaleza peligrosa de las sustancias, y hacer falsas declaraciones. Trafigura niega haber actuado ilegalmente y manifestó que estará estudiando el fallo con miras a una apelación.

Naeem Ahmed, el empleado de la multinacional que había coordinado la escala del buque en el puerto de Ámsterdam en julio de 2006, fue condenado a seis meses de cárcel, y a una multa de 25.000 euros. Sergiy Chertov, capitán del Probo Koala, fue condenado a cinco meses de prisión.

Ninguno de los dos se encontraba presente en el proceso, al que tampoco asistió ningún representante de Trafigura.

Después de hacer escala en el puerto de Ámsterdam, se abortó el proyecto de descargar y tratar los residuos tóxicos de hidrocarburos en ese puerto holandés debido a los costos elevados del mismo. La nave volvió a partir rumbo a Estonia y luego hacia África, en búsqueda de una solución más económica.

En el puerto de Abiyán, la principal ciudad de Costa de Marfil, se descargaron ilegalmente en varios lugares cientos de toneladas de sustancias venenosas. Las emanaciones causaron 17 muertos en los días inmediatamente posteriores al hecho, y casi 100.000 personas intoxicadas en lo que se considera uno de los escándalos más graves en relación con el tratamiento de desechos tóxicos.

La multinacional, con sedes en los Países Bajos y Suiza, jamás reconoció oficialmente su responsabilidad en los hechos, pero acordó extrajudicialmente el pago de indemnizaciones con el Gobierno marfileño y con 30.000 de las víctimas.

Esta es la primera vez que Trafigura enfrentaba cargos criminales desde que estalló el escándalo en 2006.

Por su parte, la ONG ecologista Greenpeace, que denunció el caso, expresó su satisfacción señalando que es una advertencia a las empresas multinacionales de no exportar basura tóxica al tercer mundo.

Las sentencias emitidas el viernes, aunque no se refieran directamente a las víctimas marfileñas, suponen un primer paso hacia el reconocimiento oficial de la responsabilidad de la empresa Trafigura.

En otro caso que afecta a la misma empresa, la Corte Suprema de los Países Bajos ordenó hace poco tiempo al tribunal de apelación de Ámsterdam que reexamine su veredicto sobre Claude Dauphin, uno de los gerentes de Trafigura, que en diciembre de 2008 había sido absuelto de todos los cargos relacionados con el transporte ilegal de desechos tóxicos hacia un país africano.

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Mundo Negro.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826