España, 25-09-2016

Trilateral Jiménez y la Gran Dama (I)

España
Cordura (15/8/2010)zapatero-y-trinidad-jimenez
Es básicamente irrelevante quién gane el año que viene las elecciones autonómicas madrileñas. Nada esencial cambiará. Los engranajes sistémicos no temblarán ni un milímetro porque lo haga uno u otro partido del régimen bipartidista plutocrático PPSOE que rige en todo el país.

Aun así, puede resultar instructivo señalar algunos detalles con vistas al nuevo paripé electorero que se nos viene encima. Particularmente en relación con el proceso de “primarias” abierto en el partido que opta (aunque es dudoso que ni sueñen con ello) a desbancar a la amenazadora Gran Dama de la Ultraderecha “Liberal” (la GDU”L”).

Tomás Gómez
En su carrera por gobernar Madrid, el hijo de emigrantes, el alcalde de las mayorías abrumadoras (en Parla), el líder que en alguna medida hacía una política distinta recurriendo a métodos vagamente asamblearios, el que fuera auspiciado por Zapatero para liderar la sucursal madrileña del PSOE, se ha topado ahora con el aparato central de este partido. Éste, blandiendo una extraña encuesta interna (y oportunamente filtrada a la cadena SER), ha decidido -eso sí, “primarias” mediante- que sea Trinidad Jiménez en vez de Gómez quien se enfrente a la GDU”L” en 2011. La razón argüida es que la susodicha encuesta atribuye muchas más posibilidades de éxito a la actual ministra de Sanidad que al ex alcalde.

Trini-Trili
Trinidad Jiménez
, de aires progres pero a la vez modosita y aplicada, ha sido la ministra de Sanidad encargada de gestionar la gripe A(rtificial). O sea, la “pandemia” que hace cosa de año y pico, frente a nuestra incredulidad, nos aseguraban que iba a asolar el planeta llenándolo de cadáveres. Ingente negocio para las farmacéuticas vía venta de vacunas. Vacunas que Trini compró a manos llenas (según algunas fuentes, ¡37 millones de dosis!) y de las cuales la mayor parte, gracias a Dios, quedó sin usar. Vacunas que, en vista del (aparente) fracaso de la campaña, se dijo -nos lo dijo Trini– que serían devueltas a las empresas fabricantes. Vacunas de las cuales ahora se nos dice -nos lo dice Trini– que, tras haber donado cuatro millones a la Organización Panamericana de la Salud, los seis millones aún restantes serán destruidos, con un coste adicional de 42 millones de euros para todos los españoles (o sea, para los mismos a quienes se quería vacunar contra una pandemia ficticia).

El escándalo correspondiente, con detalles que deberían enervar a cualquier amante de la justicia más elemental, no impedirá que ahora Zapatero premie a Jiménez por sus buenos servicios con esa candidatura a la Comunidad madrileña. Al parecer, con la aprobación de muchos encuestados. La lucrativa pandemia inventada no ha sido óbice para ello. Una señal más de lo poco, cada vez menos, que escandalizan los escándalos.

Por cierto, y por si tuviera algo que ver, la actual candidata zapateril para Madrid es miembro de la poderosa Comisión Trilateral, como consta en la web de esta, con todo, oscura entidad al servicio de un planeta globalizado (la misma que tiene al banquerote David Rockefeller como fundador y presidente honorífico).

Trilateral vs. Bilderberg
Sabido es que la inquietante Aguirre, la GDU”L”, ha participado en más de una sesión anual del exquisito Club Bilderberg. Y no parece haber renegado de ello. Se trata, al igual que la Comisión Trilateral, de otro foro donde una serie de magnates se reúnen para tomar decisiones políticas de gran alcance y lo hacen, por supuesto, al margen de los pueblos cuyo destino determinan. Plutocracia planetaria.

Nos encontramos así con la “fascinante” perspectiva (contando con que Tomás Gómez será derrotado por Trilateral Jiménez) de una competencia electoral tácita entre dos clubes siniestros: el de Bilderberg contra la Comisión.

¿Contra? En realidad, como no podía ser menos, tanto en uno como en otra participan miembros de ambos partidos del régimen español. Esto encaja si pensamos que éste es sólo una democracia sobre el papel. Un remedo patrio, cada vez más evidente, del régimen estadounidense, donde el el-club-de-bilderbergPSOE -con sus “primarias” y todo- hace las veces de Partido Demócrata, y el PP, las del Republicano.

Pero la confluencia entre el Grupo Bilderberg y la Trilateral es, en realidad, mucho más profunda. Basta pensar en que David Rockefeller (sí, el mismo) es también uno de los fundadores y miembros permanentes del primero. Un indicio más de la profunda unión PPSOE, por mucho que los dirigentes de uno y otro partidete a veces parezca que se llevan a matar.

Por un mínimo de sensibilidad democrática…
La bilderberger GDU”L”, conocida representante del sector más duro y visceral de la Derechosa (no en vano la apoyan personajes tan dulces y pacíficos como éste), independentista de pro (recordemos su deslealtad al estado en asuntos como la ley antitabáquica, la educación para la ciudadanía o los impuestos), obsesionada con privatizar la televisión autonómica (para sí), la sanidad y las escuelas (para sus amigos), no tendrá difícil derrotar nuevamente al candidato “socialista” de turno, a pesar de todo su carrerón al frente de la Comunidad (pero ya hemos dicho que el escándalo…). Ni siquiera Jiménez, en su día barrida por Ruiz Gallardón, parece una amenaza seria para su dominio.

No obstante, muchos sinceros socialistas y otras personas sensatas, asqueadas con la gestión de la GDU”L”, se sentirán tentados a pensar que Trini-Trili sería un mal menor frente a ésta y querrán votarla. Si es así, no estaría mal que recordasen lo que acabamos de exponer en los apartados previos. No se puede premiar, aunque así pretenda hacerlo el cada vez más mediocre y vendido presidente del gobierno, a una persona que ha participado desde nuestro país en lo que tiene la pinta de ser un delito contra la salud y la decencia a escala planetaria. Pero, aunque no hubiera sido así, una mínima sensibilidad democrática no debería consentir que durasen un segundo más en política personajes acostumbrados a reunirse en oscuros cenáculos para tomar decisiones a espaldas del pueblo.

Si te importa la democracia real, seguramente harías bien absteniéndote de apoyar a cualquiera de esas candidatas (o a sus partidos, en realidad) y preocupándote por denunciar la colosal impostura que ambas representan.

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Cordura.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826